Londres ofrece la semana más atractiva para el mercado del arte

Londres ofrece la semana más atractiva para el mercado del arte

Hoy se inaugura en Londres la semana más atractiva del mercado de arte en Inglaterra. Pese al Brexit y los problemas políticos y económicos de la Isla , hay muchas esperanzas de éxito en la misma, que comprende a 160 galerías de arte contemporáneo y otras tantas de arte antiguo y moderno, además de subastas de arte actual y colecciones.

El martes arrancó Christie's con las subastas y recaudó 31 millones por 50 obras de la colección Jeremy Lancaster. La obra principal fue una típica obra del americano Philip Guston (1913-1980) que duplicó su base y se vendió en u$s 5 millones. También había una lindísima obra de la geométrica Bridget Riley (1936), artista similar a la salteña María Martorell, que también duplicó su estimado y se vendió en 3,8 millones.

Históricamente los remates venden objetos del mercado secundario, es decir obras que ya fueron vendidas y que son reventas en el mercado público. Pero ante la falta de oferta, ya las casas de remate son las galerías privadas más grandes del mundo, y con ventas directas fuera de remate que superan los u$s 2000 millones y representan un 25% de sus ventas.

En los remates de hoy y mañana, el 66% de las obras ofrecidas son artistas contemporáneos con obras que han sido consignadas para su venta por las galerías que los representan o también por ellos mismos que ven en el remate público una suerte de precio que puede revalorizar su cotización, como el mercado está demandante es lo que está ocurriendo.

Por ejemplo, hay una artista de 36 años, americana, que apareció hace 18 meses en el mercado de subastas y ya colocaron 7 de sus obras en precios que triplicaron sus ya optimistas estimaciones, se llama Loie Hollowell (1983) y es artista exclusiva de una de las tres galerías más importantes del mundo, PACE, que tiene sucursales en Londres, Ginebra, Seúl, Hong Kong, California y en Nueva York, donde acaba de inaugurar en Chelsea un edificio de ocho pisos y su exposición principal es la de Hollowell. Creemos que esta artista está llamada a ser, junto a Jenny Saville, la más importante fémina del mercado de arte mundial. Los astros están alineados con ella, los críticos nos hablan de una pintura tántrica, otros de su erotismo, otros la comparan con la artista más cotizada: Georgia O'Keffe, otros se impactan con sus imágenes "vaginales" y uno, más acotado, nos habla de "paisajes abstractos del cuerpo." Hace 18 meses su cotización promedio era de 30 mil dólares y ya hay obras de 300 mil y una en remate se vendió en 200 mil.

Curioso caso de inflación de precios que supera a nuestro decaído peso. Siempre me preguntan ¿Cómo se "hace" el precio de un artista? Es necesario una galería y un marchand con autoridad y prestigio, una cartera de clientes que confíe en ellos y adquiera las obras, periodistas o críticos que elogien su obra y una cantidad importante de obras, ya que si se la promociona y no se puede abastecer el mercado, es tirar "pólvora en chimangos". La suba del 1000% en tan solo 500 días muestra la fuerte apuesta en la artista y el poner obras en remate hace "pública" su suba.

Sin duda que el artista debe tener calidad y aceptación, sino en vez de subir sus precios, veremos que los que compraron sus obras las volcarán al mercado y sus precios bajarán. Sigamos esta artista y veremos qué pasa, en mi opinión en 3 años lograrán llevarla al millón de dólares y con muestras en museos importantes.

Nunca como en esta semana hay tantos artistas activos presentes en las ventas, es un fenómeno que habla de la falta de obras para la venta en remates y también de una estrategia de sus promotores e incluso las casas de remate donde sus dueños son activos compradores de artistas vivos y que ellos mismos quieren promocionar y valorizar.

Lo mejor de estas ventas de Londres son las obras de los artistas italianos, con Fontana a la cabeza y también Alberto Burri. Hay además obras abstractas e hiperrealistas de Gerhard Richter, los dos Basquiat que publicáramos, un flojo Francis Bacon, poco de Warhol y algún Dubuffet.

En las galerías se ofrece el "único Botticelli en manos privadas", algo que me parece difícil de acreditar, por la obra piden 30 millones. Acá, en Buenos Aires, Roldán vendió una obra del recientemente fallecido venezolano Cruz-Diez en más de 250 mil dólares, curiosa venta de un artista que nunca estuvo en el mercado nacional, pero lo mismo que Le Parc, hacía 60 años que estaba radicado en París y tiene dicha cotización internacional.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping