Receta ñoquis con harina común, masa para ravioles relleno con pollo, masa pastas rellenas, canelones y fideos sin máquina Pastalinda

Basta de filas en la fábrica de pastas: 5 recetas más fáciles que los ñoquis

La receta casera fácil de ñoquis de papa rellenos, un éxito en la cuarentena. Cuál es la receta de masa para ravioles con relleno de pollo, la receta de masa de otras pastas caseras como canelones y de fideos sin máquina ni Pastalinda

La receta de cómo hacer ñoquis caseros de calabaza, sémola, ricota, espinaca o remolacha es la más buscada de la cuarentena. También la receta de ñoquis de papa con harina común y rellenos y la de ñoquis de papa con pesto de Donato de Santis, el cocinero 'embajador' de la cocina italiana en nuestro país, que podés encontrar acá.

 

 

Ahora es el turno de animarse a la receta de masa para ravioles con relleno de pollo o espinaca, la receta para otras pastas caseras como canelones y la de fideos sin máquina ni Pastalinda.

 

 

1 - TAGLIATELLE POLPETONE

 

"En el restaurante preparamos tagliatelle polpettone que son ideales para los meses más fríos del año. Están inspirados en la cocina mediterránea, con tallarines secos de Italia, salsa pomodoro casera y suaves albóndigas de carne", explica Natalia Czewonogora, socia del restaurante italiano Cosi Mi Piace. A la hora de prepararlos, es imprescindible utilizar carne de buena calidad y en lo posible algún corte con algo de grasa –por ejemplo, roast beef– que ayudará a mantener la humedad y el sabor, según explica Natalia.

Además de sal y pimienta, a la carne picada se le pueden agregar especias a gusto, como pimentón, comino, romero o tomillo. Lo ideal es manipular la carne picada con las manos integrando bien, pero sin amasar para que las albóndigas tengan una mordida tierna y suave. Esta técnica también colabora a que la grasa se mantenga dentro y causa que las proteínas de la carne se unan mejor, evitando que las albóndigas se resquebrajen al cocerlas.

Un tip: la mezcla resultante tiene que ser más húmeda que seca, siempre.

 

 

Ingredientes (para 4 porciones)

  • Tagliatelle, 1 kg (o la pasta de su preferencia)
  • Carne picada, 500 grs
  • Ajo, 2 dientes
  • Huevos, 3
  • Harina
  • Sal y pimienta
  • Queso parmesano

 

Ingredientes para la salsa de tomate

 

  • Ajo, 2 dientes
  • Tomate, 1,5 kg
  • Sal y pimienta negra
  • Aceite
  • Caldo de carne o pollo (opcional), 100 ml

 

Procedimiento

 

  1. En un bowl colocar carne picada, ajos picados, huevos, sal y pimienta. Mezclar con las manos hasta que quede una masa homogénea, pero no amasar. Tomar una pequeña porción y hacer bolitas. Una vez formadas todas las albóndigas, pasarlas por harina y reservar en heladera.
  2. En una olla o sartén a fuego medio colocar un chorrito de aceite, añadir los otros dientes de ajo picados y cocinar un minuto hasta dorar. Sumar el tomate picado (si es fresco, quitarle la piel), sal y pimienta y dejar cocinar a fuego medio, removiendo constantemente con una cuchara de palo hasta que el tomate se desarme. Si se desea, sumar 100ml de caldo de carne o pollo que dará un sabor extra. Continuar cocinando a fuego suave durante media hora y remover de vez en cuando.
  3. Mientras, cocinar la pasta en una cacerola con abundante agua hirviendo. El tiempo de cocción dependerá de la pasta que se haya elegido.
  4. En una olla o sartén, colocar abundante aceite y cuando esté bien caliente, freír las albóndigas durante un minuto hasta dorar. Retirar y colocar sobre un plato con papel absorbente.
  5. Una vez que la salsa esté cocida, sumar las albóndigas y media cucharadita de tomillo (opcional). Remover suavemente con una cuchara de palo para que se mojen bien y dejar cocinar 5 minutos más.
  6. Colar la pasta, emplatar con la salsa y terminar con abundante queso parmesano rallado.

 

 

2 - RAVIOLES DE ESPINACA Y MASCARPONE CON CREMA DE ECHALOTES

 

"Para esta época hacemos los clásicos ravioles de espinaca, pero con una vuelta de rosca: le sumamos mascarpone que es mucho más suave y sutil que cualquier otro queso. El resultado es un relleno untuoso, aterciopelado y con un toque dulce y ácido que queda bárbaro con las espinacas. Lo terminamos con una crema de echalotes que complementa con su sutil sabor a ajos. Se recomienda prepararla unos días antes de armar los ravioles para que resulte más perfumada", David Ribulgo, chef de La Dorita y La Pescadorita

 

Ingredientes (para 5 porciones)

 

Para la masa

 

  • Harina 0000, 500 grs
  • Semolín, 100 grs
  • Huevo, 5
  • Sal, 15 grs

 

Para el relleno

 

  • Espinaca, 4 paquetes
  • Cebolla blanca, 250 grs
  • Mascarpone, 250 grs
  • Ajo, 2 dientes
  • Queso rallado, 75 grs
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva
  • Aceite de girasol
  • Sal y pimienta
  • Para la crema de echalotes:
  • Etchallot, 250 grs
  • Crema, 750 cc
  • Tomillo, 1 ramita
  • Sal y pimienta

 

 

Procedimiento

 

  1. Cortar las cebollas en brunoise, picar finamente los ajos y rehogar todo en una sartén con aceite de oliva hasta transparentar. Salpimentar y reservar. Lavar y escurrir bien las espinacas, llevar a una olla o sartén con aceite de girasol a fuego medio y cocinar brevemente (deben estar apenas cocidas y verde brillante). Retirar del fuego, escurrir bien para retirar toda el agua, picar finamente y unir con la cebolla y ajo previamente rehogados. Agregar el mascarpone, el queso rallado y la nuez moscada, salpimentar, mezclar y reservar.
  2. Para la masa, mezclar en un bowl la harina y el semolín y la sal. Agregar los huevos y amasar hasta formar un bollo uniforme. Reservar en la heladera por una hora. Luego, estirar con semolín hasta obtener una masa fina. Cortar una tira de 5cm de ancho y agregar porciones de relleno a lo largo de la masa, dejando los espacios para formar los ravioles. Colocar otra tira de masa por encima, marcar y cortar con ayuda de un cortante. Pintar con agua los bordes para que no se abran durante la cocción. Repetir este procedimiento hasta que formar todos los ravioles.
  3. Para la crema, cortar los echalotes en brunoise, rehogar en una sartén con manteca a fuego bajo y agregar las ramas de tomillo. Una vez cocidos, agregar la crema y dejar reducir a fuego mínimo durante 15 minutos. Retirar del fuego y reposar la crema.

 

3 - CANELONES DE HUMITA Y POLLO CON BECHAMEL Y POMODORO

 

"Hacemos canelones rellenos con humita casera que se nutre con un pollo horneado desmenuzado y se acompaña con una salsa bechamel y pomodoro. Una delicia bien invernal", cuenta Martín Arrojo, chef Ejecutivo del restaurante Jornal. "La bechamel es ideal para los canelones, siempre acompañada con abundante queso parmesano. Para que no falle la clave es que no se genere ningún grumo: esto se logra comenzando la preparación con un roux de harina y manteca y echando la leche fría y de una vez. Otro tip indispensable es revolver constantemente con un batidor durante su preparación y cocinar durante 5 minutos más a partir de que rompa hervor, para eliminar el sabor a harina cruda", agrega.

 

 

Ingredientes (para 12 unidades)

 

Para la masa

 

  • Leche, 500 cc
  • Huevo, 1 u
  • Sal, 1 pizca
  • Harina de trigo
  • Aceite

 

Para la humita con pollo

 

  • Pechuga de pollo, 1 u
  • Choclo rallado, 500 grs
  • Zapallo cabutia rallado, 500 grs
  • Cebolla, 250 grs
  • Morrón rojo, 250 grs
  • Ajo, 3 dientes
  • Leche, 200 cm3
  • Queso parmesano rallado, 150 grs
  • Hojas de albahaca
  • Comino
  • Sal y pimienta

 

Para la bechamel

 

  • Manteca, 50 grs
  • Harina de trigo, 50 grs
  • Leche, 1 l
  • Nuez moscada
  • Sal y pimienta
  • Para la pomodoro:
  • Cebollas, 2 u
  • Morrón, 1 u
  • Tomate, 3 latas
  • Ajos, 3 dientes
  • Manteca
  • Aceite
  • Albahaca
  • Bicarbonato de sodio, media cucharada

 

Procedimiento

 

  1. Para la masa, en una licuadora mezclar la leche, el huevo y la sal. Agregar cucharadas de harina hasta que se forme una mezcla cremosa. En una sartén antiadherente, echar un chorrito de aceite y agregar un poco de la mezcla hasta cubrir el fondo del sartén. Debe quedar una película delgada. Repetir esto hasta formar 12 panqueques y reservar.
  2. Para el relleno, cortar la cebolla, el morrón y el ajo en brunoise, sofreír en una sartén con aceite de oliva y condimentar con sal, pimienta, tomillo y comino a gusto. Cuando la cebolla transparente, sumar el choclo rallado, el zapallo rallado y el pollo previamente horneado y desmenuzado. Cocinar y agregar un poco de leche. Antes de terminar la cocción, agregar el queso parmesano rallado y las hojas de albahaca.
  3. Para la bechamel, cocinar la manteca y la harina de trigo en una ollita al fuego, batir constantemente hasta formar una pasta. Cuando la pasta apenas cambie de color (más dorado), echarle la leche fría y cocinar removiendo constantemente. Cuando rompa hervor, cocinar 5 minutos más, agregar sal, pimienta y nuez moscada y reservar.
  4. Para la salsa, cortar la cebolla, el morrón y el ajo en brunoise, llevar a una sartén con aceite y sofreír a fuego medio hasta tiernizar. Agregar las latas de tomate, el bicarbonato de sodio y cocinar a fuego bajo durante una hora y media. Al terminar, agregar las hojas de albahaca.
  5. Para armar, rellenar los panqueques con la humita con pollo, formar el canelón y llevar a una fuente para horno. Verter la salsa bechamel, el pomodoro y queso rallado por encima y llevar a horno medio-alto hasta gratinar.

 

 

4 - CONCHIGLIONI DE CORDERO EN COCCIÓN LENTA

 

"Son uno de los platos estrella del invierno y están rellenos de cordero en cocción lenta, siguiendo la técnica del braseado, servidos con pomodoro y hojas de albahaca fresca", cuenta Germán Pantuso, chef y pizzaiolo del restaurante italiano Cincinnati.

"El braseado es una técnica culinaria en dos pasos que consiste en, primero, cocinar con calor seco con el fin de sellar la carne y así conservar dentro sus jugos; se puede sellar en una sartén o a fuego fuerte en el horno. Posteriormente, se continúa cocinando con calor húmedo en un recipiente cerrado por un período prolongado para lograr mayor terneza y sabor. Puede ser una olla con tapa o en una fuente de horno con papel de aluminio. En ambos casos la carne debe estar cubierta de algún líquido", explica.

Para que la carne quede bien sabrosa, el líquido de la cocción puede ser un caldo o agua con vino tinto y un fondo de cebollas, morrón, zanahoria, apio y ajo. Si no se consigue cordero, se puede realizar con cualquier carne de las denominadas de “tercera categoría”, como roast beef, paleta o tapa de asado, que se ven beneficiadas por esta técnica de cocción.

 

 

Ingredientes (para 4 porciones, 6 unidades por porción)

 

  • Conchiglioni, 500 grs
  • Carne de cordero, 500 grs
  • Cebolla, 100 grs
  • Zanahoria, 100 grs
  • Apio, 100 grs
  • Ajo, 2 dientes
  • Caldo de verdura, 1L
  • Vino tinto
  • Aceite de oliva
  • Salsa de tomate puro
  • Sal y pimienta

 

PROCEDIMIENTO

 

  1. Sellar la carne en una sartén profunda u olla con un poco de aceite a fuego fuerte junto con la cebolla, la zanahoria y el apio cortados en dados y el ajo picado muy pequeño. Una vez sellada por todos sus lados, desglasar con vino tinto. Salpimentar y llevar a una bandeja para horno con un poco de profundidad, cubrir 1/3 del total de la carne con el caldo de verdura, tapar con papel aluminio y cocinar a fuego lento durante al menos 3 hs, ideal 6.
  2. Precocinar los conchiglioni en abundante agua por 5 minutos. Retirar, colar y dejar reposar en un bowl con aceite de oliva para que la pasta no se pegue. Una vez fríos, con una cuchara desmenuzar el cordero previamente braseado y los conchiglioni.
  3. Disponer sobre una bandeja para horno la salsa de tomate puro y los conchiglioni rellenos y terminar en horno fuerte durante unos 2 minutos.

 

 

5 - FETUCCINE DE CASTAÑAS CON ESPINACA, PANCETA Y RICOTA DE CABRA

 

"Es un plato que está pensado desde el contraste y balance entre estos cuatro ingredientes con sabores muy distintos", relata Leonardo Fumarola, dueño y chef del restaurante italiano L’adesso. "El fettuccine se prepara normalmente con harina común más harina de castañas (se encuentra en dietéticas) que le da un toque levemente dulce y delicioso, las espinacas suman su sabor terroso, la panceta crocante aporta salinidad y textura y todo se amalgama con la suave y delicada ricota de cabra", agrega.

 

 

Ingredientes (para 4 porciones)

 

  • Harina, 300 grs
  • Harina de castañas, 100 grs
  • Huevos, 4
  • Sal

 

Ingredientes para la salsa

 

  • Espinacas, 100 grs
  • Dientes de ajo, 2
  • Panceta salada, 100 gr
  • Aceite de oliva extra virgen, 50 grs
  • Ricotta salada de cabra, 80 grs
  • Pimienta

 

Procedimiento

 

  1. En un bowl unir ambas harinas con sal y agregar los huevos. Amasar hasta obtener una masa homogénea y dejar reposar por una hora. Luego, estirar la masa lo más fina posible para cortarla en tiras largas de 2cm de ancho aproximadamente.
  2. Por otro lado, en un sartén agregar aceite de oliva, los ajos enteros, la panceta cortada en cubos y cocinar hasta dorar bien. Sumar las espinacas, cocinar por un minuto y condimentar con pimienta.
  3. Cocinar la pasta en abundante agua salada hirviendo por dos minutos o hasta quedar al dente. Colar y saltearla junto con la salsa por un minuto más.
  4. Al servir, desgranar la ricota por encima y terminar con hojas de espinaca fresca.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar