Para brindar estas fiestas: cinco espumosos recomendados para disfrutar

Para brindar estas fiestas: cinco espumosos recomendados para disfrutar

A pesar de ser una bebida versátil que ofrece un sinfín de situaciones de consumo, es cuando llegan las fiestas que los espumosos comienzan a aparecer en todas las mesas. Aquí, algunas claves sobre una bebida tan seductora como particular.

Indudablemente, los espumosos son protagonistas de esta época del año con un pronunciado crecimiento de sus ventas y su consumo cuando llegan las fiestas. Sin embargo, estos ejemplares son mucho más que vinos de estación.

Tal es así, que se elaboran en gran parte de las regiones productoras del mundo desde tiempos inmemoriales, ya que su sabor y sus burbujas características han conmovido a amantes del vino en todas las latitudes, independientemente de sus preferencias. Por lo tanto, es una verdadera lástima que una bebida tan dúctil, tan adecuada para acompañar distintas situaciones y tan versátil con las comidas tenga un consumo pronunciadamente estacional.

A continuación, algunos datos que es fundamental recordar sobre los espumantes argentinos:

  • La primera casa especializada en espumantes en la Argentina fue Bodegas Toso. Pascual Toso, su creador, fue pionero en la elaboración de espumantes nacionales en 1922, para lo cual trajo pupitres de Francia e incluso se asesoró con técnicos de la Champagne. El Extra Toso es el primer espumante argentino vinificado bajo el método Champenoise o tradicional.
  • Así y todo, cuando se habla de espumosos es imposible no pensar en la casa champañera Chandon, especialmente porque en el año 2020 cumple sus primeros 60 años en el país. Chandon Argentina fue la primera casa Chandon fuera de Francia; hasta entonces, sólo unas pocas bodegas se dedicaban en Mendoza al espumante con pequeños volúmenes de producción. Este establecimiento creó el segmento de espumantes premium y modificó los estándares de calidad, dándole un impulso decisivo al cultivo de Chardonnay y Pinot Noir en nuestro país a partir de clones utilizados en Francia por Moët & Chandon. Entre sus diferentes innovaciones, se destaca sin dudas el nuevo centro de prensado en la bodega de Agrelo que permite procesar la vendimia en muy poco tiempo evitando la oxidación del mosto.

El boom de los espumosos: cuál es el tipo preferido de los millennials

  • Cuando de personajes insoslayables en el mundo de los espumosos hablamos hay que mencionar a Pedro Rosell, uno de los creadores de Rosell Boher y actual hacedor de Cruzat Larrain; el agrónomo Alejandro “Pepe” Martínez; Pepe Reginato, y la enóloga Cecilia López con su gran trabajo en Navarro Correas.
  • Así y todo, un nombre trascendente en la industria es Onofre Arcos, quien se desempeñó como Chef de Cave de Chandon durante 45 años. Este profesional es querido en toda la industria y admirado por su fabulosa capacidad de degustación y blendeo. Habiendo dejado grandes etiquetas como legado, recientemente se retiró y dejó a su cargo a Diego Ribbert, con quien trabajó codo a codo durante meses para transmitirle su conocimiento y experiencia.
  • Según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), en la Argentina se toman 39.202.900 litros de espumantes, lo que significa 0,89 litros per cápita anuales. Si bien desde el año 2016 –después de un pico histórico– su consumo disminuyó, en la última década ganó protagonismo en el mercado interno, algo que impulsó nuevos lanzamientos por parte de las bodegas. Hoy, 130 establecimientos nacionales producen espumantes y también los exportan.
  • Más allá de esta disminución en el consumo interno, las bodegas del sector enfrentan otra dificultad: los mercados del mundo prácticamente no demandan burbujas argentinas. Por lo tanto, exportar aquellos ejemplares que no se venden en el mercado interno no es una opción para ellas. 

 

Cinco espumosos para disfrutar en las fiestas

Baron B Anniversaire Baron Bertrand Cuvée Prestige 100 Ans.: Realmente sorprendente esta edición especial de Baron B que conmemora los cien años del nacimiento del barón Bertrand de Ladoucette, responsable de la apertura de Moet & Chandon Mendoza. Para la elaboración de esta cuvée se usaron añadas especiales de gran calidad (1997, 2002, 2007, 2010, 2011 y 2012), dando como resultado un espumoso de burbujas finas y delicadas, aromas complejos que recuerdan a fruta madura y dejos tostados, con un paladar profundo, elegante y untuoso.

Luigi Bosca Boheme Brut Nature: Un espumante con un estilo ya registrado, que sobresale con sus aromas complejos de levaduras, pero siempre con frescura y delicadeza. Notas de frutas blancas, frutos secos y pan tostado, y un paladar vivaz, franco y equilibrado. Es el único espumante argentino que usa las tres variedades de uvas autorizadas en la Champagne: Chardonnay, Pinot Noir y Pinot Meunier.

Chandon Cuvée Reserve Pinot Noir: Un excelente espumante apoyado en la fruta roja sutil del Pinot Noir que suma leves tonos tostados muy elegantes. En boca se destaca por su nervio, frescura y vivacidad. Es muy versátil a la hora de acompañar comidas.

María Codorníu Método Tradicional: Un espumante cien por ciento Chardonnay de Valle de Uco que se expresa con sus notas de membrillo y brioche, que luego dan paso a un paladar untuoso pero con acidez, de burbujas persistentes y un equilibrio general muy agradable.

Nieto Senetiner Millesime Brut Nature 2016: Este nuevo espumante milesimado (con añada) de la casa Nieto Senetiner es un corte de Chardonnay y Pinot Noir con crianza de 36 meses sobre borras. Esto le da no sólo notas complejas, sino también ancho de boca, graso y volumen. Un estilo señorial pero al mismo tiempo moderno (es ágil en su paso por el paladar), con aromas y sabores equilibrados y elegantes. Muy buena estructura para combinar con comida.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar