MIÉRCOLES 13/11/2019
Eduardo Novillo Astrada:

Eduardo Novillo Astrada: "Tenemos la chance de mejorar el polo a nivel mundial”

Por primera vez, el flamante presidente de la Asociación Argentina de Polo (AAP) es un jugador en ejercicio. En diálogo con El Cronista, sus ambiciones, ideas y hasta su opinión sobre la Selección de Fútbol.

Los Novillo Astrada tienen una reconocida trayectoria en el deporte, de hecho, la “Gran Familia del Polo” es una de las más apreciadas en el ambiente. Ilustre representante, Eduardo (uno de los hijos de Eduardo “Taio” Novillo Astrada y Verónica Devoto ) es el actual presidente de la Asociación Argentina de Polo, y tiene -además de una hermana, Verónica- otros cuatro hermanos que supieron competir en el deporte: Miguel, Ignacio, Alejandro y Javier, este último fallecido en 2014 a los 37 años, por una enfermedad terminal que enlutó a la comunidad del polo. En la actualidad, Eduardo Novillo Astrada –que alterna su rol de dirigente con la de jugador junto a sus hermanos en La Aguada Las Monjitas– encabeza una gestión que, en poco tiempo, agilizó los cambios para popularizar el deporte y reunir a equipos y jugadores. Durante la presentación de La Aguada Las Monjitas, en Open Door, entre asado y “polo bike”, el dirigente habló de sus ideas, la proyección del polo y los cambios que introdujo -entre ellos, nuevas reglas y modificaciones en la competencia. Fue justo después que una lesión lo dejó afuera del Abierto de Tortugas, en el comienzo de la Triple Corona.

¿Fue una caída real de jugador o el estrés de ser presidente de la AAP?

(risas) Por ahora, creo que no. Corcoveó la yegua y tuve una caída terrible. Por el dolor, pensé que me había roto la cadera o la pelvis. Por suerte, no hubo nada óseo. Duele, pero pienso que llego para Hurlingham (N.d.R.: todavía se encuentra lesionado).

En diciembre se comenzó a idear y este año se terminó de formar la Unión del Polo como entidad internacional para fomentar el deporte. ¿Cómo se te ocurrió?

A mí no se me hubiese ocurrido nunca, fue algo que me plantearon los otros jugadores. Son cosas que a uno le llegan en la vida y, cuando llegan así, hay que decidir. Creo que, entre todos, tomamos la decisión correcta. Me llegó antes de lo que me hubiese imaginado, así que ahora a ponerle garra y hacer las cosas bien. Es una oportunidad para cambiar el polo y hay que aprovecharla.

Pero parece que ya tiene resultados, hasta a los jugadores se los ve más unidos fuera de la cancha…

Creo que el nombre fue buenísimo, se le ocurrió al ruso Heguy (Eduardo, de Chapaleufú) y sí, creo que hay buen clima, no de lluvias (risas). Es un poco lo que pido. Yo soy el nombre que está ahí como presidente, pero es un nombre no más. Represento y escucho a todos, y vamos a tratar de hacer lo mejor. Los que estamos al frente somos un equipo. Hay un ideal, un proceso que se ha formado en pos de mejorar el deporte. La buena onda también se ve en la cantidad de público que está yendo a los partidos. Ojalá que siga así.

¿Qué balance están haciendo de los cambios de normas? ¿Se pudo aplicar correctamente la modificación de las reglas?

Como todo cambio, necesita un tiempo de adaptación. Pero creo que empezamos bien. Los jugadores que estaban en contra de algunas reglas, hoy están a favor. Se vio en los primeros partidos de Tortugas: fueron divertidos, con mucho ritmo, muy abiertos. Los cambios siempre vienen bien y suman.

¿Las lluvias complicaron mucho el arranque de la Triple Corona?

Creo que, a pesar de las lluvias, Tortugas salió muy bien. Era lo mejor para el polo, que se juegue. Se pudo jugar y terminar. Con el calendario apretado y las lluvias que tenemos, estamos en fecha y eso es importantísimo. Trataremos de tener una Triple Corona unificada.

El Campeonato Argentino Abierto de Polo volvió a ser declarado de Interés Nacional: ¿símbolo de los nuevos tiempos?

La verdad es una muy buena gestión que llevó a cabo Maxi Funes (N.d.R.: responsable de Relaciones Institucionales de la AAP). Hay que felicitarlo. Estuvo atrás de eso hace mucho tiempo y, por suerte, lo logró.

¿Cómo sentís la proyección internacional del polo argentino a partir de tu gestión?

Creo que tenemos que abrir puertas. Tenemos que tomar el liderazgo del polo mundial, en organización de eventos, en cambio de reglas, en traer más gente a ver partidos, en un montón de cosas. Eso es un deber que tiene el polo argentino y vamos a tomar el protagonismo.

¿Se puede ser jugador y dirigente? ¿Cuál elegirías?

Es difícil. Lo voy a intentar. Y si veo que no se puede, no se puede. Justo me llegó en una etapa de mi vida en que estaba más cerca del retiro y jugando más con mis hijos que siendo polista. Me llegó, por ahí, dos o tres años antes de lo que me tendría que haber llegado. Uno tiene que hacerle frente a las cosas que le tocan en la vida y a mí me tocó está, y le voy a poner garra.

¿Qué rol tienen los equipos de trabajo en tu vida?

Como polista y como dirigente, siempre me gustó trabajar en equipo. Creo que la clave es agarrar un buen equipo y hacer sentir importante a cada miembro, y que vayamos tomando todos importancia. Ese era mi fuerte como jugador y espero que lo sea también como dirigente.

La Dolfina es el “dream team”. Ellerstina, y salvo algún que otro batacazo, tratan de pelear algunos títulos. Mientras, los espectadores quieren un poco de adrenalina. ¿Es posible salir de las clásicas finales?

Algo va a haber que hacer. Lo analizaremos primero, lo charlaremos con los jugadores y veremos qué se puede hacer para el bien de todos. Después de ellos, vienen todos muy parejos.

Como dirigente, jugador y fanático de River: ¿cuál es el problema de la selección argentina de futbol: psicológico, dirección técnica o la unión como equipo?

La dirigencia. La dirigencia de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) afecta a la selección. Y no solo a la mayor, también a la de los juveniles.

 

Comentarios1
Eduardo Ramos
Eduardo Ramos 14/11/2017 10:15:48

Un Capo.. Un ejemplo a seguir..

Shopping