MIÉRCOLES 29/01/2020
Netflix en noviembre apuesta por el stand up brutal: qué es y por qué está de moda

Netflix en noviembre apuesta por el stand up brutal: qué es y por qué está de moda

La versión más extrema -por lo políticamente incorrecta- del género de monólogos estadounidense por excelencia copa la grilla de Netflix. Ese boom invita a reflexionar si vale todo con tal de hacer reír.

Además de series, películas y documentales, Netflix ofrece la mayor variedad de shows de stand-up comedy que se pueden ver en televisión en nuestro país. Conocidos también como monólogos cómicos, se trata de unipersonales en los que el protagonista se dirige a la audiencia hablando sobre temática variada, generalmente autorreferencial y con la idea de hacer reír, obvio.

En la Argentina, son las neurosis los temas preferidos por los comediantes locales. Pueden estar vinculadas con el cuerpo, las fobias, el carácter, la forma de ser, los vínculos personales, la plata, la economía, etc., etc., etc. Asuntos que generalmente son “inofensivos” y no llegan a incomodar a un público muy susceptible como el local. Y si son escasos en temas sexuales o ‘malas palabras’, se los define generalmente como comedia blanca.

Estrenos de Netflix en noviembre: qué series, películas y documentales llegan a la plataforma

A pocos meses de que termine el 2019, Netflix trae esperados estrenos: Atypical: Temporada 3 (01/11/2019) Sam entra al primer año de la universidad y eso supone nuevos desafíos: desde organizarse hasta hacer amigos. Queer Eye: We're in Japan!

Si se impone el humor blanco por estas tierras, es por dos razones: no hay comediantes valientes y/o capaces de hacer humor fuerte (son muy pero muy pocos los buenos, además), y fundamentalmente no existe mucho público dispuesto a soportar el cinismo de un show de stand up en el estilo estadounidense. Es que muchas veces son intolerables porque no sólo se dedican a reírse de sí mismos, sino que revelan también lo más desagradable del ser humano; y, más que nada, son absoluta e incorrectamente políticos. Se meten con problemáticas que no son digeribles fácilmente y que podrían incluso provocar episodios de violencia en personas no acostumbradas, como el racismo, el holocausto judío, la religión, las discapacidades, los niños, el feminismo, el machismo, la violencia de género, la política…

Pero digamos que en ese país el stand up brutal es una tradición que se remonta a las décadas del ‘40 y ‘50, y que en la Argentina su mejor representante debe haber sido José Pepe Marrone, un irrepetible que en la actualidad casi no tendría lugar (en YouTube se pueden ver algunas de sus presentaciones “para adultos”).

Lenny Bruce, Woody Allen, Jim Carrey, Eddie Murphy, Chris Rock, Jerry Seinfeld, Richard Pryor, Bill Cosby, Robin Williams, Steve Martin, Billy Crystal: la mayoría de los grandes cómicos estadounidenses surgieron del stand up y posteriormente triunfaron en la televisión y en el cine. Es casi una obligación para los humoristas pasar primero por el duro camino del monólogo.

En este sentido, uno de los últimos programas subidos en Netflix es un show de Bill Burr. Este personaje está considerado en su país como uno de los mejores en su rubro, al punto que la revista Rolling Stone lo ubicó en el número 17 de los 50 mejores comediantes en vivo de todos los tiempos; y The New York Times afirmó en su momento que Burr “ha sido una de las personas más graciosas y distintivas del país durante años”.

Burr tiene tres shows en Netflix, pero 'Paper Tiger' es especialmente gracioso y representativo de lo que aquí definimos: temas como la apropiación cultural, el veganismo o el #metoo son desmenuzados con una irreverencia sorprendente. Grabado en el Royal Albert Hall de Londres, por ejemplo, en un momento desopilante se mete con los robots, que van a dominar el mundo, bla bla bla. Y eso lo lleva a hacer unos chistes con el científico Stephen Hawking: “¿Cómo se llama ese que se murió hace poco y que estaba siempre sentado?”, pregunta sin respeto. “Ah, sí, Hawking, ¡Stephen Hawking! -se responde-. Demasiado bueno para levantarse y dar su opinión. Prefirió quedarse sentado lamiendo botas. Me alegré de verlo morir. ¡Qué crueles son! ¿Cuánto tiempo querían verlo sufrir? ¿No creen en el más allá? Tal vez esté en el Cielo caminando sobre sus piernas y recibiendo sexo oral de un ángel. ¿Cuánto tiempo más quieren verlo sufrir para que ustedes se sientan mejor? ¡Yo detestaba a este tipo! Era un maldito pesimista. Nunca decía nada positivo. ‘Hey, Steve. ¿Qué nos tienes para hoy?’. ‘En 2035 no habrá más manzanas’. Ok, muchas gracias, Steve”. Y así, todo.

Además de los espectáculos de Burr, en Netflix se pueden ver actuaciones de Anthony Jeselnik, Dave Chapelle, Kevin Hart, Trevor Noah, Whitney Cummings, el inglés Ricky Gervais, Katherine Ryan y siguen las firmas por decenas. La mayoría son muy buenos y hay para todos los gustos, siempre teniendo en cuenta la mencionada brutalidad del género. Muy recomendable también 'Comedians in cars getting coffee', con Jerry Seinfeld entrevistando a muchos de estos personajes arriba de autos clásicos. Y mucho cuidado con Louis C.K., una bestia que, de tan bestia, lo deja a uno muy serio…

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping