La política, la belleza y la angustia en una muestra de arte en la UCA

La política, la belleza y la angustia en una muestra de arte en la UCA

En el Pabellón de las Bellas Artes de la UCA se exhiben videos, fotos e instalaciones de la artista Zulema Maza, que parece inspirada en el vértigo que produce una realidad conflictiva. 

Su muestra resulta por momentos premonitoria. Hace dos años, Zulema Maza comenzó a trabajar en una serie de obras donde aborda la angustia de una contemporaneidad conflictiva. Un tiempo después pasaron a conformar “El presente esta solo”, la exhibición que por estos días se puede recorrer en el Pabellón de las Bellas Artes de la UCA y que parece realizada a la par de las últimas noticias del día.

El eje de la muestra según la artista, que acompañó a El Cronista durante una recorrida, es un video en blanco y negro. Una joven de corte garçon y vestido negro toca el violín de frente a la cámara mientras se intercalan fotografías de archivo de conflictos recientes. Movilizaciones sociales y sindicales, éxodos, pobreza se superponen a la figura de la muchacha que llegó de Francia a pasar una temporada en el taller de Maza y la artista decidió hacerla eje de su muestra. Por momentos aparece también un joven, pero la protagonista de la contradicción de sensaciones será la muchacha. “Ellos actúan entre la sorpresa y el no entender, pero sienten”, apunta.

Al video se le suman recreaciones de algunos de sus fragmentos. Por el pabellón se distribuyen fotografías, imágenes intervenidas, una instalación, grandes retratos de la joven alterados digitalmente en sus sombras y atmósferas; todo remite a ese primer video.

Maza tiene control total de la obra: ella dirige, fotografía y retoca con Photoshop. La joven pasa de ser inmortalizada con una expresión de calma mientras toca su violín y unos metros más adelante aparece en una serie de imágenes con la expresión de un grito. Es la angustia de la joven a la que la belleza ya no puede suspender porque es un ser político atravesado por las circunstancias sociales. En otras imágenes aparece fotografiada con un revólver y la artista deja en manos del espectador completar esa historia.

Cecilia Cavanagh, curadora y directora del espacio, escribe sobre la exhibición: “La artista cuestiona el clima hostil de la sociedad, la falta de consenso y de diálogo; un mundo con paradigmas modificados por nuevas tecnologías, en el que el hombre y la mujer deben defenderse a diario. A través de la susceptibilidad que transmite su obra propone una toma de conciencia respecto a que “El presente está solo”, y a través del humo que absorbe al muchacho, Zulema Maza nos plantea su desazón de hacia dónde vamos”.

Maza ha recibido la Beca Miró en Barcelona, el Primer Premio de Honor en la Trienal de El Cairo, el Primer Premio Municipal de Grabado Manuel Belgrano, el Gran Premio de Honor del Salón Nacional de Grabado y los Premios Konex en dos oportunidades,.

“El presente está solo” puede visitarse en el Pabellón de las Bellas Artes de la UCA, Alicia Moreau de Justo 1300, hasta el 6 de octubre.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar