Un cuadro de Klimt aparece 22 años después en el museo donde fue robado

Un cuadro de Klimt aparece 22 años después en el museo donde fue robado

Fue encontrado en una bolsa de basura dentro de una cavidad cubierta por hiedra.

Era uno de los grandes misterios del mundo del arte y ahora estaría próximo a resolverse: la desaparición del cuadro de Gustav Klimt hace 22 años en un museo de Piacenza, en el norte de Italia. Se trata de El Retrato de una dama, obra que el pintor austríaco completó en 1917 y que se esfumó sin dejar rastro en febrero de 1997 en la Galería Ricci Oddi de la ciudad italiana, cuando se preparaban para realizar un traslado por una exposición. El marco fue hallado fuera de una de las claraboyas de la galería, pero no se había sabido nada del paradero de la tela. Hoy el director de la galería, Massimo Ferrari, cree que por fin han encontrado la obra esfumada. Y lo más irónico es que no se había ido muy lejos: estaba dentro del mismo museo.

Fue durante unos trabajos de manutención del jardín exterior del museo en los que dos jardineros estaban retirando una hiedra que había crecido con los años sobre la pared, cuando descubrieron una cavidad tapada con una puerta chapada que escondía una bolsa negra de basura. “Cuando vieron el envoltorio llamaron a uno de los guardias, y su compañero, Leonardo Caronia, llamó a la policía”, explicó Franca Granchi, miembro del consejo de administración de la galería. La bolsa escondía una tela con una pintura muy parecida a la obra desaparecida.

Si bien todavía falta que se concluyan las últimas pruebas, las autoridades del museo están seguras de que se trata del cuadro de Klimt, cuyo valor rondaba los 60 millones de euros. La teoría que baraja la policía italiana es que los ladrones lo colocaron en este lugar para luego ir a recuperarlo, pero el revuelo internacional que generó la desaparición los disuadió y finalmente lo abandonaron. “No se debe excluir que el cuadro haya permanecido siempre aquí”, ha asegurado Roberto Riccardi, al frente del comando de los carabinieri para la tutela del patrimonio cultural.

Por el momento la galería está cerrada al público, y el cuadro fue trasladado a un lugar que no se ha hecho público mientras la policía científica realiza sus investigaciones. Según el director de la galería, “los sellos y el lacre en la parte posterior de la tela son originales”. Si finalmente se trata del Klimt perdido, Piacenza recuperará al fin uno de sus tesoros más preciados.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar