Obra de Milagros Correch (Milu)
Obra de Milagros Correch (Milu)

Muralistas fuera de las paredes: una muestra los desafió a migrar a otro soporte

De las paredes de Barracas a un museo en La Boca. Un puñado de referentes del street art aceptó el desafío de volcar sus trabajos en lienzos, cerámicas y tapices.

Pasaron de los murales de Barracas a las salas de un museo en La Boca. Son 7 referentes del street art convocados por la empresa Sullair para plasmar sus obras en las paredes del barrio y que ahora, bajo la guía del curador Lucas Marín, se animaron a trabajar en nuevos soportes. 'Umbral' es la exhibición que los reúne en el Museo Marco Foco.

“Pensamos obras que no necesariamente se parezcan entre sí, pero que se note que vienen de lo urbano”, explica Marín. “En el proceso fuimos descubriendo que hay determinadas instancias que vienen trabajando todos los artistas: territorios, que son el cuerpo o específicos, como la Argentina; territorios puestos en crisis, el cuerpo, la América”, apunta el curador.

Milu Correch, Sebastián Daels (Tatu), Florencia Durán (Fitz), Franco Fasoli, Martín Florio (Mart Aire), Julián Manzelli (Chu) y Paula Tikay desarrollaron durante un año, bajo la guía de Marín, obras en soportes que no son con los que usualmente trabajan. Algunos mantuvieron la bidimensionalidad pictórica, mientras otros viraron a la cerámica y al objeto.

A partir del impulso del mural, históricamente asociado a la denuncia (aunque en la actualidad el género se permite poner por encima la cuestión estética), los artistas llevan sus reivindicaciones y reflexiones político-sociales a otros registros.

Franco Fasoli (Jaz) presenta una serie de cerámicas y 'La Independencia Postergada', una obra que alude a un monumento previsto para los festejos del Centenario que se emplazaría en Plaza de Mayo y que nunca se realizó.

Por su parte, Sebastián Daels (Tatu), quien además de artista es guardaparque, llevó su muralismo interesado por la fauna autóctona a pinturas realizados con trazos gruesos y abundancia de escenas. “Sus planos de color y trazos conforman una trama de generosa exuberancia donde el límite entre lo pictórico y lo gráfico se confunden, como se camuflan los animales en la fronda”, sostiene Marín.


Milagros Correch (Milu), quien con menos de 30 años ya posee en su haber un mural reconocido como uno de los 7 mejores del mundo por el sitio Street Art Today, reúne en papeles de pequeño formato figuras femeninas mitológicas y antropomórficas, en las que se fusionan iconografía de América latina y personajes mitológicos. “Sus grupos de mujeres que están dispuestas a quemar la tradición. Con sus pasamontañas de guerrilla post punk se preparan para la lucha, en una complicidad que solo ellas comprenden. El fuego, que en épocas del medioevo quemaba a las llamadas brujas, es apropiado por algunas de estas jóvenes, en antorchas que incendiarán las antiguas leyes y alumbrarán un nuevo paradigma”, escribe el curador.

Florencia Durán (Fitz) forma parte del dúo Colectivo Licuado junto a Camilo Núñez y también desarrolla obra de forma individual. En 'Umbral' presenta lienzos de mediano tamaño en los que presenta el cuerpo femenino en tres rituales cotidianos de placer, autoconocimiento y conexión afectiva. “La intimidad mostrada aquí se torna un gesto de posicionamiento, una refundación del territorio del cuerpo”, dice Marín.

Martín Florio (Mart Aire) se caracteriza por obras predominantemente figurativas. Representa figuras humanas, casi esbozadas, en situaciones lúdicas y escenarios fantasiosos. La firma, en sus murales, se convirtió en un elemento importante. Comenzó a experimentar con su rúbrica, la cual comenzó a adquirir una gestualidad particular hasta virar a representaciones más abstractas y etéreas. La obra presentada en esta muestra es una versión de aquella firma convertida en un juego de formas suspendidas en el espacio.

Julián Manzelli (Chu) ha transitado varios soportes más allá del arte urbano, siempre con el sello de la abstracción geométrica. Para Marín, “sus objetos no tienen un referente determinado y se mantienen en una instancia intermedia entre el diseño, la escultura y el objeto, abriendo lecturas que van desde lo científico (por momentos la ciencia ficción) hasta el mundo de los juguetes”.

En tanto, Paula Tikay pinta murales que abordan temas vinculados a los pueblos originarios de América latina y a la mujer, intereses que surgieron en sus viajes y por su ascendencia mapuche. En la serie 'Mujeres de Agua', que incluye un tapiz y obra en papel de pequeño formato, incluye a figuras feministas de la región cuyas luchas van desde la defensa del territorio mapuche hasta la protección del espíritu del agua. Tienen en común que fueron perseguidas y hasta asesinadas por sus reivindicaciones. 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar