El dulce encanto latino

En los últimos años, el arte latinoamericano sembró más adeptos. Durante la última subasta de Christie's se vendieron obras por más de u$s 15 millones, mientras en Sotheby's superó los u$s 10 millones. Quiénes son los artistas que mejor cotizan en América y cómo se ubica el arte argentino que busca ganar presencia.

El dulce encanto latino

El arte latinoamericano todavía se encuentra lejos de estar entre las obras más cotizadas a nivel mundial. Sin embargo, sus figuras más representativas ya rondan volúmenes millonarios. A fines de 2017, la casa Christie's tuvo sus días de brillo de Arte Latinoamericano, cuando subastó un lote de obras por u$s 16,6 millones. Entre los mejores cotizados estuvo la obra The House, de Fernando Botero por el que un comprador pagó u$s 912.500. Esta pintura ilustra a un hogar colombiano de mitad del siglo XX, representa la melancolía que tuvo el artista tras su marcha a Europa, en 1952. 

Hubo más de una decena de las obras del artista colombiano, como Hombre y caballo y Autorretrato con naturaleza muerta, vendidas en u$s 792.500 y u$s 372.500, en Christie's. Pero, no todo es rosa. Así como unos lograron tener su comprador otros quedaron pendientes para el siguiente remate. Ese fue el desenlace que tuvo Lux perpetua, de Claudio Bravo, el único lienzo con un precio estimado superior al millón de dólares que quedó sin ser vendida.

Ante este escenario, Maximiliano Maito, coordinador ejecutivo del Museo de Arte Contemporáneo Buenos Aires (Macba), reconoce que "el arte latinoamericano siempre ha sido muy reconocido por curadores, historiadores del arte y por las instituciones museísticas. Esto se afianzó en los últimos años con la apertura de departamentos de arte latinoamericano en Universidades y Museos del hemisferio norte. Sin duda, 2017 marcó un camino de expansión y todo indica que este año, seguirá en amplio crecimiento".

Otra de las famosas casas de subastas, Sotheby's, también tuvo su celebración de arte latino. Llegó a recaudar más de u$s 10 millones  en su venta Latinoamérica: Arte moderno. Allí la obra mejor vendida de la jornada fue Personaje en un interior, del mexicano Rufino Tamayo, por la que pagaron u$s 1.935.000, con comisión incluida. Otra pieza que se vendió a buen precio fue Desnudo reclinado con pescado y frutas, del brasileño Emilio Cavalcanti, a u$s 1.575.000; seguido por Let any flowers Bloom, del chileno Roberto Matta, a u$s 915.000. 

Para Ignacio Gutiérrez Zaldivar, director de la galería Zurbarán, "hay una demanda sin importar la nacionalidad". Sin embargo, analiza el mercado de arte latinoamericano y destaca el comercio de las obras del mexicano Diego de Rivera. "Sus obras tienen compradores en cuatro continentes. De hecho, una de ellas la compró Eduardo Costantini en u$s 15,5 millones".

Las obras del heredero de la petrolera Standard Oil, David Rockefeller, tendrán su cita de remate entre el 28 de abril y el 11 de mayo en Nueva York. Según trascendió la casa Christie's habrá más de 1.500 piezas a la venta y entre los artistas más destacados estarán Pablo Picasso, Henri Matisse y Claude Monet. Se calcula que la recaudación alcanzaría a más de u$s 500 millones, que serán donados a 12 instituciones filantrópicas. 

En cuanto a las obras latinoamericanas que se subastarán, el nombre que más resuena y expectativa genera en el mundo del arte es el de Diego Rivera. Por los lazos conflictivos que tuvo el pintor mexicano con la familia empresaria. Por la famosa obra Los Rivales, "se espera que llegue a una base de u$s 7 millones", dice el especialista en arte Gutierréz Zaldivar. La obra fue el regalo de bodas de David y Peggy, en 1941, y será la primera vez que aparece en una subasta, incluso, desde su primera exposición en el MoMA (en 1931) estuvo pocas veces expuesta al público.

Argentinos globales

Así como México, Colombia, Brasil y Chile tienen referentes a nivel mundial, la Argentina tiene los suyos. Gutiérez Zaldivar los detalla: "Entre los argentinos solamente Pettoruti y Berni se han vendido en u$s 1 millón, y sus compradores son solamente argentinos y no de otras nacionalidades". 

Aclara: "Los artistas locales más buscados son: Emilio Pettoruti, Benito Quinquela Martín, Florencio Molina Campos, Antonio Berni, Fernando Fader, Cesáreo Bernaldo de Quirós, Nicolás García Uriburu y Rómulo Maccio. Mientras, entre los contemporáneos están: Guillermo Kuitca, Julio Le Parc, Guillermo Roux, Luis Felipe Noe, Antonio Seguí, Juan Lascano, Pablo Siquer y Ernesto Bertani".   

Desde los movimientos artísticos, para Gutierréz Zaldivar no se detectan vanguardias en América. "Hay casos aislados, como un joven rosarino Adrián Villar Rojas que con sus esculturas en adobe y barro tiene una gran presencia internacional. Esto se debe a que hoy el mundo está tan comunicado que es difícil encontrar vanguardias".

Por su parte, Maito detalla las dificultades que tiene el mercado argentino de arte que no le permite escalar: "Está muy depreciado en relación a sus pares latinoamericanos y en relación a otros países con economías emergentes. El circuito local debe dejar los reduccionismos generalizados y promover la producción y circulación de la obra de cada artista en particular, en busca de su inserción global sin la necesidad de incluirlos en una delimitación geográfica regional".

"En los próximos años el mercado de arte argentino tiene la posibilidad de expandirse radicalmente y ponerse a la par de los mercados de arte latinoamericanos y de los países emergentes. Para lograr este objetivo, el medio artístico local y sus interlocutores comerciales deben profesionalizarse y los coleccionistas deben invertir más", concluye el especialista del MACBA.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar