MIÉRCOLES 20/11/2019

Típico: los argentinos no quieren celulares en los shows pero los usan

Así lo indica una encuesta realizada entre dos mil asistentes a diferentes espectáculos llevados a cabo en el país, y que revela la contradicción

Típico: los argentinos no quieren celulares en los shows pero los usan

Una investigación realizada por la plataforma internacional de venta de entradas Eventbrite, reveló que la mayoría de los adultos argentinos encuestados para el estudio respalda medidas para controlar el uso de teléfonos celulares durante espectáculos, ya que esto podría mejorar su propia experiencia y la del resto de los asistentes.

Entre las formas de restringir el uso de móviles más elegidas se destacaron: hacer un llamado de atención al público en la previa del evento (41%); controlar in situ las situaciones en las que se esté abusando de las grabaciones (17%) y crear “zonas restringidas” (13%).

La problemática no solo implica el hecho de grabar un video o tomar una foto en el momento, sino también los minutos que cada persona destina a editar y subir el contenido a las redes sociales. Ese tiempo los pone en riesgo de perderse partes importantes del espectáculo por el que seguramente pagaron, pero “no están” por estar “compartiendo”.

En este sentido, el estudio muestra que es el 70% de la gente, una buena mayoría, la que quiere minimizar las interrupciones, pero la mitad también admite que suele tomar fotos durante el evento.

El 65 % afirmó estar conciente de que capturar imágenes durante un show podría hacerles sentir que se están perdiendo el evento en sí. Sin embargo, más de un tercio estuvo de acuerdo en que registrar el espectáculo es parte importante de la experiencia. Este porcentaje crece entre las personas desde los 18 a 24 años, y entre 35 y 44 años.

“Existe una paradoja”, dice Pablo Mampel, del equipo de Marketing en Eventbrite: “el común de la gente piensa que está bien si usa su celular durante un evento, porque desean registrar ese momento único, pero cuando otro lo hace, se transforma en algo realmente molesto”.

“Vayan a cualquier show y se encontrarán con un bosque de brazos sosteniendo celulares y bloqueando la capacidad de visión de los demás, por ese motivo las personas que están detrás se sienten irritadas”, agrega Beatriz Oliveira, Jefa de Marketing de Eventbrite Latinoamérica.

Algunos artistas, como Adele o Alicia Keys, han pedido a sus seguidores que vivan el momento y se abstengan de usar sus teléfonos. Y en algunos casos han contratado servicios como la inclusión de inhibidores de señal. Otros, como los comediantes estadounidenses Chris Rock y Kevin Hart han prohibido directamente el uso por parte de los asistentes.

Andrés Calamaro es uno de los artistas locales que se encuentra abiertamente en contra de esta tendencia. “Cuando la audiencia no ofrece sus orejas y sus ojos a aquello que transcurre sobre el escenario, confirmamos entonces que la epidemia de teléfonos móviles en los conciertos no hace sino deteriorar la buena comunicación entre artistas y público. En otras palabras, transitar un recital con el teléfono en alto es tirar el dinero, desperdiciar un espacio irrepetible ya que no hay dos conciertos iguales”, comentó al respecto en sus redes sociales.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping