Netflix no la vio venir: qué es el 'Megxit', el escándalo que sacude a la corona británica

Netflix no la vio venir: qué es el 'Megxit', el escándalo que sacude a la corona británica

El príncipe Harry y su mujer, la actriz estadounidense Meghan Markle, postearon en Instagram su 'renuncia' a las funciones reales. La corona británica salió al cruce de la decisión inconsulta. ¿Se escribe una nueva temporada de la serie 'The Crown'?

La decisión del príncipe Harry y la duquesa Meghan Markle de renunciar a sus funciones para la corona británica significa un "duro golpe" para la Familia Real. 'MEGXIT' tituló el diario The Sun en su portada, mientras que el Daily Mail aseguró que la reina Isabel II está "indignada".

La decisión del nieto isabelino, sexto en la sucesión al trono, es un hecho sin precedentes y sólo comparable con la abdicación del rey Eduardo VIII ocurrida en 1936, cuando el Parlamento británico no respaldó su matrimonio con la estadounidense (y dos veces divorciada) Wallis Simpson.

Casualmente, Edward VIII y Simpson vuelven a ser protagonistas de 'The Crown' en la tercera temporada de la serie de Netflix, estrenada en noviembre, que da cuenta del largo reinado de Isabel II (celebrará 68 años en el trono el próximo 6 de febrero), iniciado tras la muerte de su padre, Jorge VI, quien fue ungido rey tras la inesperada renuncia por amor de su hermano.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

“After many months of reflection and internal discussions, we have chosen to make a transition this year in starting to carve out a progressive new role within this institution. We intend to step back as ‘senior’ members of the Royal Family and work to become financially independent, while continuing to fully support Her Majesty The Queen. It is with your encouragement, particularly over the last few years, that we feel prepared to make this adjustment. We now plan to balance our time between the United Kingdom and North America, continuing to honour our duty to The Queen, the Commonwealth, and our patronages. This geographic balance will enable us to raise our son with an appreciation for the royal tradition into which he was born, while also providing our family with the space to focus on the next chapter, including the launch of our new charitable entity. We look forward to sharing the full details of this exciting next step in due course, as we continue to collaborate with Her Majesty The Queen, The Prince of Wales, The Duke of Cambridge and all relevant parties. Until then, please accept our deepest thanks for your continued support.” - The Duke and Duchess of Sussex For more information, please visit sussexroyal.com (link in bio) Image © PA

Una publicación compartida por The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) el

El duque y la duquesa de Sussex provocaron una gran conmoción al anunciar que renunciarán a sus funciones como miembros de la realeza sin antes consultar ni a la reina Isabel II ni a su heredero, el príncipe Carlos de Gales.

Apenas conocida la noticia, Buckingham emitió un escueto comunicado, que expresaba que el anuncio era "personal" y que el palacio no lo había aprobado.

Según Jonny Dymond, corresponsal real y presentador de BBC News, la noticia fue "devastadora" para la reina Isabel II.

Sin embargo, la tensión entre los duques de Sussex y la soberana ya se había hecho evidente en diciembre pasado cuando, durante la tradicional emisión televisiva del mensaje navideño, la monarca llamó a la reconciliación de los británicos (en un año marcado por el Brexit) pero no incluyó ningún retrato de Harry, Meghan y el pequeño Archie en su escritorio, poblado de fotos de los demás miembros de la Casa Windsor.

Harry, de 35 años, es el hijo menor del príncipe Carlos y la princesa Diana. Sexto en la línea de sucesión, se convirtió en uno de los miembros más populares de la realeza británica. En mayo de 2017 se casó con Meghan Markle, actriz estadounidense de 38 años, estrella del programa de televisión 'Suits'. En mayo de 2019 nació el primer hijo de la pareja, Archie Harrison Mountbatten-Windsor .


 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

This morning, The Duke and Duchess of Sussex’s son, Archie Harrison Mountbatten-Windsor was christened in the Private Chapel at Windsor Castle at an intimate service officiated by the Archbishop of Canterbury, Justin Welby. The Duke and Duchess of Sussex are so happy to share the joy of this day with members of the public who have been incredibly supportive since the birth of their son. They thank you for your kindness in welcoming their first born and celebrating this special moment. Their Royal Highnesses feel fortunate to have enjoyed this day with family and the godparents of Archie. Their son, Archie, was baptised wearing the handmade replica of the royal christening gown which has been worn by royal infants for the last 11 years. The original Royal Christening Robe, made of fine Honiton lace lined with white satin, was commissioned by Queen Victoria in 1841 and first worn by her eldest daughter. It was subsequently worn for generations of Royal christenings, including The Queen, her children and her grandchildren until 2004, when The Queen commissioned this handmade replica, in order for the fragile historic outfit to be preserved, and for the tradition to continue. Photo credit: Chris Allerton ©️SussexRoyal

Una publicación compartida por The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) el

Algunos expertos reales realizaron comparaciones entre Wallis Simpson y Meghan Markle porque ambas son estadounidenses, divorciadas y escalaron socialmente hasta llegar a la cima de la Familia Real británica.

Según Margaret Holder, periodista y escritora especializada en Gran Bretaña, la decisión se debe a que "los duques de Sussex se sintieron marginados ya que los planes para mantener a la monarquía segura de cara al futuro aparentemente no los incluían a ellos ni a su pequeño hijo".

El comunicado, publicado esta semana, expresó que decidieron dar un paso al costado como principales miembros de la Familia Real y trabajar para ser financieramente independientes. Aseguraron que planean equilibrar su tiempo entre el Reino Unido y los Estados Unidos -extraoficialmente se da por sentado que se instalarán en Canadá- "sin dejar de honrar sus deberes" hacia la soberana, la Commonwealth y el patrocinio de sus fundaciones.

Según ellos, esto les permitirá criar a su hijo con una apreciación de la tradición real en la que nació al tiempo que brindarles el espacio para focalizarse en el lanzamiento de una nueva ONG de beneficencia.


Aunque el 'nuevo estatus' fue descripto por la pareja como una medida de retiro, no está claro cómo se convertirán en 'realeza on demand' ni quién pagará sus cuentas.

"Si mantienen sus títulos, su residencia real en Frogmore Cottage y siguen recibiendo fondos del Estado para pagar su custodia y gastos cotidianos, es probable que se enfrenten a críticas, al igual que cuando tampoco lleven a cabo un número sustancial de compromisos", dijo la historiadora británica Elizabeth Norton en diálogo con Télam.

Los contribuyentes pagaron 2,4 millones de libras (unos 3,13 millones de dólares) para renovar el edificio al que la pareja se mudó hace 9 meses.

Después de que se publicaron las cuentas reales anuales en junio pasado, aumentaron los reclamos de los activistas antimonárquicos para que se inicie una investigación parlamentaria sobre los gastos de la corte.

Al hacer este anuncio, Meghan y Harry vuelven a poner a la Familia Real bajo el escrutinio público, que cada vez más se cuestiona si mantener a los Windsor&co. es un buen negocio.

Otro año para olvidar

Según los expertos, 2019 rankea como uno de los peores año del largo reinado de Isabel II. 

1- Debió afrontar la internación de su marido, el príncipe Felipe, quien a los 89 años tuvo que renunciar a la licencia de conducir ya que recibió una advertencia de la policía por manejar sin usar el cinturón de seguridad, tras el accidente automovilístico que protagonizó cerca de la finca familiar y coto de caza de Sandringham, en el este de Inglaterra.

2- Sus nietos, los príncipes Guillermo y Harry, están distanciados. En junio, los duques de Sussex se retiraron de la Royal Foundation, donde compartían funciones con el hijo mayor de Lady Di y Kate Middleton, duques de Cambridge. En un reportaje, Harry reveló: "Somos hermanos, siempre lo seremos. Estamos en diferentes caminos en este momento, pero siempre estaré ahí para él y sé que él siempre estará ahí para mí". 

3- Su segundo hijo, el príncipe Andrés, duque de York, fue retirado formalmente de los deberes públicos por su relación con Jeffrey Esptein, el multimillonario estadounidense acusado de pedofilia que se suicidó en la cárcel.

4- La soberana se vio envuelta en disputas políticas sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea, con su suspensión del Parlamento en septiembre a instancias del primer ministro Boris Johnson, medida declarada ilegal por el tribunal superior del país.

5- El príncipe Harry demandó legalmente a varios tabloides por acosar a su esposa de la misma manera que lo hicieron con su madre, la princesa Diana, quien murió en un accidente automovilístico en 1997 al tratar de eludir a los paparazzi en París. Asimismo, Meghan Markle demandó a un diario por publicar una carta a su padre, mientras que Harry presentó otra demanda contra dos medios por haber "hackeado" su celular y robado sus correos de voz.

The Crown se convirtió en la serie más costosa de la historia de Netflix

Netflix informó que subirá los precios de su servicio para los Estados Unidos y varios países de América latina (no la Argentina) para poder seguir produciendo contenido original. En este sentido, también se conoció el listado de las series en las que invirtió mayor cantidad de dinero la plataforma.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar