Rafael, el artista "sex symbol" que más influyó en 500 años.

Nació y murió un 6 de abril, y algunos dicen que ambos días fueron Viernes Santo. Solo vivió 37 años y su trayectoria de pintor fue de tan solo 21 años. Fue contemporáneo de Leonardo da Vinci y Miguel Ángel.

Rafael, el artista

Rafael nació en Urbino en 1483. Tuvo como maestro a un genial artista: Pietro Perugino, que es muy similar en sus composiciones pero también muy diferente en sus rostros que distinguen a uno del otro.

Falleció en 1520 y siempre me ha parecido curioso que se festeje el aniversario de la muerte y no del nacimiento. Quizás, como con los Santos, se festejar cuando llegan a la Gloria con el Señor Jesucristo…

Rafael era soltero y un "sex-symbol" de Roma, y una de sus amantes era "La Fornarina" que tenía dicho apodo por ser hija de un "panadero". Es también el más erótico de los retratos realizados por su novio. Dicen que falleció luego de una "parranda" de 24 horas.

Ya a los 25 años recibió el primer encargue importante y fue para una de la salas majestuosas del Vaticano. Entre las pintadas está "La Escuela de Atenas", que muchos consideran su gran obra.

Quiso el destino que los tres más grandes artistas del Renacimiento vivieran contemporáneamente: Leonardo da Vinci, que era 30 años mayor, pero solo realizó 20 pinturas y Miguel Ángel Buonarroti, que era 8 años mayor. Aunque posiblemente se admiraran, la realidad es que se odiaban y envidiaban con pasión, hasta Miguel Ángel declaraba que Rafael lo plagiaba.

Como su maestro, tenía talleres en Perugia y en Florencia. Durante cuatro años trabajó en la Ciudad de la Flor. Pero sus últimos 12 años lo hizo solamente para el Vaticano. Tenía el "si" fácil y no rechazaba ningún trabajo, fuera religioso o retratos. Para cumplirlos necesitaba un taller con 50 discípulos donde se destacaban algunos y en especial Giulio Romano que luego siguió su propia carrera.

El mes pasado se colgaron, durante una semana, en la capilla Sixtina, los diez tapices que el Papa había encargado para la parte baja de la misma (nos imaginamos la furia de Miguel Ángel cuando se enteró). Sin duda que el lugar fue lo que definió a Rafael de hacerlos, ya que pagaron por los diez cartones 1000 ducados y luego 15 mil más para el viaje a Bruselas de los mismos y la tarea de tejerlos. Curiosamente a 7 de ellos los compra el Rey de Inglaterra Carlos I y ahora la Reina Isabel los tiene en préstamo en el Victoria and Albert Museum.

Se dice que su última obra fue "La Transfiguración", de buenas dimensiones, que fue terminada por Giulio Romano y se encuentra en el Vaticano. Todos los dibujos de sus obras son autógrafos de Rafael y luego la ejecución al óleo y al temple era por su taller.

Es lo mismo que en el Siglo XX han realizado Andy Warhol y Damien Hirst, por lo tanto no escandalizarse.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar