Carolina Herrera de Báez: "Lucho por mantener mi vida privada al margen de mis responsabilidades públicas"

Hace 20 años lidera la división Fragancias del imperio creado por su madre en los '80. En exclusiva, revela por qué su nuevo perfume es un statement sobre las redes sociales.

Carolina Herrera de Báez:

En los ‘80, su madre —gran dama de la high society venezolana— redefinió lo chic en clave cosmopolita y construyó, desde Nueva York, un emporio global del lifestyle con sus colecciones de alta costura, prêt-à-porter, accesorios, nupcial y fragancias. Es, justamente, esa estratégica división de negocios la que desde hace 20 años lidera Carolina Herrera de Báez, la tercera de las cuatro hijas de La Señora, como se conoce a María Carolina Josefina Pacanins y Niño, alias Herrera por propiedad transitiva consorte.

Cuando en 1988 se creó la primera esencia, Carolina Herrera —una combinación de nardos y jazmines que identificaba a la diseñadora caraqueña desde sus años mozos—, el éxito fue tan rotundo que esa unidad se convirtió en una nueva demostración de lo que la brand tenía para expresar. Tres años después llegó Herrera for Men. Esos primeros lanzamientos posicionaron a la venezolana como una jugadora de fuste en el exigente mundo de la alta perfumería. Claro que, para entonces, La Señora ya se había asociado con la multinacional Puig, responsable de la definición estratégica del nuevo portfolio.

Surgió la idea de crear una generación de fragancias urbanas, modernas y cosmopolitas. Y fue entonces cuando a CH se le ocurrió convocar a su hija homónima para que aportara su perspectiva. Tomó en cuenta, claro, los conocimientos que Carolina Jr. había adquirido durante su trabajo en un laboratorio de la Rockefeller University (que abandonó porque “no quería vivir entre probetas”) y, esencialmente, su faceta innovadora, que ya había puesto a prueba tanto trabajando en la industria audiovisual de Los Ángeles como confeccionando collares y pulseras que vendía en su propia tienda de diseñadores independientes en la Gran Manzana.

Fiel a su estilo, la heredera se involucró a fondo: en el proceso creativo, en la definición conceptual, en los testeos de notas, en la campaña de publicidad, en el guión de emociones a despertar. Y el éxito de 212 fue definitivo y definitorio. Porque ese trabajo de verano, casi una pasantía o colaboración excepcional, se transformó en una actividad con la que ya celebra 20 años y que sumó nuevos clásicos taquilleros (212 Men, 212 Sexy, 212 Sexy Men).

A esa familia de fragancias legendarias ahora se suma CH Privée, un trabajo colaborativo entre la Directora Creativa de Carolina Herrera Fragances —integrante de House of Herrera, cuyos productos están disponibles en más de 105 países— y el maestro perfumista Dominique Ropion, quienes se propusieron crear un perfume que “redefine la sensualidad moderna y el juego de seducción entre una mujer que sabe que los cuentos de hadas no existen pero todavía cree en el romance, y un hombre que sigue su iniciativa”.

En tiempos de redes sociales y vínculos virtuales, la dicotomía entre lo público y lo privado se volvió difusa. ¿Hubo algún disparador, vinculado con ese signo de esta época, que fuera el germen de CH Privée, cuyo concepto y campaña se inspiran en “los momentos privados de una mujer”?

No ha habido nada puntual. Es un fenómeno que está presente cada vez más en nuestras vidas y para mí, como mujer y como madre, es muy importante saber distinguir lo privado de lo público. El misterio es algo muy importante; y saber cómo y cuándo revelar ciertas cosas de nuestras vidas privadas es algo que constantemente hablamos en casa con mis hijo/as. Siento que hoy en día todo es público.

Ya es un sello de la casa que los lanzamientos sean, de algún modo, reflejo de las circunstancias en que llegan al mercado. Dado que el desarrollo de una fragancia supone un proceso extenso, ¿cómo se define cuál es el tema más trascendente para asociar un producto con un statement de la marca?   

El lanzamiento de una fragancia responde a varios inputs. Suele venir de alguna inquietud de nuestra parte, de temas que vemos que están presentes en los consumidores y en el mundo en general y que nos parece interesante investigar y desarrollar. Nunca hacemos nada que no sea coherente con los valores o principios de House of Herrera. Intentamos trascender las tendencias muy del momento, que suelen ser pasajeras, para crear fragancias que se conviertan en un clásico. Siempre hay preguntas e inquietudes que desde los lanzamientos de las nuevas fragancias intentamos abordar y aportar propuestas, respuestas y nuevas ideas. Un ejemplo es este perfume, que sugiere la importancia de que las mujeres intentemos conservar momentos de privacidad y misterio en un mundo donde todo está permanente presente en las redes sociales. Eso, para mí, es algo muy femenino, sensual y poderoso.

El reputado fotógrafo peruano Mario Testino puso su sello en la campaña de la fragancia, protagonizada por los cotizados modelos Lily Aldridge y Justice Joslin.

Siendo una figura pública, conoce de primera mano los desafíos que supone ser accesible pero también proteger su privacidad. ¿En qué medida evaluó que ese aprendizaje personal es una experiencia valiosa y digna de ser compartida con otras mujeres que, en distintas escalas y grados, quizás también enfrenten ese challenge?

Es algo que se va aprendiendo con el tiempo y tampoco depende enteramente de una, ya que hay muchas cosas que yo puedo pensar que son privadas y otros no. Desde luego, lucho por mantener mi vida privada al margen de mis responsabilidades públicas, pero a veces la línea es muy delgada.

Ha dicho que “la feminidad representa fuerza y poder”. En marzo, en coincidencia con el Día Internacional de la Mujer, se celebraron inéditas movilizaciones alrededor del mundo en pos de una auténtica equidad de género en el campo laboral. ¿En qué sentido considera que una fragancia que aluda, sin medias tintas, al empoderamiento femenino, es un aporte a esa creciente concientización?

El Día de la Mujer debería de ser todos los días. Pero fue una maravillosa coincidencia que estuviera lanzando esta fragancia en México ese mismo día. Un perfume nos puede hacer sentir seguras, misteriosas y seductoras, algo que yo considero puede ser muy poderoso y muy femenino.

Es madre de dos niñas, hermana de tres mujeres e hija de una empresaria que rompió moldes. Si fuera posible resumir quiénes son “las Herrera” en formato fragancia: ¿qué notas corresponderían a cada generación?

Somos mujeres fuertes, románticas, sin miedos, arriesgadas, sensibles, testarudas, misteriosas, seductoras... ¡¡¡Y también otras cosas no tan positivas!!! Eso es muy difícil de resumir en notas, pero diría que una mezcla de jazmín, rosa, cuero, almizcle, madera, patchuli, osmanthus, ámbar...

Comentarios1
Max Domynas
Max Domynas 04/05/2017 02:39:46

Esta es Carolina EWEWA... no?

Shopping