@nanainseul, la influencer que muestra el lado B de las celebridades en Instagram

@nanainseul, la influencer que muestra el lado B de las celebridades en Instagram

Entre sus tres cuentas suma casi 200.000 seguidores  fieles a su lengua sin filtro que denuncia las excentricidades y plagios de la farándula local: cómo logró levantar su propio emprendimiento a partir de las redes sociales.

El lugar de la cita es el Kitty Café de Myeongdong, el barrio joven de Seúl, capital de Corea del Sur. Celular en mano, parece que conversa sola. Pero no: en realidad, le está hablando a los más de 140 mil fieles de su cuenta @nanainseul en Instagram. Mientras avanza, filma y relata su vida diaria en la ciudad asiática en stories que sus fans no dejan de ver ni un solo día. A pesar de ser una de las instragramers argentinas más populares, esta bonaerense de 43 años dice no estar interesada en cosechar seguidores ni en ser llamada influencer. “Todo comenzó como un juego”, dice. Pero hoy ya tiene tres cuentas en esa red donde combina, extraña pero exitosamente, diario de vida, solidaridad, farándula, viajes, cultura y consultoría en marketing.

Además, se ha convertido en una especie de “voz justiciera” que, con humor ácido, “denuncia” a celebrities y marcas en su falta de originalidad. Ella fue la primera en revelar que el vestido de Ginebra –marca de Micaela Tinelli– usado por la Primera Dama Juliana Awada en su visita oficial a los Estados Unidos era copia (in)fiel de un modelo de Carolina Herrera que la Reina Letizia de España lució en un acto un año antes. También expone las inconsistencias de la farándula a la hora de chivear canjes y exalta con ironía la vanidad ostentosa con que esos personajes se exhiben (y lucran). Esos contenidos han hecho que sus opiniones se viralicen de manera tal que las revistas y programas de chimentos están atentos a sus posteos desde el otro lado del mundo.

¿Qué es ser un verdadero influencer?

Creo que en la Argentina todos los términos se van arruinando. Hoy, cualquier nenita que está de moda se pone el término que quiere: it girl, influencer o compra seguidores y ya es una instagramer. Para mí, influencer es una palabra muy fuerte, con un significado muy serio y marcado: es aquel que puede dejar un mensaje más allá de lo frívolo, que puede generar un impacto en la gente desde el alma, desde lo espiritual o desde algo realista que te pueda hacer frenar y pensar. Es comunicar de verdad, acercándose a la gente desde el lado más auténtico que uno tiene.  Es influir para bien, no para donde te convenga o para el que te paga. Siempre hay que influir dejando algo positivo con el mensaje.

¿Por qué @nanainseul?

Instragram es mi fetiche. Es una forma de diversión, de desconexión. La cuenta al principio era personal: compartía fotos de mis hijos, de mi familia, de mis momentos. Luego empecé a mostrar los países por donde andaba, las ciudades, y también parodiaba mi incomodidad en situaciones cotidianas. Por ejemplo, me encontraba con que tenía que ir a lavar la ropa y el tablero de la máquina era todo en coreano. Hacía videos diciendo: “¿Qué hago? ¿Qué dice?”. A raíz de mi nueva vida acá, la cuenta dio curiosidad, supongo, porque Asia lo genera… Un día empecé a hacer #pasandorevista. Y comencé a subir las fotos de los semanarios de chimentos argentinos preguntándome: “¿Qué se puso? ¿Por qué salió en culo?” Y así fue creciendo…

Los posteos que más revuelo generan son esos en los que escrachás a los famosos y sus frivolidades…

Lo único que hago es subir un escalón de lo que ellos mismos exponen. En definitiva, es lo que quieren mostrar: que viven en Puerto Madero, que se compraron esta cartera, que van a tal restaurante… ¡Y para mí es ridículo! Pobre infeliz el que tiene que subir una foto para mostrar lo que se pudo comprar. Me da lástima. No digo que no se compren artículos de marca, pero hacelo si te da placer, si disfrutás del diseño… Hacelo para vos, no para los demás. Me hace mucho ruido eso de estar constantemente mostrando: hay toda una generación que al final pareciera que sólo persigue eso… Claro que hay muchos con los que no me meto, porque son personas con perfil bajo y podés ver que quieren mantenerse así. ¿Pero el resto? Yo sólo te reposteo lo que vos estás destacando.

¿Pero no te afecta el efecto boomerang?

Vuelvo a lo mismo: como la cuenta es un juego… (cara de indiferencia). No soy una famosa que tiene que mantener una imagen porque sale en la televisión, tiene una obra de teatro o un programa. Esto es por diversión, y tanto mis hijos como mi marido lo saben. Mi vida no pasa por ahí, como sí para muchos de los que hablo...

¿Creés que, de alguna manera, los que te siguen, están entendiendo que hay un mensaje más profundo, más allá del humor sarcástico?

Ahora, que cada vez se suma más gente, sí soy más consciente de que se genera esa empatía por lo real. Hay una frase que se repite constantemente: “Decís lo que todos piensan”. La mayoría de la gente no tiene un canal de expresión en donde te lean tantos otros, y sienten que su pensamiento queda en la nada. Entonces, al expresarlo soy como su alter ego. Es un: “Lo digo a través tuyo”. Creo el mensaje está claro. Quizás al principio se confundía por el sarcasmo y los chistes. Pero ahora la gente ya me conoce.

¿Creaste otras cuentas para aprovechar la racha del éxito?

Llegó un momento que sentí que tenía que empezar a dividir un poco. A veces me parece que es demasiada información para una sola cuenta, y quizás para el lector puede ser muy pesado. Están aquellos a quienes sólo les interesa el #pasandorevista y no les interesan los viajes, que ahora hago a través de @nanainseulviajes. Por eso me pareció que estaba bueno separar.

También estás haciendo asesoría en marketing a través de @nanainseulbranding, donde das tips sobre cómo sacarle provecho a IG, dirigido a emprendedores…

Vengo del mundo del marketing, más el hecho de que conozco mucho esta red por estar desde sus comienzos hace más de 6 años. Entonces, le encontré esta veta con los emprendedores porque me doy cuenta de que necesitan una mano. Muchos están muy perdidos y lamentablemente no hay suficientes propuestas para aquellos que recién están empezando y no tienen el dinero necesario para recibir una orientación y aprender lo básico sobre cómo arrancar.

¿Asesorás gratis a todas los cientos de personas que te consultan a diario?

A raíz de que empecé a dar un par de tips, me empezaron a preguntar y a hacerme muchas consultas. Les puedo contestar algunas inquietudes, pero si quieren un análisis al detalle, por supuesto que cobro, porque mi tiempo vale. Está bueno aprovechar toda la experiencia que me dio Instagram y además ayudar a la gente, pero ojo: la idea no es salvarme con este proyecto. Mi idea es cobrar un mínimo y donarlo. De esta manera virtual y part time me funciona por ahora, porque no me puedo comprometer con un trabajo a tiempo completo por el tipo de vida que llevo.

Comentarios1
Betty Betty
Betty Betty 26/10/2017 10:05:31

me gusta mucho leer a Rodrigo Cañete en loveartnotpeople.org....combina arte, farándula, política .... con un humor ácido e inteligente

Shopping