Asociación Argentina de Polo: cifras y crecimiento en el camino al centenario

Asociación Argentina de Polo: cifras y crecimiento en el camino al centenario

Cuáles son los planes de la entidad que celebrará su primer centenario en 2022. La apuesta por desarrollar las relaciones internacionales a largo plazo.

Veinte caballos y cinco yeguas trajo Cristóbal Colón a América en su segundo viaje. Pero sus crías tuvieron que esperar cuatro siglos para que a finales del XIX los inmigrantes ingleses en la Argentina sumaran los tacos y las bochas y comenzara la práctica del polo en nuestras pampas. En 1892 se fundó The River Plate Polo Association y de allí nació en 1922 la Asociación Argentina de Polo (AAP). Aunque a poco de cumplir su primer siglo de vida, no es solo tradición. El pasado año realizó 40 torneos de polo y casi 3000 jugadores están federados y en actividad en casi 300 clubes. En la Patagonia y en la Mesopotamia, en Mendoza y en la llanura bonaerense, la AAP proyecta el polo del siglo XXI.

"La función de la AAP es unir al polo nacional", afirma Eduardo Novillo, presidente de la AAP. "Es la forma de llevar el deporte a su máximo potencial, atendiendo a los intereses de los clubes, los equipos, los jugadores y la industria que esto representa: más de 50.000 puestos de trabajo que siguen creciendo cada año". La AAP tuvo en 2018 ingresos por más de $ 210 millones. Casi la mitad corresponde a sponsors, otro sexto de eventos y el resto de los clubes, hándicaps y demás. Sus finanzas son sanas y la proyección es mejor, ya que todos los rubros están creciendo. Por ejemplo el ingreso por sponsor aumentó 34% del año anterior, y ya lo había hecho un 52% del 2016 al 2017. Por otro lado las nuevas unidades de negocio (como el alquiler de las canchas de Palermo para espectáculos), aportaron $ 31,5 millones externos al polo. Lucas Adur, CEO de la AAP, lo resume así: "Pensamos el polo como una industria más allá de un deporte".

Arranca el 126° Abierto Argentino de Polo: fechas, precios, y novedades

Un ejemplo de la inversión en esta "industria" es el Programa de Fomento Nacional, con el cual la AAP proyecta asignar $ 10 millones durante este año a los clubes de todo el país. La distribución se da en base un sistema de puntos que los clubes deben sumar a través de muy diversas formas, pero todas con un objetivo común: el crecimiento del polo. Van desde la realización de torneos de menores hasta la creación y el crecimiento de las redes sociales del club, pasando por la cantidad de nuevos jugadores con el hándicap al día o poseer una escuela de polo homologada por la AAP. Mientras que los "premios" no se dan en efectivo sino en materiales o servicios: herramientas de trabajo, mimbres de los arcos o tablas laterales, incluso tractores o mejoras en la cancha, entre varias otras ayudas para los clubes.

"Antes solo se le daba bola al polo de alto hándicap, ahora queremos ampliar la base de bajo hándicap", dice Adur. Los números lo acompañan. La liga amateur, donde participan jugadores de 0 a 4 de hándicap, en 2018 llegó a 30 equipos, el año anterior habían sido la mitad. "Una de las apuestas es acercar el polo a quienes no tienen una estructura montada", explica del CEO. "Muchos clubes están viendo que si se le resuelve todo al jugador, hay una oportunidad de negocio". Y ya la están aprovechando, por $ 15.000 a $ 20.000 por mes de cuota en un club, un jugador iniciante puede taquear o jugar todos los días y lo único que necesita tener propio es la ropa y el casco, el resto se lo brinda el club. En el polo del siglo XXI se pude ser polista sin tener caballos.

Campeonatos y torneos: el polo se expande y se juega todo el año

Continuando con el desafío a la tradición están las opciones "extravagantes" del polo. "Algo que está funcionando muy bien", explica Adur. "es polo de arena, que se juega 3 contra 3 a 4 chukers". Menos estructura, menos caballos, menos traslados, y sumando nuevas experiencias. En esa dirección de sumar se apunta polo femenino, quizás el terreno de mayor potencial. "Si la tasa de crecimiento femenino se mantiene a futuro puede ser una gran oportunidad de negocio, no solo por lo que genere a nivel económico sino también a nivel sponsor", se entusiasma Adur. Es lógico que marcas apuntadas a la mujer empiecen a mirar al polo con otros ojos.

En la Argentina las jugadoras con hándicap ya son más del 10% del total, pero el crecimiento es impresionante: 80% del año pasado y 77% de 2016 a 2017. Ya tuvieron 6 torneos propios en 2018 y este año esperan superarlo. Así y todo, hay bastante por recorrer. "A nivel mundial está mucho más desarrollado que acá", asegura Adur. "Las mejores jugadoras del mundo no son argentinas".

La otra gran apuesta es al semillero. El año pasado se cerró con más de 500 jugadores sub 18 con hándicap, con un crecimiento sostenido del 40% anual. Casi la mitad de ellos jugaron el Torneo Nacional de Menores. Una propuesta original se efectuó en el marco de la Semana Olímpica, por los Juegos de la Juventud que se realizaron el año pasado en la ciudad de Buenos Aires, se llevó a cabo el Argentina Polo Program. Catorce chicos de 12 nacionalidades vivieron una experiencia única en la AAP. La idea fue generar pequeños embajadores del polo argentino en todo el mundo. Y también seguir sumando para un viejo anhelo, que el polo vuelva a ser deporte olímpico.

Por último, en el mundo está el otro objetivo: "El polo argentino es Marca País, estamos muy bien a nivel relaciones institucionales, el tema es ahora pensar en relaciones a largo plazo de trabajo", explica Adur. China, Mongolia, Malasia, Qatar, Francia, Canadá, Jamaica, Estados Unidos, Inglaterra, Chile, Nueva Zelandia, Australia, Líbano, Sudáfrica, India son los países con los que se generó vínculos a través de la AAP. Un buen ejemplo es este último, la segunda nación más grande del mundo en cuanto a habitantes. Se realizó en tierra india un test match de confraternidad, un torneo femenino en Manipur y una gira presidencial. Todas iniciativas replicables en otros países. "Somos más competitivos a nivel precios en el exterior", asegura Adur, y vislumbra un panorama de crecimiento internacional para la AAP.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar