MIÉRCOLES 23/09/2020
Netflix: quiénes son los argentinos que trabajan en Poco ortodoxa, El irlandés, Old Guard cómic serie película

Tres argentinos detrás del éxito de las series y películas más vistas de Netflix

Netflix estrenó Poco ortodoxa, La vieja guardia y El irlandés. Enseguida se convirtieron en las series y películas más vistas. Tres argentinos fueron clave en ese éxito. Quiénes son

“La primera vez que vi que un artista hacía una versión dibujada de un personaje que yo había creado me emocioné muchísimo”, recuerda en conversación con Clase Ejecutiva Leandro Fernández, creador del cómic La vieja guardia, cuya adaptación como película –con Charlize Theron como protagonista– se estrenó el 10 de julio en Netflix.

 

 

El dibujante es uno de los argentinos que fue parte del equipo de una producción exclusiva del servicio de entretenimiento por streaming. Más allá de los contenidos que directamente se hicieron en el país –Casi Feliz, La Corazonada o Edha, por ejemplo–, varios compatriotas aportan su talento a las ficciones internacionales de Netflix.

 

 

“Pude ver el enorme despliegue de trabajo, talento y esfuerzo de tanta gente involucrada en la realización de una película que creamos, con actores tan conocidos dándole vida a personajes que diseñé en el papel”, cuenta.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Posted @withregram • @postcredito ¿Sabías que @oldguardmovie está basada en un #comic? ��️ ¿Y que está ilustrado por un argentino? �� . Ya se convirtió en uno de los sucesos de este año en @netflixlat y posicionó a @charlizeafrica como una de las grandes heroínas de acción �� . Mañana en #postcredito y @vorterixsalta hablamos con el gran @leandrofernandezart el dibujante de la obra oficial ¿Te lo vas a perder? . . . . . #radio #comics #theoldguard #netflix #charlizetheron #movies #adaptation #imagecomics #series #cine #videogames #fandom #kpop #eventos #culturapop #culturageek #geek

Una publicación compartida por Leandro Fernández (@leandrofernandezart) el

 

El ilustrador argentino, nacido en Casilda, Santa Fe –que ya había sido parte de proyectos de DC, Marvel y sellos de Europa y Estados Unidos–, estuvo en el set de los estudios Shepperton (en Surrey, Inglaterra) y en las locaciones de exteriores, que incluyeron el desierto marroquí. “Gina (Prince-Bythewood, la directora) y todo el equipo han hecho un trabajo fantástico, donde demuestran el enorme talento que tienen, y al mismo tiempo respetan mucho la obra original”, asegura.

 

 

Junto a Greg Rucka –quien fue también guionista del film–, Fernández creó la historia en la que Andy lidera un grupo encubierto de mercenarios unidos por su inmortalidad que luchan para proteger el mundo. “Nosotros hicimos un cómic sin saber que iba a ser llevado a película”, cuenta. La adaptación llegó después y mantuvo su esencia. “La vieja guardia es un proyecto pensado para abarcar tres volúmenes de historieta: hace poco terminamos el segundo y estamos por empezar el tercero”, revela.

 

 

“Pertenezco a una generación donde la lectura de historietas era habitual y corriente. Y una de las cosas importantes era que fueran argentinas: grandes talentos, escritores y dibujantes buenísimos producían obras impresionantes que, al mismo tiempo, estaban vinculadas culturalmente con los lectores. Además, a mi papá le gustaban mucho, él conseguía algunas que ya eran más particulares, como Astérix, Lucky Luke, a las que me dio acceso directo cuando fui un poco más grande, eran un tesoro muy preciado”, cuenta sobre el inicio de su vínculo con los cómics. Además, Leandro era habitué de las dos salas de cine que había en su ciudad natal. Después llegaron los dibujos: “A partir de esos estímulos trataba de contar mis propias historias dibujando secuencias”, recuerda.

 

 

Uno de los estrenos y grandes éxitos de la cuarentena fue Poco ortodoxa, la miniserie inspirada en una historia real que retrata la decisión de una joven de huir de la comunidad judía ultraortodoxa de la que es parte en Williamsburg, Brooklyn, hacia una nueva vida en Berlín.

 

 

En el capítulo 3 del proyecto de Netflix, Esther 'Esty' Shapiro (el personaje interpretado por Shira Haas) va a un boliche de la capital alemana. Allí se escucha Thunder, canción de la argentina Catnapp, la DJ que también comanda la pista en la escena. Amparo Battaglia –su nombre real– es argentina y vive en Berlín.

 

 

“Estaba tocando en un show cuando me vio un conocido de María Schrader, la directora de la serie. Me dijo que yo representaba la movida underground de Berlín y pensé ‘pero ni siquiera soy de Berlín’. Y me respondieron: “Exactamente, lo que pasa en Berlín es que la mayoría de la gente no es de la ciudad”, relató días después del estreno. En julio de 2019, en la madrugada después de tocar en el Sonar de Barcelona y antes de un festival alemán de música electrónica llamado Melt , Catnapp viajó al set de Poco ortodoxa, montado en un club nocturno. 

“Estuvimos 11 horas filmando sin parar. Era muy loco ver a todos seguir órdenes, bailar cuando había que bailar, como si fuese una fiesta de verdad. El calor y la transpiración (que se ven en la escena) también fueron reales”, recrea. “Fue muy intenso y muy divertido”, dice. Para la miniserie, la DJ adaptó cuatro temas de su último disco, Break.

“Sólo sabía que mi música iba a estar en la escena del boliche. Pero decidieron agregar Thunder al final, cuando los personajes se encuentran y se besan. Para mí esta parte es clave. Mi música ha estado en comerciales, en alguna película, pero creo que nunca la usaron tan bien como en esa parte. Siento que la canción representa todo lo que ellos transmiten”, cuenta.

 

 

En noviembre de 2019, El irlandés llegó a Netflix. En la película de Martin Scorsese, los protagonistas –Robert De Niro, Al Pacino y Joe Pesci– lucen una juventud de tiempos pasados. El responsable fue Pablo Helman, supervisor de efectos visuales en Industrial Light & Magic (ILM), en donde trabaja desde 1996, años en los que cosechó dos nominaciones a los Oscar (por Star Wars: Episodio II - El ataque de los clones y La guerra de los mundos).

 

 

Helman lideró un equipo de 500 personas junto a sus compatriotas Nelson Sepúlveda y Leandro Estebecorena para lograrlo.

“La primera vez que hablé con Marty (Scorsese), hablamos de lo difícil que sería hacer que un actor pareciera 20 ó 30 años más joven”, cuenta en sus notas de producción. Helman recibió el guión mientras filmaba Silencio, también junto a Scorsese, y se entusiasmó. Pero el director le dijo: “De Niro es un purista de la actuación. Pacino y Pesci también. Ninguno se pondrá un casco con dos minicámaras y marcadores por toda la cara para que alguna técnica de captura de movimiento los haga parecer más jóvenes", comparte.

 

 

Entonces trabajó en algo nuevo: un sistema de cámaras y software que captura los movimientos faciales del actor en el set, sin cascos con cámaras ni marcadores de rastreo visibles, y traduce esos movimientos inalterados a las versiones jóvenes de los actores en 3D generadas por computadora.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar