MIÉRCOLES 28/10/2020
Pet Sitting: es argentina y viaja por Europa gratis cuidando mascotas

Pet Sitting: es argentina y viaja por Europa gratis cuidando mascotas

Florencia Giaquinta es comunicadora social y trabaja de forma freelance y remota. En junio decidió probar trabajar y viajar y descubrió la modalidad de Pet Sitting, en la consigue alojamiento gratis a cambio de cuidar mascotas.

Viajar es, sin duda, una de las prioridades de las nuevas generaciones. Tanto millennials como centennials buscan cada vez más salir al mundo para conocer nuevos lugares y culturas. El desafío, muchas veces, es cómo mantenerse económicamente y si bien existen muchas formas de viajar, desde hace unos años se sumó una nueva tendencia: el Pet Sitting, es decir el cuidado de mascotas a cambio de alojamiento.

Florencia Giaquinta, alias @luli_gia en Instagram, tiene 33 años, es comunicadora social y trabaja de forma freelance y remota para una consultora en comunicación interna. Siempre le encantó viajar y decidió probar trabajar desde el exterior, así que habló con las directoras de la agencia para la que trabaja y no hubo problema. El 25 de junio partió para Londres, donde vive su hermana, como primer destino.  El desafío era cómo poder recorrer Europa trabajando sin gastar demasiado. "Hay una película que se llama El descanso en la que las protagonistas intercambian casas y lo primero que hice fue buscar si existía algo así. Preguntando por ahí, alguien me comentó que lo que sí existía era el Pet Sitting. Investigué, pagué la membresía en dos sitios web distintos y empecé a tirar aplicaciones hasta que me aceptaron en una granja en Dinamarca para cuidar cuatro caballos, unas gallinas y una gata", relata Florencia desde Basilea, Suiza, donde se encuentra cuidando dos gatas y unos camarones. 

"Tuvimos una entrevista por skype con los dueños que me preguntaron si sabía de caballos y dije que había andado en alguno nada más, pero me dijeron que me iban a explicar todo y me dejaron una bici para poder moverme. El supermercado mas cercano estaba a 5 km y medio así que anduve mucho en bici por paisajes increíbles. Al principio me daba miedo acercarme al corral de los caballos, hasta que fui ganando confianza y la experiencia me encantó", relata sobre el alojamiento en el que estuvo 15 días y que fue, hasta el momento, lo más distinto que le tocó hacer. En su recorrido, por distintas ciudades europeas, en su mayoría cuidó gatos y perros.

En el Pet Sitting la persona no cobra por hacer el trabajo pero sí se ahorra el alojamiento. "Si bien continúo trabajando para Argentina, es una facturación en pesos así que sin el Pet Sitting no lo hubiese podido hacer, ya que me permite no gastar en alojamiento y cocinar para no tener que comer afuera", explica Florencia, que además alquiló su casa en Buenos Aires por Airbnb para tener un ingreso extra.

"Como trabajo desde la casa, puedo ocuparme y jugar con las mascotas sin problema que es el objetivo del intercambio. Ser pet sitter es ser la persona responsable por cuidar a una mascota. Acá la idea es que los dueños se van de viaje por cualquier motivo, y te dejan la casa 100% para vos a cambio de que cuides a los animales que haya. Puede ser cualquier tipo de animal: reptiles, gallinas, chanchos, cabras, caballos, peces, perros, gatos, tortugas, conejos... hay de todo. Incluso algunas páginas te permiten filtrar por animal", explica.

"Cada 'sit' tiene requerimientos únicos: hay animales que no pueden estar más de 2 hs solos (por distintos motivos). Otros que está todo bien si te vas 8hs y volvés para sacarlos a pasear. Cuidar gatos siempre te da mucha más independencia que cuidar a un perro. En mi caso, estoy bastante en las casas con los animales porque trabajo desde ahí. Pero también tengo tiempo de salir a recorrer las ciudades", agrega.

Cómo funcional el Pet Sitting

Si bien aclara que hay muchas opciones, Florencia recomienda dos sitios:  MindMyHouse y TrustedHouseSitters. "Ambos son pagos, se abona una membresía anual. En La 1ra sale unos u$s 20 y la 2da u$s 120 pero hay un truco para ahorrar: no pagar en dólares ya que se puede elegir con qué moneda se quiere pagar la membresía y al hacerlo en pesos, como no tienen el valor de nuestra moneda actualizado, toman $1 = u$s 10. O sea que pagás $1200", explica. 

"Lo primero que suelen pedir las páginas de Pet Sitting es la foto del DNI y foto tuya con el DNI así verifican tu identidad, luego te sugieren subir un video de presentación, llenar tu perfil, con qué animales te gustaría cuidar, fotos con tus mascotas, gustos, la idea es que te conozcan lo suficiente como para confiarte el cuidado de su mascota y de la casa", explica Florencia, que en Buenso Aires tiene dos gatos. Terminada la estadía, que puede ser desde 1 día a 6 meses, los dueños dejan comentarios y evalúan la comunicación (hay que gente que pide reporte de su mascota), la limpieza, como encontraron a sus mascotas y eso te va rankeando", relata. 

Además, cuenta Florencia que se puede cuidar también de a dos, de a tres, o de a cuatro personas y que hay ofertas que incluso prefieren que vaya una familia con chicos, porque sus mascotas están acostumbradas a jugar con niños. "Con respecto a las normas de la casa, a veces los dueños piden verte un día antes (y esa noche compartís la casa con ellos) para explicarte cómo funciona todo, ver cómo interactuás con la mascota, etc. Otras, simplemente te dejan todo por escrito", explica. ¿Y si le pasara algo a un animal? "Si es algo ajeno a tu responsabilidad, supongo que solo el mal trago. Por lo general, te dejan (o hay que pedir) los contactos de veterinarios de confianza en cada lugar", concluye.

Consejos para ser contratado como Pet Sitter

  • Escribir una buena carta de presentación personalizada (idealmente en inglés o en el idioma nativo del/la dueña), explicar por qué querés cuidar a (NOMBRE DEL ANIMAL), dar a entender que leíste bien el perfil y no que solo querés ir por la casa gratis
  • Otro buen tip es siempre ofrecer una entrevista por Skype o WhatsApp para que te conozcan y puedan hacerte todas las preguntas que necesiten. Yo siempre ofrezco esto porque me pongo en su lugar de dejar a mis gatitos con un/a desconocido y re haría la videoconferencia.
  • ¿Es necesario hablar inglés? A menos que sepas hablar el idioma del país de destino, sí, vas a tener que poder comunicarte con los dueños en algún idioma en común, y por lo general es el inglés.
  • ¿Cómo consigo las referencias? Esta es la parte difícil. Trusted Housesitters te permite incluir algunas referencias externas a la plataforma (pedírselas a amigos). Después, una vez que hiciste tu primer sit, te van a evaluar y vos podrás también evaluar a la otra parte.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar