Michael Jordan, Roger Federer y Zihao: el plan de Nike con embajadores de marca incrementó más de 1000% sus ganancias en 40 años

por  CARLOS ALTEA

Michael Jordan, Roger Federer y Zihao: el plan de Nike con embajadores de marca incrementó más de 1000% sus ganancias en 40 años

Hace cuatro décadas, la empresa de la pipa inició una apuesta por excelsas estrellas del deporte. Cada una, a su tiempo, alcanzó la cima y facilitó la expansión de la marca.

El crecimiento de cualquier marca depende en la actualidad de distintos factores como la fabricación de un producto novedoso que posea un diferencial respecto a su competencia, la salida a tiempo de ese nuevo artículo, una adecuada campaña de marketing para su promoción por todas las plataformas posibles y un precio seductor que termine de cerrar el combo.

Pero hace 40 años, las cosas eran diferentes. Cada empresa tenía una estrategia propia con la cual intentaba diferenciarse del resto a la hora de intentar ampliar el alcance de sus negocios.

The last dance: por qué ver la serie de Michael Jordan en Netflix que 'esconde' 5 consejos de liderazgo

En The last dance, la serie de Netflix, Michael Jordan, el famoso basquetbolista de los Chicago Bulls, cuenta cómo motivó a sus compañeros Scottie Pippen y Dennis Rodman para convertirse en los mejores en la cancha.

En tecnología, el gigante estadounidense Apple desarrollaba por los años '80 anuncios televisivos disruptivos para generar impacto antes de la salida de sus nuevos productos.

En otro rubro como el de la indumentaria deportiva, Nike, otra de las grandes empresas estadounidenses, adoptó una decisión clave: apostar por las carreras de determinados deportistas de élite con innegable proyección y asociarlos de forma directa con la marca, a modo de embajadores.

De este modo, desde hace unos 40 años, Nike consiguió romper la estructura y expandir su alcance sumando estrellas del deporte.

En un primer momento, la firma tomó la decisión de vincular su marca con el mundo del tenis. Uno de los primeros deportistas que utilizó la marca de la pipa fue el tenista estadounidense Andre Agassi.

Andre Agassi, uno de los primeros embajadores de Nike

El uso de un modelo específico de zapatillas, que poseía amarillo fosforescente sobre sus laterales y una 'novedosa' cámara de aire, fue motivo suficiente para que miles de personas vayan a las tiendas en busca del calzado utilizado por el deportista.

Pero el salto definitivo ocurrió en 1984, cuando Nike tomó la decisión de apostar y unir su nombre con el del basquetbolista estadounidense Michael Jordan, múltiple campeón en la franquicia Chicago Bulls de la NBA y con la selección de basquet de su país.

La penetración de la NBA durante la era Jordan en millones de televisores, sumado a la aparición del talentoso jugador en varios videojuegos generó la expansión y llegada de Nike a diferente partes y público del mundo. Y otra vez, miles de chicos decidieron “usar las zapatillas” e indumentaria de su ídolo.

Tras los éxitos de Agassi y Jordan, Nike fue por más. En ese contexto, la aparición del tenista suizo Rofer Federer y del golfista Tiger Woods generó una verdadera sensación en el mundo de ambos deportes. Y, rápida de reflejos, la compañía aceleró sus pasos y también consiguió sumar su marca al éxito de los dos deportistas.

En definitiva, durante las últimas 4 décadas Nike no sólo fue visionaria en advertir el talento de determinadas figuras del deporte sino también en tener la fortuna suficiente a la hora de 'acertar' y sumar a estos íconos para que se transformaran en sus embajadores.

 

Mentalidad ganadora: cómo entrenar el cerebro para tener éxito

Según la doctora Carol Dweck, profesora de Psicología en la Universidad de Stanford, y una de las más reconocidas investigadoras del comportamiento humano, hay dos tipos de mentalidades: fija y de crecimiento. ¿Qué distingue a las personas exitosas de las demás?

 

Algunos números de Nike

Con el arribo de Jordan como embajador, la empresa consiguió en 1984 ingresos apenas inferiores a los u$s 5 mil millones.

Diez años después, con el arribo del suizo Roger Federer, el ingreso de dinero consiguió el piso de los u$s 5 mil millones, según un informe elaborado por Nike Sec Filings (Financials).

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

This is what it looks like to be an 18-time Grand Slam winner. #justdoit

Una publicación compartida por Nike (@nike) el

Apenas dos años después, en 1996, con la llegada de Tiger Woods, los ingresos crecieron hasta los u$s 10 mil millones.

Este nuevo piso se mantuvo con leves vaivenes hasta 2003, cuando Nike consiguió sumar a su equipo a la tenista estadounidense Serena Williams y al futbolista portugués Cristiano Ronaldo. Los ingresos de la empresa se ubicaron entonces en torno a los u$s 20 mil millones.

Sin embargo, Nike fue por más. En 2013, sumó a su lista de embajadores a Rory Mcllroy, golfista profesional nacido en Irlanda del Norte. Su llegada le permitió a Nike incrementar aún más sus ingresos hasta alcanzar los u$s 32 mil millones.

En 2018, la última gran incorporación de la compañía fue Jian Zihao, un jugador chino profesional de eSports que se destaca en el juego League of Legends (LOL), de gran repercusión a nivel mundial y muy exitoso entre las nuevas generaciones.

Desde la llegada de Zihao, más conocido en el ambiente de los videojuegos como Uzi, los ingresos de Nike superan los u$s 35 mil millones y se acercan lentamente al nuevo piso de u$s 40 mil millones.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

The Future of Sport is here. #Nike2020 ⠀ Head to our link in bio to join us.

Una publicación compartida por Nike (@nike) el