Confirmado: la Fórmula Uno pone primera en julio, y con dos grandes premios "nuevos"

En el día de ayer se dio a conocer el calendario de las primeras ocho carreras que tendrá la competencia, que incluyen el agregado de dos repeticiones en Austria, donde arranca la temporada y Gran Bretaña

MOTOR-F1-FRANCE/

MOTOR-F1-FRANCE/

La Fórmula Uno está lista para arrancar con un calendario de con ocho grandes premios en el que se incluirá el Red Bull Ring de Austria y el circuito de Silverstone de Reino Unido, cada uno con dos carreras sin espectadores en julio y agosto, respectivamente.

La temporada, que originalmente preveía 22 competencias, el mayor número de su historia, está paralizada desde que el 15 de marzo se cancelara su puesta en marcha en Australia debido a la pandemia de la Covid-19.

La primera carrera del año será en Austria, el 5 de julio, y habrá una segunda carrera en ese país una semana después, el Gran Premio de Steiermark (Estiria), llamado así por la región en que se encuentra el circuito propiedad de Red Bull en Spielberg.

Será la primera vez que un circuito reciba dos carreras del campeonato en la misma temporada, la primera vez que una temporada arranque en Austria y también la primera vez que una carrera se celebre a puerta cerrada.

Los 10 equipos viajarán por tercer fin de semana consecutivo para competir en el Hungaroring de Budapest el 19 de julio antes de regresar a casa, todo bajo condiciones cuidadosamente controladas.

Silverstone será sede del Gran Premio de Reino Unido el 2 de agosto, y del Gran Premio del 70º Aniversario el 9 de agosto.

Una cuarentena de dos semanas entrará en vigor en Reino Unido para la mayoría de las llegadas al país a partir del 8 de junio, pero la Fórmula Uno contará con la exención de la que disfrutan los eventos deportivos de élite.

El Circuito de Catalunya, en Barcelona, recibirá al Gran Premio de España el 16 de agosto para completar el segundo tramo antes de otra pausa. Posteriormente, según releva la agencia Reuters, habrá carreras en Spa, Bélgica, el 30 de agosto, y en la pista italiana de Monza el 6 de septiembre.

La Fórmula Uno está lista para arrancar con un calendario de con ocho grandes premios en el que se incluirá el Red Bull Ring de Austria y el circuito de Silverstone de Reino Unido, cada uno con dos carreras sin espectadores en julio y agosto, respectivamente. La temporada, que originalmente preveía 22 competencias, el mayor número de su historia, está paralizada desde que el 15 de marzo se cancelara su puesta en marcha en Australia debido a la pandemia de la Covid-19. La primera carrera del año será en Austria, el 5 de julio, y habrá una segunda carrera en ese país una semana después, el Gran Premio de Steiermark (Estiria), llamado así por la región en que se encuentra el circuito propiedad de Red Bull en Spielberg. Será la primera vez que un circuito reciba dos carreras del campeonato en la misma temporada, la primera vez que una temporada arranque en Austria y también la primera vez que una carrera se celebre a puerta cerrada. Los 10 equipos viajarán por tercer fin de semana consecutivo para competir en el Hungaroring de Budapest el 19 de julio antes de regresar a casa, todo bajo condiciones cuidadosamente controladas. Silverstone será sede del Gran Premio de Reino Unido el 2 de agosto, y del Gran Premio del 70º Aniversario el 9 de agosto. Una cuarentena de dos semanas entrará en vigor en Reino Unido para la mayoría de las llegadas al país a partir del 8 de junio, pero la Fórmula Uno contará con la exención de la que disfrutan los eventos deportivos de élite. El Circuito de Catalunya, en Barcelona, recibirá al Gran Premio de España el 16 de agosto para completar el segundo tramo antes de otra pausa. Posteriormente, según releva la agencia Reuters, habrá carreras en Spa, Bélgica, el 30 de agosto, y en la pista italiana de Monza el 6 de septiembre. Las carreras de Fórmula Dos y Fórmula Tres también se celebrarán durante los mismos fines de semana. La

Fórmula Uno espera organizar este año entre 15 y 18 carreras, cifra que garantizaría que Liberty Media no tenga que devolver una parte proporcional a los operadores televisivos, y de ser así la temporada terminaría en Abu Dabi en diciembre, después de haber corrido también en Bahrein. Las crisis económicas no son alguno nuevo para la Fórmula 1. La más reciente fue la de 2008 que provocó la salida de varios constructores de la competición, como BMW, Honda, Toyota y Renault. En ese entonces, la crisis también despertó un debate sobre el futuro de la competición. No obstante, la máxima categoría del automovilismo sobrevivió gracias a un esfuerzo en el control de los gastos. De acuerdo con la agencia evaluadora Moody's y el banco JP Morgan, la clave para superar la actual crisis económica por el Covid-19 también se encuentra en el control de los gastos, iniciativa que algunas escuderías alertaron con urgencia. Para Moody's, que degradó las perspectivas de la Fórmula 1 de positivas a negativas el pasado 2 de abril, esta competición tiene "suficiente liquidez y costos lo suficientemente flexibles para hacer frente a una temporada 2020 severamente reducida" o incluso a una "supresión total". Los acuerdos comerciales y de administración que deben ser las bases de la categoría a partir de la próxima temporada están en plena negociación entre la FIA, los promotores y las escuderías. "Puedo ver hasta cuatro equipos desapareciendo si esto no se gestiona de la manera correcta", señaló el pasado 5 de abril en una entrevista de la BBC Zak Brown, director ejecutivo de McLaren, la primera escudería en aprobar medidas de parate parcial y de reducción de salarios de dirigentes y pilotos. De hecho, el legendario equipo Williams se encuentra a la venta. Además de la pandemia, sus problemas económicos se derivan de los malos resultados en los últimos años. El equipo fue campeón por última vez en 1997, la última carrera que ganó fue en 2012 y en 2019 sólo sumó un punto. Con dificultades económicas o sin ellas, Aston Martin se comprometió de nuevo en abril a su regreso a la parrilla. Esto lo logrará a través de la escudería Racing Point, quien cambiará su nombre y adoptará el de la marca preferida de James Bond.

Las carreras de Fórmula Dos y Fórmula Tres también se celebrarán durante los mismos fines de semana.

La Fórmula Uno espera organizar este año entre 15 y 18 carreras, cifra que garantizaría que Liberty Media no tenga que devolver una parte proporcional a los operadores televisivos, y de ser así la temporada terminaría en Abu Dabi en diciembre, después de haber corrido también en Bahrein.

Las crisis económicas no son alguno nuevo para la Fórmula 1. La más reciente fue la de 2008 que provocó la salida de varios constructores de la competición, como BMW, Honda, Toyota y Renault.

En ese entonces, la crisis también despertó un debate sobre el futuro de la competición. No obstante, la máxima categoría del automovilismo sobrevivió gracias a un esfuerzo en el control de los gastos.

De acuerdo con la agencia evaluadora Moody's y el banco JP Morgan, la clave para superar la actual crisis económica por el Covid-19 también se encuentra en el control de los gastos, iniciativa que algunas escuderías alertaron con urgencia.

Para Moody's, que degradó las perspectivas de la Fórmula 1 de positivas a negativas el pasado 2 de abril, esta competición tiene "suficiente liquidez y costos lo suficientemente flexibles para hacer frente a una temporada 2020 severamente reducida" o incluso a una "supresión total".

Los acuerdos comerciales y de administración que deben ser las bases de la categoría a partir de la próxima temporada están en plena negociación entre la FIA, los promotores y las escuderías.

"Puedo ver hasta cuatro equipos desapareciendo si esto no se gestiona de la manera correcta", señaló el pasado 5 de abril en una entrevista de la BBC Zak Brown, director ejecutivo de McLaren, la primera escudería en aprobar medidas de parate parcial y de reducción de salarios de dirigentes y pilotos.

De hecho, el legendario equipo Williams se encuentra a la venta. Además de la pandemia, sus problemas económicos se derivan de los malos resultados en los últimos años. El equipo fue campeón por última vez en 1997, la última carrera que ganó fue en 2012 y en 2019 sólo sumó un punto.

Con dificultades económicas o sin ellas, Aston Martin se comprometió de nuevo en abril a su regreso a la parrilla. Esto lo logrará a través de la escudería Racing Point, quien cambiará su nombre y adoptará el de la marca preferida de James Bond.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar