Paloma Herrera:

Paloma Herrera: "No me meto en política"

A dos años de su retiro del American Ballet Theatre, la ex bailarina habla de su presente como Directora del Ballet Estable del Teatro Colón, que lidera desde la salida de Maxiliano Guerra. 

La vida de Paloma Herrera, protagonista de la nueva edición de Clase Ejecutiva, no se mide en años sino en hitos: a los 15 firmó contrato con el American Ballet Theatre (ABT) de Nueva York, a los 17 logró ser la única latina admitida en el cuerpo de baile de la compañía, y con sólo 19 años se transformó en la Primera Bailarina más joven en la historia del ABT. A los 8 se había asomado por primera vez al Teatro Colón como estudiante del Instituto Superior de Arte y a los 41 volvió como directora del Ballet Estable.

A casi un año desde el inicio de su gestión, la exbailarina hace un balance de esta nueva etapa al frente de la institución, y marca los límites en un contexto donde la burocracia y los conflictos sindicales se mezclan con el baile: “Le dejé muy claro a María Victoria (NdR: Alcaraz, directora General del Teatro Colón), quien me convocó –me parece un ser maravilloso y acepté justamente por ella–, que mi arte es mi burbuja y no quiero que nada la toque. Ella me ayudó a confiar: tengo un apoyo increíble suyo y de todo su equipo. Pero también fui muy clara: no puedo con ‘¿Cómo podríamos arreglar?’, porque con la política no me meto. Yo voy, artísticamente, a hacer los cambios, a estar con los chicos en el estudio todo el tiempo, a llevar los mejores maestros, a que ensayen lo más posible, a que estén contenidos, a que cuenten con el mejor repertorio... Ese es mi foco: artístico, artístico, artístico. No me meto en política. En todo caso, me parece que la forma en que yo siempre hice política –por supuesto, tengo mis posturas– fue con el ejemplo. Porque hay mucha gente que habla pero después hacen cosas completamente diferentes. Mi carrera es un ejemplo de mi forma de hacer política: fui súper transparente, ética, trabajadora y quise siempre un estándar de excelencia. Y lo que dije fue lo que mostré. Para mí, eso es un ejemplo. Es muy fácil decirle a los chicos que son muy importantes los ensayos y que tienen que trabajar: lo cierto es que cuando iba de invitada al Colón, ellos veían que era la primera en llegar y la última en irme del teatro. Mi forma de hacer política es decir pero también hacer, y es haber dado un ejemplo de carrera”.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping