Juan Gris, el artista subestimado que llegó a vender obra por hasta u$s 50 millones

Juan Gris, el artista subestimado que llegó a vender obra por hasta u$s 50 millones

Pintor madrileño cubista, contemporáneo de Picasso y Braque, últimamente se ha perdido interés por sus cuadros y los pocos que aparecen son generalmente pequeños, y se venden entre u$s 100 y 400 mil.

Nacido en Madrid en 1887 como José Victoriano González-Pérez, no sabemos cuándo se ganó su seudónimo de Juan Gris, que reflejaba la preponderancia de grises en su paleta.

Estudió en Madrid y vivía de las ilustraciones que realizaba para diarios, revistas y libros. En 1906 debía hacer el servicio militar, y para no hacerlo viajó a París para nunca volver a España, donde curiosamente fue ignorado por los coleccionistas y por los museos hasta la década del '80 en que Telefónica compra 11 de sus pinturas que pueden verse en la sede de la empresa en la Gran Vía. También fueron expuestas en Buenos Aires en 2008 en el Museo Nacional de Bellas Artes.

Actualmente en el Museo Reina Sofía de Madrid hay algunas obras, pero su producción es corta ya que solo vivió 40 años, comenzó recién en 1912, solo lo hizo 15 años y sus pinturas no llegan a 500.

Pudo dedicarse a la pintura gracias al contrato de exclusividad que realiza con el marchand Daniel-Henry Kahnweiler, con quien tuvo una amistad profunda y lo llevó a rechazar otras ofertas mejores por ello.

El cubismo comienza en 1906 y el nombre viene de una burla e ironía de un crítico que los califica así a Picasso y Braque sosteniendo que pintaban "pequeños cubos". El origen del estilo está en Cézanne a quien todos ellos admiraban. Gris fue amigo de todos ellos y el único que continuó con el cubismo, cuando los otros lo abandonaron.

La obra de Gris es fácilmente reconocible, algo que no ocurre con las obras cubistas de Pablo Picasso y Georges Braque, que no sabemos distinguir de cual de ellos es la autoría. Hay un mercado muy raro para sus obras. Últimamente se ha perdido interés por ellas y las pocas pinturas que aparecen son generalmente pequeñas, y se venden entre u$s 100 y 400 mil. Algunas se han pagado fortunas entre u$s 20 y 50 millones en cuatro ocasiones. Cuando Telefónica realizó sus compras, el promedio de precios era menor al millón. Pero los precios actualmente son más bajos.

Fue amigo de Curatella Manes y el que siempre admiró su obra fue Emilio Pettoruti, que se enojaba si le decías que encontraba parecido en sus obras…

Un gran artista, injustamente infravalorado en la actualidad.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar