Cormillot:

Cormillot: "Volver a lo anterior sería nefasto, pero no estoy contento con el Gobierno"

El reconocido médico nutricionista toma distancia de la grieta. Advierte que ni siquiera el oficialismo tiene hoy "una perspectiva clara sobre el futuro", y pide "fortalecer el recurso humano" para revertir la crisis. 

Con más de 50 años de trayectoria como médico especializado en nutrición y obesidad, comunicador y educador en temas de salud, el reconocido doctor Alberto Cormillot es pura vitalidad. Sus 80 años no le impiden abordar nuevos desafíos y mantener aquellos que lo han hecho trascender la pantalla. Es que hoy, además de dictar clases en la universidad, hacerse cargo de su clínica y dirigir su revista 'Vivir mejor', es columnista del programa Cada mañana, de Radio Mitre, figura clave en 'Cuestión de peso', en Net TV, y este año lo espera con dos nuevas propuestas televisivas en Canal 7 y Metro. 

¿Cuál es el tema que más le preocupa y cree que debería trabajarse más a nivel país?

A mí una cosa que me preocupa es el tema educativo. Yo pienso que todo comienza, continúa y termina con la capacitación. No hay país que salga adelante sin un fuerte programa de capacitación de la gente. Los países no salen adelante con programas económicos si no se invierte en educación, eso ya se demostró que no funciona. Siempre me pregunto cómo puede ser que haya cientos de miles de niños que dejan la escuela primaria, porque eso les deja un futuro muy difícil. 

¿Qué otras problemáticas llaman su atención?

Sin dudas, el tema de la salud y la ausencia de medidas preventivas en nuestro país. En la Argentina, tenemos un ministerio de Salud (sic) que da vacunas, remedios para enfermedades como el VIH, infecciones y demás, que está muy bien, pero creo que somos un país donde falta trabajar el concepto de lo que es protección primaria. No hay gente tomando la presión en las calles o educando desde los medios públicos en temas de nutrición, como por ejemplo, sobre cómo cocinar de forma adecuada. La gente come siempre las mismas cosas, no sabe cómo comprar en épocas complicadas, no se transmite sobre a quién y cómo consultar a un especialista, o cómo se deben interpretar las noticias que se publican sobre estos temas. Es un país donde pululan mucho las creencias y los mitos, se confunde una opinión con un hecho o una mentira. Y nadie sale a contestar, regular o educar a la gente en ese sentido. Y después, por supuesto, me preocupa lo que le preocupa a todo el mundo: la inestabilidad económica y la inseguridad

¿Cuál es su mirada sobre el presente económico?

Por ahora, no hay nadie que intente ser demasiado optimista. Ni siquiera los que conducen el país. No hay una perspectiva clara sobre el futuro (por parte del Gobierno), y si no lo saben ellos, cómo lo vamos a saber nosotros. Creo que es necesario fortalecer el recurso humano, que es lo más importante en un país, porque el recurso humano es salud, comida y educación. 

A tres años de la asunción de Cambiemos, ¿cuál es su reflexión sobre la gestión y el giro que tuvo el país?

Cambiaron muchas formas de comunicarse con la gente, hay libertad de prensa y libertad de expresión. Eso no es un tema menor, después uno puede decir si le dan bolilla o no, pero por lo menos cada uno puede decir lo que piensa y nadie está esperando que venga alguna represalia o que se vaya a cerrar algún medio de comunicación. Yo estoy dentro de los que piensan que volver a la etapa anterior sería nefasto, pero no estoy contento con lo que ha sido este gobierno. Porque pienso que a muchos les cuesta escuchar lo que dice la gente que tiene alguna experiencia. Yo incluso he pasado por la función pública hace dos años, en el ministerio de Salud y hay muchas cosas que no se manejan con debida diligencia. Con muy poca pericia, desafortunadamente. Hay gente que está formada para la política y otra que no. Y el mundo de la política tiene otros códigos. Creo que la clave está en que las acciones que se apliquen, se hagan de forma homogénea. 

¿Cuáles son sus expectativas para 2019, puesto que tendrá las características de un año electoral?

Mi deseo sería que todos los chicos de nuestro país, donde la mitad de los pobres son niños, puedan tener qué comer, ir a la escuela y tener contención, es decir, que tengan las mismas oportunidades que otros chicos que pueden pagar todo eso. Es un poco la síntesis de lo que dije antes: que haya educación, una Justicia mejor, porque salvo algunas excepciones, cada día te encontrás con una cosa distinta. Somos un país con muchas islas de inteligencia, de capacidad de laburo, de emprendedorismo, de gente honesta, de gente capaz. Y en el medio de esas islas hay mares de pensamiento mágico, de emocionalidad, de ignorancia y de fanatismo. Hay que trabajar. Hoy la cultura del esfuerzo está bastante deteriorada.

 

Todo terreno

"Me identifico como una especie de traductor", se define a sí mismo, Alberto Cormillot. Es que su curiosidad y ganas de aprender siempre cosas nuevas forman parte de su esencia. "Soy una persona que incorpora conocimientos científicos y después los aplica en todas las áreas, desde las prácticas en el hospital, en la universidad, en capacitaciones a profesionales, conferencias y con los pacientes. Siempre busco la forma más adecuada para poder capitalizar todo lo que aprendo en diferentes públicos", explica el médico, que cada año se desafía con proyectos nuevos que, incluso, traspasan lo académico y por momentos lo convierten en bailarín de tap y hasta lo cuelgan de un arnés para hacer demostraciones de danza aérea.

Comentarios2
ernestodesanisidro
ernestodesanisidro 04/01/2019 01:04:41

Ya estamos para la pavada. Este tipo no habia estudiado Medicina? Y por causalidad, el escriba no se entero que a nivel academico es harto conocido que el que estuida Derecho o Medicina lo hace por aversion a las Matematicas

Juan Carlos DEl­a
Juan Carlos DEl­a 04/01/2019 11:21:12

Cualquiera opina de cualquier cosa.