Un DJ de hinchadas, público virtual y reubicación de cámaras, la clave de la vuelta del fútbol español

El regreso del fútbol profesional en España, sin público y bajo estrictos protocolos sanitarios planteó un "reto inesperado y mayúsculo" en el que nadie tenía experiencia previa

Un DJ de hinchadas, público virtual y reubicación de cámaras, la clave de la vuelta del fútbol español

La reubicación de cámaras, el público virtual y el audio simulado con los que se anima el fútbol español por estos días son el resultado de una carrera frenética de varias compañías tecnológicas ante la etapa más larga de partidos a puerta cerrada por la que ha atravesado el fútbol español y mundial.

La necesidad de virtualizar la vida en los estadios abrió una carrera tecnológica para lograr que durante 90 minutos el espectador se abstraiga y no enfoque su atención en que se está jugando un partido a puerta cerrada.

Óscar Lago, match director de Mediapro, se refirió a este hito audiovisual de LaLiga, que no solo incluye a su compañía, sino también a empresas como Vizrt y EA Sports.

"Sabíamos que fútbol sin aficionados es poco alentador de ver como espectador" recuerda Lago en un encuentro con medios organizado por LaLiga y algunos de los partners con los que han desarrollado la virtualización de la producción. "Nunca nos habíamos enfrentado a una situación simular, a un periodo tan largo de tiempo de fútbol en TV sin público", asegura.

La solución llegó de la mano de un par de factores, como fueron las nuevas posiciones de las cámaras y la virtualización de público y audio.

"Hubo que reubicar algunas cámaras para evitar que en la mayoría de planos y repeticiones se viera continuamente parte de la tribuna vacía", relata. Pero eso no solucionaba todo. ¿Qué hacer con los planos de la cámara master?, es decir los planos que ocupan el 90% de la transmisión al ser la cámara que sigue el juego en directo del partido, que siempre muestran una parte de la tribuna.

"Nadie en el mundo estaba preparado para esto, no había un producto en el mercado" (ni en la industria audiovisual ni en la gráfica) que lograra que el público que se viera en la TV fuera lo más parecido a la transmisión real" dice Lago, e insiste en "lo más parecido", ya que "nunca se pensó en buscar público virtual hiperrealista". "Eso podría ser más un defecto que virtud" pues cabría la posibilidad de que distrajera al espectador. En realidad, cuando hay aficionados en los estadios, esas gradas se ven en planos abiertos, sin detalles, con lo que al espectador le llega "una masa casi difuminada" cuya función es casi de relleno, aunque luego haya planos cortos.

En el caso del audio afirma que fue "un viaje de ida y vuelta". El de ida: en situaciones normales los audios capturados por Mediapro en los partidos de LaLiga en los estadios se entregan a EA Sports para que los edite y los puedan usar en sus juegos, como el FIFA. Y el trayecto de vuelta: EA Sports se los devolvió ahora a Mediapro distribuidos en pistas "muy bien catalogadas" para ser utilizadas en directo.

Es algo que nunca se había pensado y que permite que el espectador escuche el audio ambiente real de cada estadio real de Primera División. De esta forma, cuando juega el Atlético de Madrid se oye a la hinchada local en el Wanda Metroplitano. Además, hay otros recursos que dan más énfasis cuando el equipo local hace una buena acción, o cuando hay una ocasión de gol.

Todo ello está en manos de un operador que inserta aplausos, murmullos o lo que proceda y que Lago compara con un DJ en directo que monta la banda sonora de cada partido.

Algunas hinchadas tienen cantos especiales en minutos o momentos concretos de los partidos. En esos casos, la retransmisión no añade esos audios, pero permite que cada estadio sea el que los lance por megafonía, de la misma forma que puede añadir otros sonidos si lo cree conveniente.

Así es como se logra -o se intenta, al menos- que el espectador prácticamente se olvide de que LaLiga ha regresado a puerta cerrada, porque, según los expertos, el efecto psicológico de ver tribunas con elementos que recuerdan al público y escuchar a hinchas animar al equipo hace cambiar el chip. Y "llega un momento en el que ya no te das cuenta de que es a puerta cerrada, el espectador no mira la tribuna, sí al juego", concluyen desde Mediapro.

En este proyecto, fue crucial contar con Vizrt como socio, una compañía noruega de producción gráfica especialista en público virtual. Su mayor desafío cuentan fue lograr que no se perdiera la pelota entre las imágenes de la hinchada generada por computadora.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar