Ghosting laboral: qué es, por qué le pasa a los empleados millennials y cómo prevenirlo

por  DANIEL COLOMBO

Facilitador y Máster Coach especializado en CEOs, alta gerencia, profesionales y equipos; comunicador profesional; conferencista internacional; autor de 30 libros. LinkedIn Top Voice América Latina 2019. www.danielcolombo.com

0

Ghosting laboral: qué es, por qué le pasa a los empleados millennials y cómo prevenirlo

El ghosting o 'fantasmeo' laboral es un fenómeno cada vez más frecuente entre millennials y centennials. Se da en los primeros pasos del proceso de selección de personal, e incluso en los primeros días o semanas de haber ingresado al trabajo.

En el mundo laboral actual se llama se llama ghosting laboral ('fantasmeo' laboral) a la conducta de un trabajador o candidato a un puesto que literalmente desaparece y se esfuma de sus compromisos asumidos sin dejar señal alguna y sin motivo aparente.

Este fenómeno es cada vez más frecuente, sobre todo entre los millennials y centennials. Se da con mucha asiduidad en los procesos de selección de personal, pero también en los primeros días o semanas luego de haber ingresado a un trabajo.

Aunque parezca extraño, el ghosting se manifiesta en que de un día para otro el empleado no concurre más al trabajo, no responde los llamados ni tampoco se lo puede ubicar por correo electrónico, ni siquiera a través de quien lo recomendó o de un familiar.

Este fenómeno es diferente al de la renuncia psicológica, ya que, en este caso, el empleado pasa hasta un año mostrando señales de disconformidad, bajo rendimiento, aislamiento y mal comportamiento en el trabajo, aunque aun así sigue estando presente. 

Renuncia psicológica: cuando el empleado "se va" antes de tiempo

 

Cuál es el impacto del ghosting laboral

El ghosting laboral va mucho más allá de la falta de compromiso con la tarea y expresa, por un lado, una incomodidad no manifiesta por parte del empleado, quien no se anima a plantear su situación ante su líder o referentes. Por otro lado, revela la inmadurez de un profesional para insertarse en el mercado laboral.

Es habitual que los reclutadores de talento se quejen de estas prácticas de falta de profesionalismo muy evidente. Porque el ghosting también se da cuando un candidato se compromete a ir a una entrevista, no asiste y ni siquiera avisa; o cuando queda seleccionado y no se presenta el primer día de trabajo; o bien, concurre el primer día y luego no regresa.

Desde la perspectiva del colaborador o candidato, puede que le parezca normal no cumplir sus compromisos y asumir esa 'solución' sencilla de convertirse en un fantasma; e incluso alguno lo cuenta luego con tono heroico al alardear con la anécdota de “cuál fue el trabajo más breve que tuve”.

Lo cierto es que el ghosting afecta el historial laboral: no contribuye a sumar puntos para construir una carrera porque habla de inmadurez, insensatez e inseguridad interna para asumir compromisos mayores.

En la empresa, el impacto no es menor: debe reestructurar el flujo de tareas previsto para ese colaborador hasta dar con otro que sea profesional y confiable. Además, debe dar por finalizado el acuerdo o contrato laboral. Incluso, un empleado ghosting puede ni siquiera esmerarse en, al menos, devolver los recursos de trabajo (computadora, celular, normativas de confidencialidad, contraseñas,  inducciones que pudiese haber cursado y manuales de procedimientos) que le fueron confiados inicialmente.

Miedo al éxito: los 5 motivos que te paralizan (y cómo superarlos)

¿Si sabés que tenés condiciones y aptitudes, por qué temés tener éxito? ¿De dónde surge esa fuerza que te frena y limita para conseguir lo que querés? Acaso una de las grandes contradicciones humanas es la del miedo al éxito.

Por qué un empleado se vuelve fantasma

Es factible que el empleado se vuelva fantasma porque tiene miedo de afrontar a su superior y anunciar que se retira, o, por inexperiencia, no sabe cómo dar por terminado el vínculo laboral.

Hay que recordar que, por más reciente que sea, existe un contrato psicológico, que es el acuerdo tácito entre ambas partes respecto a lo que ambos dan y recibirán, no sólo en lo retributivo, sino el lugar que ocupará, su posición en un equipo, lo que se espera de su desempeño, y demás.

Un recordatorio: en el mundo de las relaciones humanas no existe prácticamente nada que no pueda ser resuelto con una charla sincera y honesta.

 

Otro caso de ghosting es cuando el candidato se presenta a su primera jornada, transcurre unas pocas horas y, ante la menor dificultad o desafío en la tarea, expresa que no se siente bien físicamente y se ausenta. En verdad, jamás volverá. ¿Qué sucedió? No tuvo el coraje para asumir su imposibilidad (real o imaginaria) de afrontar las responsabilidades.

Excusas en la oficina: por qué es el peor hábito y 'la' señal para detectar a los mediocres

Las excusas son un hábito: la mayoría de las personas viven poniéndolas para no tomar acción y obtener los resultados que dicen que quieren. Van desde justificar por qué no cuidan su salud hasta dejar de asumir las tareas en el trabajo; desde dejar de estudiar cuando tienen un examen inminente hasta 'plantar' a los amigos cancelando a último momento.

6 claves para evitar el ghosting laboral

 

1 -  Las ofertas de empleo necesitan ser más claras y explícitas

“Esto no es lo que me prometieron o me imaginé”. El ghosting se produce fundamentalmente en el proceso de selección y, en menor medida, una vez que el empleado ingresó. Si la publicación es ambigua, o promete demasiado y luego no cumple la expectativa, o evita especificar concretamente la retribución y los beneficios del puesto, es factible que en profesionales primerizos e inmaduros pueda aparecer la tendencia al ghosting.

2 - La marca empleadora debe ser íntegra

Muchos candidatos fantasmean cuando, en el proceso de selección, van descubriendo aspectos del empleador que no coinciden con lo que quieren para su posición laboral. Por ejemplo, se da el caso de candidatos que desertan luego de pasar una entrevista donde conocen al que será su jefe o líder directo; o bien, cuando consiguen referencias poco alentadoras de exempleados. Una marca empleadora fuerte, desafiante, tentadora e íntegra es la que atrae talento de calidad.

3 -  Las contraindicaciones del período de prueba son letales

En muchas empresas se acostumbra a tomar a una persona por algunos días para probar cómo es su desempeño y si se adapta a la cultura de la empresa. Si pasa ese periodo, puede avanzar en su contratación. A veces esto se hace con toda la formalidad del caso, pero en otras oportunidades, no. Este aspecto ya da una pauta de si existe -o no- cultura de respeto hacia los colaboradores. Y puede hacer desertar al candidato.

4 - El compromiso se dice y se mide

Muchas veces, en los procesos de selección se aborda muy livianamente una cuestión tan profunda como crucial: el nivel de compromiso, responsabilidad y flexibilidad del postulante.Una opción cada vez más utilizada es realizar entrevistas laborales con coaching ejecutivo, una técnica que le permite al candidato explayarse con mayor amplitud, lo cual permite evaluar su expectativa y su potencial.

5 - El soft landing como estrategia de 'seducción'

Otro disparador del ghosting es darle 'al nuevo' las tareas más pesadas o aburridas. Esto genera no sólo estrés laboral sino que aumenta el desconcierto inicial propio de quien se estrena en un trabajo y necesita unas semanas para adaptarse, conocer la cultura, a sus compañeros, a sus jefes.

La palmadita en la espalda no alcanza: 5 maneras de motivar (sin plata)

Dentro de un equipo siempre hay personas que se destacan: están los que obtienen resultados superadores; aquellos que aportan ideas y los que, más allá de las dificultades, se sobreponen y consiguen los objetivos. Por eso es fundamental que los líderes de las empresas aprendan a promover el talento individual dentro del equipo sin que las demás personas se pongan celosas o bajen su rendimiento.

6 - El líder lobo con piel de cordero, culpable

Muchas veces, tras una primera entrevista amable, el día cero el jefe se muestra exigente, intolerante, inflexible: no sólo con el nuevo colaborador. Esa imagen distorsionada del antes y después puede hacer que algunos colaboradores debutantes se retraigan y sientan que no quieren estar allí.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar