Sara Facio:

Sara Facio: "Me parece maravilloso que un político cite a María Elena Walsh"

Fue pareja de la autora de 'Como la cigarra', el poema que Alberto Fernández eligió para cerrar su participación en el último debate presidencial. Con 87 años, es una leyenda de la fotografía argentina.

Sara Facio es una leyenda de la fotografía argentina, que esta tarde prepara un té en la cocina de su estudio de la calle Paraguay y sonríe con una boca roja, prolijamente pintada. Tiene 87 años que no se le notan en la voz ni en la mirada: apenas, un andar un poco más lento. Es un pilar de la fotografía local, la autora de imágenes que ya son parte de la cultural visual del país (Cortázar con el cigarrillo entre los labios, Los Muchachos Peronistas mirando a cámara, los chiquitos con la ñata contra el vidrio que hielan el corazón...). Hace un tiempo, dejó de registrar en negativos lo que sólo ella capta, pero sigue mirando como siempre, buscando imágenes. Se dedica ahora a preservar su legado y el de su pareja, la también legendaria María Elena Walsh.

¿Por qué creó una fundación en honor a su pareja, María Elena Walsh?

La Fundación María Elena Walsh tiene legalmente menos dos años. El año pasado otorgamos el primer premio en literatura, que ganó Tomas Downey, y en esta nueva edición integra el jurado con María Moreno y Pablo De Santis. La idea es continuar lo que María Elena hacía en vida: ayudar a la gente joven, con talento. Estamos muy contentas. Es lo que ella quería. Yo tengo sus derechos literarios, y como no me interesa tener autos de alta gama ni alhajas, pensé que ese dinero de ella lo debía gastar en hacer cosas que ella hubiese hecho en vida.

A usted le debemos la forja de la vida institucional de la fotografía: abrió secciones en los principales diarios, dirigió la primera sala de exposiciones específica (la Fotogalería del Teatro General San Martín), formó la colección del Bellas Artes... Le dio dignidad a la disciplina.

Ha sido una lucha de toda la vida, muy desigual. ¡Una militancia! Siempre digo cuando me preguntan si no milito: sí, soy militante de la fotografía. Porque, además, soy mujer, como habrás notado. Las mujeres siempre somos menos. En todo el mundo. Por suerte ahora las chicas se han dado cuenta que no es sólo en el trabajo y en la cama: en todos lados los varones mandan.

Este un momento muy especial para la lucha de las mujeres.

Soy feminista de nacimiento. Me alegra que ahora se hayan comprometido más, sobre todo en los casos extremos como el aborto o el divorcio, temas que hacían que la mujer fuera una esclava. Que eso se discuta me parece maravilloso.

Sara Facio está de moda: muestra, libros y anfitriona de premios

A los 86 años la reina madre de la fotografía argentina está vigente y produciendo. Su exhibición en Malba ya la vieron más de 80.000 personas, se editarán próximamente libros con sus trabajos y puso en marcha la Fundación María Elena Walsh, de quien fue pareja.

¿Y qué proyectos más personales tiene?

Descansar, es lo que me recomienda mi médico. Me dice que me vaya a una playa, pero para eso yo prefiero pegarme un tiro. Me gusta más estar acá en mi estudio, rodeada de mis libros y mis fotos. No las mías, sino de la gente que a mí me gusta, de los artistas fotógrafos que me gustaron siempre, Richard Avedon, Diane Arbus... Sigo trabajando y me piden muchísimas cosas que no puedo cumplir, por un lado porque pienso que ya está, ya hice mucho; y por otro porque tampoco tengo fuerzas. Es muy difícil porque a mí me gusta la fotografía analógica, y en este momento es dificilísimo conseguir materiales, papeles, laboratorios de fine art que sepan trabajar con negativo. El digital me parece plano, gris, asqueroso.

¿Conoce el Centro de Investigación Fotográfico Histórico Argentino (CIFHA), que dirige Alfredo Srur?

¿Cómo no lo voy a conocer? Ahora justamente me están haciendo las fotos, porque fue uno de los pocos que encontré que hacía fotografía analógica. Gané el Premio Trayectoria del Salón Nacional, y una de las condiciones es que los ganadores tienen que donar una obra al Museo Nacional de Bellas Artes. La ceremonia será ahora en comienzos de noviembre. Vino acá la curadora Verónica Tell y eligió cuatro obras, de la serie Peronismo, que se vio en Malba durante cinco meses (en 2018). Las que se vieron eran copias digitales, pero las que dono al museo son copias del negativo.

¿La de Los Muchachos Peronistas que miran a cámara?

Esa ya estaba en la colección, la había donado mi socia editorial, María Cristina Orive. Es la única socia que tuve en la editorial La Azotea. Mi otra socia fue Alicia D'Amico, en lo fotográfico. Y no tuve más socias nunca, ni tendré. Con esas dos monstruos, con las que me llevé fantástico siempre...

Y María Elena, ¿socia en la vida?

Más que socia.

En el segundo debate presidencial, el candidato Alberto Fernández cerró su presentación  con los versos de 'Como la cigarra', quizás la canción más popular de María Elena. ¿Cómo lo tomó usted?

No lo vi. Me parece maravilloso que la citen a María Elena. Es un verso que tiene una vigencia y un humanismo que son eternos. Que lo use un político me parece fantástico. Lo enaltece al político que pueda citar a un poeta, a cualquiera... Estamos tan cansados de los insultos y las guarangadas. Al menos yo.

¿Cómo analiza este momento, donde hay candidatos de extrema derecha?

Y de extrema izquierda también. Hay algunas cosas en las que está bastante atrasada la izquierda, vive en el siglo XVIII. No te rías: la reforma agraria es del siglo XVIII, no del XIX. Estos extremos están pasando en el mundo entero. En Francia, que es nuestro ejemplo, fijate los chalecos amarillos. Lo que pasa en Chile.

¿A qué personaje de la actualidad le gustaría retratar?

¿Sabés que te diría María Elena? No me hagas preguntas de periodista.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar