Eduardo Novillo Astrada: "Queremos un polo menos elitista y más atractivo para el público"

El polo argentino es una increíble industria de la que viven miles de personas, cuenta con una sorprendente logística similar a la Fórmula 1, y la novedad es que después de 100 años busca integrar a los espectadores en general

Eduardo Novillo Astrada:

El polo es una tradición nacional que durante décadas ha vivido "encerrado" en su propio círculo, al que sólo unos pocos tiene acceso. Se trata de una industria muy poco conocida por los argentinos, a pesar de que es un deporte en el que nuestro país es número uno a nivel global.

El ex jugador Eduardo Novillo Astrada (47), ganador junto a sus hermanos de la Triple Corona con La Aguada en 2003, pertenece y conoce muy bien ese mundo, y hace pocos años se convirtió en el presidente más joven de la historia de la Asociación Argentina de Polo (AAP) con el mandato de intentar revertir el concepto elitista de la actividad y de hacer que sea más redituable y entendible para el público en general. Esto significa cambiar reglas y costumbres muy acendradas, algo que lógicamente no es fácil.

Asociación Argentina de Polo: cifras y crecimiento en el camino al centenario

A esta altura, en el campo Argentino de Polo no sólo se practica el mejor polo del mundo, también se hacen recitales internacionales...

Hacemos seis eventos al año y siempre tratamos que sean en el primer semestre, para preservar la cancha.

¿Es importante para la economía de la AAP alquilar la cancha?

Sí, es un ingreso bastante importante, te diría que es el 20/30% de los ingresos del año.

¿Y el resto?

El resto viene de la publicidad y del ticketing. El evento más grande es el Abierto Argentino y además tenemos el handicap y la afiliación de los jugadores y de los clubes

¿Y cuál es el ingreso total?

Hoy estamos hablando de un ingreso mas o menos de 200 millones de pesos anuales

¿Comparado con otros años cómo están?

Estamos bien. Vamos mejorando un poco porque habíamos hecho contratos en dólares y nos favorece al peso. Cerramos otros contratos que teníamos de compras de tierra que nos habían quedado con saldo deudor, hicimos una reestructuración y quedamos con saldo acreedor. Así que el balance va a ser muy bueno dentro de toda la crisis que hay en Argentina, la pudimos superar y generar algo bueno para lo que es tanto los sponsor como para que la gente también quiera venir.

Arranca el 126° Abierto Argentino de Polo: fechas, precios, y novedades

¿Cuánto dura la temporada del polo profesional?

La temporada argentina va desde principios de septiembre hasta el 20 de diciembre. Nosotros le llamamos la temporada de primavera.

¿Porqué dura tan poco?

Primero porque los caballos no aguantan mucho más tiempo. Llega un momento en que hay que dejarlos descansar, y después hace mucho calor. Lo que estamos tratando de hacer es que haya polo todo el año.

El polo de Buenos Aires es en esa época. Mucha gente viene del Interior a jugar el fin de semana, entonces de lunes a jueves se vuelven a sus lugares de residencia a trabajar allá.

¿Cuántos torneos juegan?

Nosotros los llamamos temporadas, y jugamos generalmente tres torneos, que duran entre 3 y 4 semanas cada uno

¿Cómo funciona el polo en Argentina?

Acá jugamos por la gloria. Vos generás la plata en el exterior, durante 6 o 7 meses en los que viajás. La temporada afuera es de mitad de enero a mitad de abril en Estados Unidos (Palm Beach); y de mayo a julio en Europa, en Londres básicamente. Después en agosto los jugadores se reparten en lugares como Arabia, Dubai, distintas costas de EE.UU, y se abre mucho más Europa. En Argentina si tenés suerte de tener un sponsor en la remera recuperás los gastos de lo que invertiste.

¿Los contratan por equipos o jugadores?

Por jugador. Te contratan individualmente. Siempre se arman equipos diferentes

¿Qué mide el handicap?

Tu nivel, lo bueno que sos. En Argentina están los mejores del mundo. Es totalmente subjetivo. Hay una comisión de handicap y eso es lo que estamos tratando de cambiar. Queremos armar una matriz que de números que no sean subjetivos. No es tan difícil de medir porque uno a medida que va creciendo, jugando mejor, y ganando torneos donde se te va subiendo el handicap, hoy por hoy, pero lo que estamos tratando de conseguir es que sea lo menos subjetivo posible. Pero no es tan fácil, porque esto es como el básquet, que tiene distintas posiciones y distintas formas de jugar, entonces por ahí un jugador que anotó tres puntos fue el mejor de la cancha y esto pasa en el polo también.

Van a contar las asistencias, las defensas…

Exactamente eso es lo que estamos armando, una matriz para eso, la jugada defensiva, la de ataque, la jugada de espacio. Tengo una relación muy buena con el basquetbolista "Pepe" Sánchez y estamos trabajando con él mucho en ese sentido. Tenemos un grupo con él, con Agustín Pichot y con Juan Sebastián Verón, con los que hablamos del deporte argentino, para ver como podemos ayudar, como podemos hacer para mejorarlo. Nuestro sueño es tener una Universidad del deporte.

El básquet es todo números y es un deporte muy parecido. Yo siempre digo que el polo es una mezcla de NBA y Fórmula 1. ¿Por qué la NBA? Porque vos en una cancha de polo tenés cuatro jugadores y en la NBA son 5. En el polo sos el 25% del equipo y en el básquet son el 20%. En cambio en el rugby o en el fútbol la incidencia de un jugador en porcentaje es mucho menor. Entonces un jugador te puede hacer mucha diferencia en un equipo, tipo Adolfo Cambiaso, Facundo Pieres. Y después con la Fórmula 1 por toda la estructura que lleva atrás. Vos va a un palenque de un equipo de polo y es como ir a boxes de una escudería de Fórmula 1. Tenés petiseros, herreros, veterinarios, preparador físico, etc.

Estamos tratando de hacerlo más profesional y numérico el tema del handicap. En Argentina que pasa: se pueden juntar en un equipo cuatro jugadores de 10 goles de handicap, es decir se juntan los 4 mejores, y en el segundo equipo los 4 segundos mejores y en el tercer equipo los otros que quedan terceros. Entonces se juntas los mejores en dos o tres equipos. Históricamente fue así.

¿Por qué no hacen un draft y se reparten los talentos?

Este año lo que hicimos fue apoyar una iniciativa nueva que se llama la Xtreme Polo League que tiene esa reglamentación. No se puede jugar con más de dos jugadores con 10 goles de handicap. Lo que se trató de hacer es empezar en Argentina un modelo de alto handicap para que sea exportable. En vez de La Dolfina que vaya otro equipo con Cambiaso y otro jugador y dos mas de 8/7 goles, que no supere 34 goles de handicap entre los 4. Porque eso no hay afuera. Nosotros afuera jugamos con 22 goles de handicap como máximo porque en el exterior no te dejan. Porque a veces juegan dos 10 goles con uno de 1 gol o un 2 goles y un cero. El cero es el dueño del equipo que juega en el equipo y el que nos paga a nosotros. Esa es nuestra forma de generar ingresos.

¿Cuántos equipos compiten en el abierto?

Diez equipos con 11 fechas y 21 partidos. Son dos zonas de cinco que se juega todos contra todos y queda uno libre por fecha. Se juega todo acá en el Campo Argentino de Polo los sábados y domingos, salvo una fecha que hacemos entre semana, y ahora vamos a probar otra cosa más que es poner un partido los jueves a la tarde y otro los viernes a la tarde, y hacer una especie de after office, que la gente venga después de la oficina.

También estamos abriendo un espacio nuevo que se llama Curatoria, que es con objetos únicos, una especie de shopping con cosas típicas argentinas, de diseñadores argentinos. Tenemos muchos extranjeros que viene exclusivamente a ver polo y muchas de las mujeres nunca tiene la posibilidad de recorrer Buenos Aires.

¿Termina siendo entretenido para el público?

Le tenemos que buscar la vuelta para que sea más entretenido para el público. Lo de los 10 equipos generó una brecha más grande entre equipos más chicos, pero le abrió un lugar al recambio. Antes éramos 6 u 8 equipos y que pasaba, los jugadores que jugaban en este nivel se mantenían mucho más tiempo. Entonces ahora, al tener dos equipos más, entran más chicos jóvenes y empiezan a mejorar. Vos si no jugás a este nivel no mejorás, y es lo que nos está dando resultado. Es un proceso que a lo mejor hoy no es tan atractivo para el espectador o competitivamente, pero en tres o cuatro años va a ser muy competitivo.

Campeonatos y torneos: el polo se expande y se juega todo el año

Pareciera ser que juegan y se divierten entre ustedes…

No es entre nosotros. Estaba armado de esa forma. Vos pensá que yo soy el presidente más joven de la historia de la AAP y el primero ex profesional de polo. Vamos hacia todo lo que es el profesionalismo de la dirigencia, del management. Se cambió todo el staff, se lo hizo más profesional, se está armando otro ambiente, cambiamos reglas después de 100 años para hacerlo más atractivo y más fácil de entender para el público, queremos que el juego sea más dinámico y no tenga tanto "tiempo muerto", que tenía mucho.

Estamos cambiando también la apertura y entrada al predio inspirados en el US Open de tenis, donde se paga por entrar al predio y además por ingresar a los partidos. Tenemos también lo que se llama After Polo que se llena de chicos de 18 a 25 años, con un grupo de música, DJ, etc. Tenemos 2000/3000 chicos que viene a divertirse.

Es una estrategia de marketing que apunta a que ese público dentro de unos años sean los nuevos fanáticos del polo.

¿Cuál es el presupuesto promedio de un equipo?

Eso es muy relativo, pero el gasto por jugador para jugar la temporada ronda entre los 50.000 y 100.000 dolares dependiendo del equipo.

¿Y el ingreso promedio mensual por jugador?

Es por temporada, en el polo es un poco raro porque depende de lo que te contraten por temporada. Los que juegan el Abierto, jugadores de 8, 9, 10 goles de handicap, estamos hablando de un piso de u$s 300 mil a 1,5 millón anuales. Es un rango muy amplio porque depende de la categoría del jugador.

¿Cuál es el precio de los caballos?

Los precios de un caballo de nivel de Abierto van de los 50 a los 150 mil dólares. Y son unos 40 caballos por equipo, pero hay que tener en cuenta los problemas de salud que pueden tener...

El de los caballos es otro negocio para ustedes…

Nosotros exportamos muchos caballos, pero generalmente no exportás el caballo que te hace ganar acá. El caballo bueno, el caro, es el que uno se guarda para competir. No tiene valor de venta para nosotros, pero sí, los caballos son otro ingreso que tendrían los jugadores.

El polo es más bien un deporte familiar, hereditario

Tiene un poco de eso. Es una forma de vida. El fin de semana en vez de ir a ver fútbol vas al club a jugar al polo, acompañás a tu papá, une mucho.

Se dio algo en el polo argentino que salieron varias familias jugando al polo. Eso se da a acá, no se da en otro lugar. Y se dio también una época en que fuimos varias familias de hermanos que salimos "buenos" para decirlo de alguna forma.

¿Cuál es la importancia de Adolfo Cambiaso para este deporte?

A mi me tocó competir toda la vida con Cambiaso y para mi es el mejor deportista del mundo, de la historia, de todos los deportes. Se preocupó mucho porque el polo no sea elitista, romper un poco esas barreras. La idea es acercar un poco más la gente al polo, que la gente puedas venir a ver un buen espectáculo aunque no lo practiques, y que no pienses que si no tenes saco y corbata y que si no te llamas de cierta forma no podés venir. Eso es el mal marketing que le hicimos nosotros. Esto es lo que nos toca a nosotros, tratar de abrir la puerta, y por eso estamos haciendo todas estas cosas nuevas para cambiar ese aspecto.

El polo da trabajo a mucha gente, son unas 40.000/50.000 personas. Por ejemplo cuando nosotros viajamos los petiseros vienen con nosotros, y ganan en dólares o en euros y ahí es donde hacen su diferencia. Tenemos también herreros, veterinarios, preparadores físicos. Es toda una industria. Creo que si contamos lo que nunca contamos del polo lo vamos a acercar mucho más a la gente.

LOS PRECIOS DE LAS ENTRADAS

El predio del Campo Argentino de Polo (Av. Libertador 4096) cuenta con un Food Garden, un espacio gastronómico con una muy buena oferta de comidas y bebidas. Ofrece además guardería para chicos, un espacio de co-working brindado por WeWork justo enfrente de las oficinas de la AAP, stands donde se puede dialogar con los integrantes de los equipos y comprar merchandising, y entre varias alternativas más, se puede disfrutar de un área al aire libre con DJ y donde tocan bandas de música, al que llaman After Polo. El costo de una entrada Fun Ticket, es decir sin acceso a las tribunas es de $ 460, mientras que ver una jornada de dos partidos cuesta entre $ 1000 y $ 2300 dependiendo de la ubicación

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar