A fuego lento: cócteles parrilleros con vino para acompañar el asado este verano

A fuego lento: cócteles parrilleros con vino para acompañar el asado este verano

Hay muchas razones para animarse a combinar la carne a la parrilla con un cóctel, especialmente en verano. Las altas temperaturas piden bebidas con alcohol frescas

¿Quién dijo que no se puede acompañar una entraña o una tira de asado con un cóctel? ¿Cuántas veces acompañaste un asado con una gaseosa, dulce y con gas? Entonces, ¿por qué no podrías jugarte por un cóctel parrillero?

Una copa de malbec o de cabernet sauvignon, es una carta segura; pero si te animás con alguna mezcla, no te vas a arrepentir.

Hay muchas de razones para que un cóctel te acompañe a la hora del asado. Preparar el fuego, salar la carne, condimentar la provoleta o preparar las achuras, entre otras tareas, se disfruta más de la mano de un vermú, una copa de espumoso e incluso de un cóctel con vino, ideales para abrir el apetito.

Apuntemos estas recetas simples, y algunas historias para amenizar la previa del asado y tirar un cacho de cultura a la parrilla.

Vermú

Sin duda, una botella de vermú y un sifón siempre es una excelente opción. La medida que prefieras de ese vino aromatizado con botánicos, más burbujas, hielo y una rodaja de naranja para decorar, es el clásico aperitivo que acompaña a los argentinos junto a la parrilla desde hace décadas.

Un vermú dry, cítrico, floral y seco; un vermú rosso con más cuerpo y dolce amargo; o un vermú bianco, ligeramente dulce y frutal (de Carpano, Martini&Rossi o el que prefieras) no te va a fallar. Hasta le podés agregar unas gotitas de un bitter como Angostura o un splash de Fernet, para darle un sabor más complejo.

Veamos algunas propuestas sencillas, para darle un giro a la barra de tragos a la hora del asado, empezando por el histórico Americano... Y otras ideas más atrevidas.

Americano

1 - Americano

En un vaso alto, colocás:

  • Hielo
  • 3 cl. de Campari u otro bitter rojo
  • 3 cl. vermú rosso
  • Completás con soda y media rodaja de naranja

La historia del Spritz se remonta a 1805 y las guerras napoleónicas, cuando los soldados austríacos asentados en la región de Venecia tomaban el vino italiano local y agregaban un splash, en alemán un 'spritzen', de agua. Pasaron los años (y las dos Guerras Mundiales) y el agua se convirtió en gasificada. Durante años, se bebió una mezcla de vino (o espumoso) más bitter y un splash de soda, conocida como Spritz.

En 1919 nació el bitter Aperol. En la década de 1930 era una bebida para mujeres y deportistas: los anuncios en toda Italia la comercializaban como “la bebida que ayuda a mantener la silueta”. En 1950, el bitter rojo de Padua se aprovechó de la buena fama del Spritz.

La receta clásica es 3-2-1: 3 partes de espumoso Prosecco, 2 partes de Aperol y 1 parte de soda. Su fama más reciente se la debe a la taquillera película 'Meet the Fockers', protagonizada por Barbra Streisand, Dustin Hoffman y Robert De Niro: la cantante y actriz le ofrece un Spritz a su consuegro malhumorado De Niro, en lugar de su habitual cóctel, el Tom Collins.

Bianco Spritz

Lo atractivo del estilo Spritz es que propone decenas de opciones, todas muy simples, si respetás sus tres atributos. Porque  que tiene este tipo de coctel. Un Spritz es un Spritz siempre que tenga: un grado alcohólico moderado, una efervescencia nítida y agradable (con el agregado de agua con gas, vino espumoso, agua tónica) y una buena cantidad de hielo que lo mantenga muy frío el tiempo que te tome beberlo.

Van tres opciones para acompañar un pincho de pollo, vegetales asados, mollejas con limón o, para el caso que seas un parrillero multitasking, una pesca a las brasas.

2 - Bicicletta Spritz

En un vaso alto o un copón, colocás hielo y:

  • 3 cl. de vino blanco (pinot grigio, semillón, chardonnay, idealmente)
  • 3 cl. de Campari u otro bitter rojo
  • Completás con soda y rodaja de naranja

3 - Pink Spritz

En un vaso alto o copón, colocás hielo y:

  • 4.5 cl. de vino rosado
  • 4.5 cl. de Lillet u otro vermú Dry
  • Completás con soda o gaseosa citrus, y ramita de menta

4 - Bianco Spritz

En un vaso alto o copón, colocás hielo, más:

  • 6 cl. de vermú bianco
  • 3 cl. de licor Maraschino Luxardo u otro
  • Completás con espumoso brut y piel de naranja

Si te gusta el jerez fino, la manzanilla o el porto dry, que son vinos fortificados ideales como aperitivo del asado del fin de semana, tenés que probar estas opciones.

El Adonis es un cóctel tan delicioso como olvidado. La flamantae vuelta del jerez a la escena de las barras porteña es la excusa perfecta para recuperar esa mezcla de vermú dry y jerez, bautizada en honor al primer musical de Broadway y creado para la carta del Hotel Waldorf-Astoria, de Nueva York, allá por mediados de 1880. Si te gusta el jerez no podés dejar de probarlo, mucho menos si en la mesa hay una tablita de curados como un lomito ahumado, salame o bondiola.

Adonis

5 - Adonis

En un vaso de composición (mixing glass), colocás:

  • Hielo
  • 4.5 cl de jerez Tío Pepe o Manzanilla
  • 4.5 cl de vermú rosso
  • 2 dashes de orange bitter
  • Revolvé y refrescá por 20 segundos
  • Serví en copa cóctel (sin hielo) o en vaso Old Fashioned (vaso corto) con hielo
     

Generalmente, los vinos encabezados son vistos como opciones de postre o digestivos. Sin embargo, desde siempre han compuesto mezclas bien pileteras, como los punch.

Tienen atributos muy valorados por los bartenders, como buen grado alcohólico, complejidad y riqueza aromática, y la capacidad de amalgamarse con bebidas como el whisky, el ron, el brandy o el gin. De hecho, muchas recetas de cócteles clásicos han sufrido variaciones a partir del porto o del jerez, dando origen a Sherry Martini, Sherry Manhattan, Porto Tonic o Porto Mojito.

Martini

Si te gusta arrancar la previa con un trago potente y directo, perfecto para unas aceitunas y un quesito picante, apuntate estas versiones parilleras de grandes clásicos.

6 - Martini

En un vaso de composición (mixing glass), colocás:

  • Hielo
  • 4.5 cl de porto dry
  • 4.5 cl de dry gin
  • 2 dashes de orange bitter
  • Revolvé y refrescá por 20 segundos.
  • Serví en copa cóctel (sin hielo) o en vaso Old Fashioned (con hielo)

El Manhattan Reverse es otra opción tentadora. Es, seguramente, el antecedente del clásico Manhattan, cuando el vermú era protagonista (2 partes de vermú y 1 parte de whisky), siendo hoy el Manhattan clásico al revés (2 partes de whisky y 1 parte de vermú rosso).

El Reverse tiene el grado justo, el sabor pleno y el dulce amargo suficiente para acompañar una carne a la parrilla. Al menos por una vez, rompé las reglas.

Además, es la oportunidad de experimentar con un vermú de alta gama como Cocchi Vermouth di Torino o un Carpano Antica Formula.

7 - Manhattan Reverse

En vaso de composición (mixing glass), combiná:

  • Hielo
  • 6 cl. de vermú rosso
  • 3 cl. de bourbon whiskey
  • 2 dash de Angostura Bitter
  • Revolvé y refrescá por 20”
  • Serví en copa cóctel (sin hielo) o vaso Old Fashioned (con hielo)
  • Decorá con piel de naranja

Si la parrilla le da la bienvenida a un pechito o matambrito de cerdo bien condimentado, la propuesta es jugarse con un cóctel a base de ron oscuro para acompañar un plato sabroso, graso y contundente.

8 - Kingston Negroni

En vaso de composición (mixing glass), combiná:

  • Hielo
  • 3 cl. de ron oscuro
  • 3 cl. de Campari
  • 3 cl. de vermú rosso
  • Revolvé y refrescá por 20 segundos. Serví en vaso Old Fashioned con hielo
  • Decorar con piel de naranja

9 - Limonada Grille

Una vez que las brasas están listas, lo primero que podés tirar a la parrilla son unas cuantas rodajas de limón. Las grillás un poquito de ambos lados, para luego preparar una rica limonada, con el jugo de limón fresco, menta, jengibre o lo que gustes. Unas jarras de limonada bien fría siempre es necesaria para hidratarnos.

Por supuesto que si vas a preparar un Tom Collins (con dry gin) o un John Collins (con whiskey bourbon), podés decorarlo con esas rodajas grilladas. Será el detalle que va a sorprender a tus invitados y, para los que no pueden dejar el celular, será ideal para una storie en IG.

10 - Tom Collins / John Collins

En un vaso alto colocás:

  • Hielo
  • 4.5 cl. de dry gin o bourbon
  • 3 cl. de jugo fresco de limón
  • 1.5 cl. de almíbar simple (1 taza de agua caliente y 1 taza de azúcar, revolvé sobre el fuego hasta disolver bien)
  • Completás con soda y decorás con rodaja de limón

Taller de Coctelería de Verano

* Dos encuentros para aprender nociones básicas sobre las bebidas, las herramientas y las recetas de la coctelería clásica.

* Dictado por Fernanda Orellano, sommelier

* 28 y 29 de enero / 18.30 a 21 horas

Día 1: Breve reseña de la coctelería. Las bebidas infaltables en tu barra: destilados, licores, vermut y bitters. Las herramientas. ¿Cuáles y como usarlas? La cristalería. Métodos de composición de un cóctel.

Día 2: Familia de cócteles. El Punch. Los Sours. Collins y Fizz. Martinis. Aperitivos, Digestivos o After Dinner. Clásicos de siempre: Old Fashioned, Manhattan, French 75, Daiquiri, Negroni, Margarita.

*  Costo: $ 2400

* Inscripción: info@sommeliers.com.ar

Comentarios1
Beatriz Loubet
Beatriz Loubet 11/01/2020 04:03:05

No combina con chinchulines!

Shopping