Daniel Catzman, Director ejecutivo de AAPA: "Los parques de diversión y centros de entretenimiento están al borde de la quiebra"

La Asociación Argentina de Parques y Atracciones (AAPA) reúne a los principales exponentes de este importante sector del negocio del entretenimiento del país, que atraviesan un drámatico momento.

Daniel Catzman, Director ejecutivo de AAPA:

El sector del entretenimiento está muy golpeado en el marco de la crisis del coronavirus. Vive de los ingresos por venta de tickets y emplea miles de personas, pero en este momento no sólo no genera dinero sino que además no recibe ayuda del Gobierno.

AAPA, es una Cámara con unos 50 asociados, como Temaiken, Mundo Marino, Aventura Center o Sacoa, con 170 puntos de venta, pero también abarca proveedores.

- ¿Cómo está el sector?

- El panorama del sector no es malo, es pésimo. Venimos de una mala racha, de una recesión que nos pegó duro, con caídas interanuales muy importantes. En 2019 el aumento de facturación de un año a otro, dependiendo del parque o del tipo de operación o ubicación, estuvo dentro del 15% o 25% más en pesos, con una inflación del 55%. A esto hay que agregarle que los sueldos aumentaron fuertemente, aumentó la luz, aumentó todo y los ingresos en números constantes bajaron, y con esta situación de la pandemia llega el golpe de knock out. Los parques están cerrados hace varios días.

- ¿Y cuál es el plan?

- El título del plan es "Sobrevivir", no hay otra forma, tratar de conservar las fuentes de trabajo. De nuestra industria viven 15.000 empleados más todas sus familias, se trata de conservar los puestos pero no se sabe hasta cuando. No todas las empresas tienen resto como para afrontar los costos sin poder operar durante mucho tiempo. Y el panorama es que no se va a operar por mucho tiempo, porque más allá que vayan liberando algún tipo de actividades, estamos convencidos que ésta no va a ser la prioridad. Tampoco creemos nosotros que sea lógico.

Están saliendo algunos decretos del Gobierno que pueden llegar a alivianar un poco esto, pero el primero que salió es una ayuda para los que tienen menos de 25 empleados. No si esto terminará siendo así o si lo seguirán ampliando pero acá estamos muy golpeados, somos parte del turismo, y ellos están peleandola. La cámara que tiene Turismo está haciendo un muy buen trabajo, nosotros estamos alineados con ellos, esperemos que salga algún tipo de paliativo. Sabemos que no sobra el dinero, que la situación económica del país está mal, pero el tema acá es evitar el quiebre de empresas.

Uno de nuestros operadores abrió recién un parque en Neuquén, y lo tuvo abierto media hora hasta que le dijeron que lo cierre.

- ¿Hasta cuándo pueden cubrir salarios?

- Algunas empresas tienen para pagar marzo y otras no saben como van a hacer.

- ¿Tuvieron contacto directo con el Gobierno?

- Como nuestro interlocutor con Gobierno es Turismo le mandamos una carta al ministro Matías Lammens. Le pedimos una entrevista, pero para cuando se calme un poco todo.

- ¿Teniendo en cuenta las diferentes crisis, ¿es redituable este negocio?

- Entre crisis y crisis este no es un negocio para decir que uno se va a hacer millonario pero es un negocio donde los inversores puede recuperar su capital y conseguir un pequeño retorno. En este momento negocios productivos en la Argentina o que den dinero, produciendo cosas o dando servicios, no hay muchos. Puede ser que algunos hayan hecho mucha plata con negocios financieros, pero nosotros estamos muy alejados de eso y más aún, somos de las industrias más intensivas en mano de obra, la proporción que tenemos de mano de obra es altísima por el tamaño de nuestras operaciones.

- ¿Cuanta gente asiste anualmente a los parques y centros de entretenimiento?

- Estamos en 37,5 millones de visitas anuales según datos del año 2017. Esto abarca público que asistió desde un local de Sacoa hasta un parque como Temaikén. Decir un promedio de precio de ticket es imposible porque hay ingresos de todo tipo, hay colegios, corporativos, etc. Los números son muy relativos.

- En algunos casos son predios muy grandes ¿como se sostiene en términos de gasto de servicios, impuestos, alquileres..?

- Con ingresos, cuando no hay ingresos no se sostienen. En este momento están todos cerrados salvo los grandes que tienen una mínima dotación de seguridad, y los que tienen animales tienen veterinarios, gente que les da de comer, esos siguen trabajando

- ¿Beneficios impositivos?

- Ninguno, todo lo contrario, pagamos en algunos casos impuestos nacionales, provinciales y municipales, y estos últimos son "a discreción". Hay otros países en donde nuestra actividad no paga IVA pero no es Argentina el caso

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar