Dejó su carrera corporativa y creó una plataforma digital de fitness emocional

Dejó su carrera corporativa y creó una plataforma digital de fitness emocional

A los 40, Mariana Ferrari era chairman de Marketing de una compañía internacional pero decidió abandonar su carrera cuando el work-life balance dejó de funcionar. Convertida en coach, asegura que nada más alejado del éxito que el esfuerzo. 

“No tenía una visión de adónde quería llegar en el mundo corporativo, ni que quería hacer una carrera corporativa. Me iba bien, iba progresando”.  En 1998 el famoso ‘gen emprendedor’ de Mariana Ferrari estaba en proceso germinal, una preview de lo que sería su proyecto actual: Dooit, una plataforma de fitness emocional que busca “generar un contenido específico para empoderar a la gente a desarrollar su capacidad de pensar en grande”, la cual ya fue contratada por un banco internacional.

A fines de la década del '90 creó la agencia de Relaciones Públicas Ferrari y Asociados y después –como muchos argentinos en los comienzos del nuevo milenio– emigró a España. Recaló en la sede de Young & Rubicam y ascendió hasta convertirse en directora. Luego fue chairman Marketing de ING (en realidad Ferrari estaba a cargo de todas las áreas que estuvieran en contacto con el cliente). Entonces, cambió todo.

Había sido una jornada agitada de reuniones, ya era tarde y el día todavía no terminaba. Aunque Ferrari había tenido un ascenso meteórico sobre la autopista al cielo del sector corporativo no había tenido tiempo, literalmente, de ir al baño en todo el día. Mientras escuchaba los mensajes de sus hijos preguntándole si iba a llegar a tiempo para cenar o si la iban a poder ver antes de su viaje a Australia, agendado para al día siguiente, Ferrari finalmente se dio cuenta de que había llegado a un tope. No de su carrera, pero de su vida afuera del trabajo.

Las 27 horas que siguieron (el tiempo que le tomó el viaje de España a Australia) fueron de reflexión. La primera pregunta, de manual, fue cuestionarse qué era lo que realmente quería. Pero estaba errada: después de todo, ¿hay mucha gente que no quiera tener un buen puesto, en una buena compañía, con un buen sueldo y poder mandar a sus hijos a un buen colegio? Así que el siguiente paso fue indagar cuáles eran las cosas que valoraba. Y la respuesta fue inmediata: sus hijos y su libertad. Nada que ver con las cosas anteriores.

“Ahí decidí que el mundo corporativo no era para mí. Entonces empecé un trayecto de mucha búsqueda personal y me fui a los Estados Unidos”. Fue mientras revisaba las góndolas del aún no extinto Blockbuster que tuvo otra señal: un video de Deepak Chopra sobre las 7 leyes del éxito que cayó a sus pies. Una de las lecciones que aprendió –revolucionaria, porque iba en contra de todo lo que se suele inculcar en el ámbito laboral– es que el éxito no  requiere sacrificio. “La mente hace una ecuación constante: ¿esto me genera dolor o me genera placer? Si me genera placer me acerca y si me genera dolor me tira para atrás. Y esto es el 97 % de nuestra mente. Son procesos automáticos subconscientes e inconscientes. ¿En la mente, la palabra esfuerzo, genera dolor o placer? El esfuerzo no lleva al éxito. Estamos tan mal educados con todas esas creencias de sacrificios, tantas creencias equivocadas”, explica Ferrari.

De pronto, en la entrevista, palabras como esfuerzo o sacrificio son reemplazadas por otras como pasión, inspiración e innovación. "El éxito tiene un montón de componentes, uno de ellos es tener modelos cercanos que te inspiren, porque la inspiración es súper importante –señala Ferrari–. Uno de los problemas que tiene América latina es que los grandes éxitos pasan afuera, en un marco muy lejano a nosotros. Tenemos que empezar a buscar héroes locales, como los unicornios que tenemos (MercadoLibre, Despegar.com y Globant), pero que hablen de su vida, no de su unicornio. Que hablen de cómo llegaron, cuáles fueron los desafíos que sortearon, qué piedras tuvieron que superar en el camino. Entender la configuración mental de esa gente, qué tuvo que pensar, qué tuvo que creer, qué le apasionó, cuál era su propósito para llegar a crear lo que crearon".

"Para mí el éxito es como una estrategia para ser feliz: no te tenés que olvidar de tus valores y de tu propósito. Porque cuando uno piensa en el éxito como suceso económico, ahí es donde se equivoca. Después vemos tantos casos de gente muy exitosa económicamente que se suicida... Uno tiene que pensar qué es lo que realmente lo hace feliz y qué necesita para serlo. Después se trata de ponerse metas y lograrlo. El éxito, en definitiva, es lograr lo que uno quiere y saber que uno puede lograr lo que quiere", cuenta Ferari.

Como una suerte de Netflix, con un contenido curado con base en fitness emocional según Ferrari, Dooit se propone "llevar el contenido de mejor calidad en todas las áreas que son relevantes hoy: innovación, creatividad, desarrollo mental, transformación digital. Pero no nada más desde las cosas que están apareciendo en tecnología –aclara– sino sobre todo la transformación digital desde la persona y el cliente, cómo nos transformamos los seres humanos para subirnos a esa era digital. Es una plataforma multiformato: tiene videos, podcasts, artículos, infografías, hacemos resúmenes de libros que por ahí en español nunca se publican. La motivación es llevar a la gente a que tome acción en función de desatar su máximo potencial. Y cuando vos desatás tu máximo potencial, ¿qué pasa? Sos feliz", resume.

Comentarios5
Daniela Lwc Comm
Daniela Lwc Comm 07/09/2018 07:45:22

Que barata debe ser la publicidad no tradicional en diarios para que esta mujer pague semejante nota hablando de obviedades y lugares comunes.

fernando gonzalez
fernando gonzalez 06/09/2018 07:05:12

Al final trabaja en marketing pero propio

fernando gonzalez
fernando gonzalez 06/09/2018 07:04:19

Al final trabaja en marketing pero propio

Lizzie Grillo
Lizzie Grillo 04/09/2018 05:28:24

Globant? Estas segura? Desde que nombras a una empresa terrible para trabajar como Globant, todo lo que decis se viene al piso. Informate antes.

luis alberto
luis alberto 02/09/2018 07:42:46

bla bla bla... su "éxito" depende de los gilastrunes que pagan por engañarse. un "currito"... (ya con su "gurú" está todo dicho)