Cocinera millennial: de 'Gran Hermano' al primer catering panameño

Cocinera millennial: de 'Gran Hermano' al primer catering panameño

Nohelia Vargas lanzó su emprendimiento, que fusiona sabores argentinos y panameños en formato catering. En dos meses, abrirá su primer local de delivery fusión

“Viví hasta los 5 años con mi abuela, que amaba cocinar y trabajaba haciendo viandas. Tengo una tía en Costa Rica que hace tortas y la familia de mi mamá también está en el negocio gastronómico. Así que se podría decir que mi vida siempre estuvo, desde el principio, vinculada a la cocina”, relata Nohelia Vargas, oriunda de Panamá.

Sin embargo, a la hora de elegir una carrera, se decidió por Comunicación Social. Aunque unos años le bastaron para darse cuenta que no era a lo que se quería dedicar. “Estuve como dos años en ese limbo, pensando qué hacer. Hasta que me di cuenta que lo que me gustaba era cocinar, hacer cosas manuales, la adrenalina y no trabajar en una oficina. Entonces decidí estudiar cocina”, relata.

“Pensé en ir a Perú, pero como había trabajado en una empresa de atención al cliente que también estaba en la Argentina, ya había estado de vacaciones y tenía amigos, preferí esa opción. Literalmente fue de un día para el otro. La empresa donde trabajaba estaba por hacer un recorte grande y aunque no me iban a echar, les avisé que me quería ir: con el cheque de la indemnización fui a la agencia de viajes que había en la misma cuadra y compré un pasaje a Argentina para el mes siguiente” recuerda.

Al llegar a Argentina se tomó un año para trabajar antes de empezar a estudiar, y así asegurarse estabilidad. “Hice de todo: repartí volantes, trabajé en cafés, fui moza, hasta que la sede argentina de la empresa en la que trabajaba en Panamá estaba necesitando justo a alguien en el puesto que había tenido en mi país. Lo tomé y, en paralelo, empecé estudiar la carrera de profesional gastronómico en la Escuela Argentina de Gastronomía”, cuenta Nohelia. Buscando involucrarse en el rubro gastronómico y perfeccionarse, en los últimos años de la carrera empezó a trabajar en restaurantes. Pero un pedido inesperado la llevó a comenzar un camino propio como emprendedora.  

¿Cómo surgió tu emprendimiento?

En 2015 se filmó 'Gran Hermano' de Panamá en la Argentina. Y un amigo me recomendó para que hiciera el catering durante 3 meses. Empecé a publicar las fotos en las redes sociales. De la Embajada de Panamá me pidieron un catering: no tenía una marca y ni siquiera una tarjeta personal para presentarle a la mujer del embajador. Empezaron a surgir más pedidos: decidí renunciar y dedicarme a esto full time en 2017

Panamá: las claves ocultas de un paraíso de ley

¿Qué servicios brindás? ¿Hacés comida argentina o panameña?

Hacemos caterings para eventos, cenas privadas y tenemos una tienda online donde se puede pedir finger food para llevar. En cuanto al menú, noto que el argentino está abierto a comer cosas nuevas pero cuando no conoce, te dice que no le gusta. Por eso hago un menú con algo de argentino, algo general internacional y trato de meter algo panameño para que la gente vaya conociendo la cultura gastronómica de mi país

¿En qué se destaca la gastronomía de Panamá?

En Panamá muchas veces nos hemos convencido de que no hay buena gastronomía y creo que es algo que se está rescatando ahora. Tenemos mucha cultura del maíz, como los tamales, que es común en varios países con distintos ingredientes: pollos de maíz, tortillas de maíz, changas. Y tenemos bebidas como el chicheme, que es de maíz con leche y es dulce. Se come muchísima fritura, pero en la parte atlántica hay mucho marisco también.

¿Proyectás quedarte en la Argentina?

Estoy muy contenta acá. Me adapté y también conocí a Facundo, mi pareja, y eso también me hizo quedarme más tiempo cuando todavía no había armado mi emprendimiento. Pero en un futuro me gustaría hacer algo en Panamá también. Estoy armando otro proyecto que vamos a lanzar en dos meses: delivery de comida argentina con influencia panameña. Si sale bien, me gustaría poner algo así en Panamá y vivir un poco allá y poco acá. Este nuevo proyecto se va a llamar Wapin, que en Panamá es un saludo de la zona de la costa atlántica, que viene a ser una abreviación  de ‘what's happening’. Creo que lo interesante del proyecto es que en la Argentina no hay nada panameño y de hecho somos una colectividad muy chica. Creo que esto le puede dar mayor visibilidad a la cultura gastronómica de mi país.

TAMAL DE OLLA PANAMEÑO - Por Nohelia Vargas

El tamal de olla vendría siendo una versión mas vistosa que el tamal común, envuelto en hojas de plátano o bijao, pero con el mismo sabor característico.

Ingredientes:

500 gramos de maíz colorado pisado, 250 gramos de cerdo (bondiola), 1 pechuga de pollo, 1 litro de caldo de pollo, 300 cc. de aceite de achiote, 3 cebollas, 2 ramas de apio, 1 zanahoria, 4 ajíes morrón rojo y verde, 4 dientes de ajo, 1 atado de cilantro, pimentón dulce, salsa de tomate ,100 gramos de arvejas, sal, pimienta y 8 aceitunas verdes

Procedimiento:

- En un bowl, poner el maíz con el doble de agua a remojar durante 12 hs.

- Pasado este tiempo, cocinar el maíz por aproximadamente 45 minutos o hasta que esté bien cocido.

- Hervir el cerdo junto con el apio y la zanahoria y el pollo, más 1 cebolla, 2 dientes de ajo y un poco de pimentón. Reservar el caldo del pollo, desmenuzar ambas carnes y saltear con una parte del aceite de achiote y las arvejas, condimentar con sal y pimienta.

- Para el aceite de achiote, en un sartén poner 1 cucharada de achiote en granos y 300 cc. de aceite a fuego bajo. Una vez empiece a hacer burbujas, apagar para que no quede sabor amargo y sólo despida el aroma y color. Filtrar con un tamizador y reservar.

- Para el sofrito de cebolla, rehogar la cebolla y luego agregar salsa de tomate.

- En otro sartén saltear el resto de los vegetales cortados irregularmente junto con el ajo, ya que luego se van a procesar con el maíz.

- Procesar el maíz con los vegetales salteados, cilantro, caldo de pollo, el aceite de achiote que nos sobró y condimentar con sal y pimienta a gusto.

- Servir bien caliente la masa de tamal junto con el relleno de carnes, el sofrito de cebollas, aceitunas y un poco de cilantro fresco picado.