Italia: cómo es Salemi, el pueblo de Sicilia que vende casas desde 1 euro

Por qué Salemi, uno de los pueblos más antiguos de Sicilia, vende casas a precio insólito

Salemi es el pueblo más antiguo de Sicilia, en Italia. Y vende casas desde 1 euro para atraer a jóvenes emprendedores y familias que aporten a la economía local. Su población es cada vez menor. Cómo es, qué hacer, qué comer, qué visitar

El sueño de irse de la Argentina para vivir en Europa puede hacerse realidad sin necesidad de contar con una gran fortuna para invertir en vivienda al menos. Salemi, un pueblo encantador en Sicilia, anunció que subasta casas abandonadas desde 1 euro. No es el primer pueblo de Italia que adopta esta modalidad para atraer principalmente a jóvenes y familias que aporten a la economía local con sus negocios y emprendimientos, una oportunidad para los argentinos que quieren irse del país.

 

 

Ya en 2019, al menos dos pueblos de Sicilia habían sido noticia por esta modalidad. Por un lado, Sambuca llamó la atención mundial al rematar casas de 40 a 150 metros cuadrados por valores desde 1 euro. Ubicadas en el casco histórico del pueblo, y a 15 minutos del mar y 90 kilómetros de la ciudad de Palermo, se trataba de casonas con un alto grado de deterioro pero recuperables por una inversión de 15.000 euros.

 

 

Por otro lado, Mussomeli saltó a la fama porque la argentina Cecilia Solari compró una antigua propiedad de 250 metros cuadrados y tres pisos en ese pueblo de 10.000 habitantes por la que pagó 1 euro y donde planeaba instalar su taller de joyería artesanal contemporánea. 

Ahora es el turno de Salemi, uno de los pueblos más antiguos de Sicilia (fue fundado en el siglo VIII a.C.). Está en lo alto de una montaña y, desde sus 422 metros de altura, se observa un paisaje encantador de viñedos y olivares, bosques de almendros y campos de trigo.

Salemi -cuyo nombre es señal de la época de dominación árabe, y significa 'lugar seguro y salubre'- es considerado uno de los pueblos más auténticos de Sicilia y, paradójicamente, uno de los menos visitados por los turistas.

 

 

Como incentivo, el alcalde Domenico Venuti reveló que “todos los edificios pertenecen al ayuntamiento, lo que acelera la venta y reduce la burocracia”, explicó a CNN Travel.

Las 100 casas que salen a remate en primera instancia son, en su mayoría, construcciones del siglo XVII y están en pleno casco histórico, rodeado por las antiguas murallas. Según reporta el ayuntamiento, tienen una superficie de al menos 85 metros cuadrados, están construidas con piedra arenisca sólida de color rosa amarillento extraída de cuevas de la zona, sus muros son gruesos, tienen al menos dos plantas y varias poseen balcones panorámicos hacia el valle.

 

 

De acuerdo al alcalde, los interesados no están obligados a visitar Salemi antes de hacer una oferta, ya que las casas se pueden consultar en salemi.gov.it/comune. Pero la aprobación de venta depende de que los potenciales compradores presenten un plan de remodelación, dado que la mayoría son propiedades que fueron dañadas durante el terremoto de 1968 y, además, se quiere preservar la identidad del patrimonio arquitectónico.

 

 

El ayuntamiento anticipó que tiene otro lote de 100 propiedades para subastar (muchos de ellos, viejos almacenes, establos o tiendas) si es exitosa la primera tanda de remates.

Entre las condiciones, figura que todo comprador debe hacer un depósito de 3.000 euros en concepto de garantía, monto que será reintegrado si las refacciones se completan dentro de los siguientes 3 años.

Entre los beneficios, se confirmó que quienes conviertan esas casas en posadas, hoteles boutique, restaurantes u otro tipo de comercios, accederán a créditos fiscales.

 

 

Un dato curioso es que, durante el agitado proceso de unificación de Italia, Salemi fue declarada fugazmente la primera capital de Italia tras la llegada del prócer Giuseppe Garibaldi.

 

 

Si bien es un poblado pequeño, tiene más de 100 iglesias. Una de sus tradiciones más conocidas es la fiesta de los Panes de San Giuseppe: cada 19 de marzo, sus habitantes crean altares con ese alimento, en agradecimiento por la buena cosecha de uno de sus principales productos agrícolas.

 

 

Uno de los lugares más fotografiados es el castillo normando del siglo XIII desde cuya torre cilíndrica se puede admirar el entorno natural que rodea Salemi. De la Iglesia Mayor sólo se conserva ábside, como consecuencia del terremoto que arrasó la parte baja del pueblo en 1968.

 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar