MIÉRCOLES 29/01/2020
Verano en Bariloche: precios y propuestas para las vacaciones 2020

Verano en Bariloche: precios y propuestas para las vacaciones 2020

En verano, Bariloche tiene días más largos y temperaturas que llegan a los 30 grados. Hasta marzo, los lagos de la perla de la Patagonia toman el protagonismo. Qué hacer durante una temporada que promete ser mejor que la del año pasado.

Luego que una primavera que se hizo esperar, ya que la nieve se extendió hasta los últimos días de noviembre, el verano llega a San Carlos de Bariloche con una temporada que promete ser mejor que la anterior.

Desde el EMPROTUR (Ente Mixto de Promoción Turística) destacan la gran cantidad de turistas extranjeros que están llegando a la ciudad, alentados por la conveniencia del tipo de cambio y algunos beneficios impositivos, como la devolución del IVA en alojamientos si pagan con tarjeta de crédito.

Con sólo caminar por el Centro Cívico, los acentos se multiplican: se puede escuchar españoles, franceses, alemanes, colombianos, muchos brasileros y algunos mexicanos. Y por su puesto, mayoría de argentinos, ya que con la situación económica que atraviesa el país muchos eligieron los destinos nacionales para viajar.

Sumado a esto, la mayor conectividad aérea, con más cantidad de vuelos internos y directos hacia Brasil, y una renovada oferta hotelera, asociada a cadenas internacionales como Selina y New Hampton by Hilton, contribuyen a los niveles récord de ocupación. De hecho, ya se anticipan semanas de verano con un nivel de ocupación de 90% sobre 30.000 camas.

El verano en Bariloche

Ahora bien, ¿qué hacer durante el verano? Con días más largos y temperaturas que llegan a los 30 grados, los lagos de Bariloche toman el protagonismo de diciembre a marzo con excursiones lacustres, deportes náuticos –como kayac, paddle board y windsurf- e increíbles jornadas de sol en sus playas. A continuación, una serie de propuestas para disfrutar y aprovechar los días de calor...

Un paseo diferente por el Nahuel Huapi

El Brazo Tristeza es una de las caras menos conocidas del lago Nahuel Huapi. Por él sólo navegan embarcaciones particulares y el Kaiken Patagonia, un exclusivo catamarán con capacidad para sólo 15 personas.

Su dueño, el montañista Nicolás de la Cruz, decidió en 2011 ofrecer un paseo de cinco horas llamado “Exploración Brazo Tristeza” para que podamos sentirnos verdaderos exploradores de tierras vírgenes y fiordos glaciarios.

La excursión comienza 9:30 en el muelle de Puerto Bahía López, en el kilómetro 31 del Circuito Chico. Durante una hora de navegación se explora el Brazo Tristeza, en el sector suroeste del Nahuel Huapi, rodeado de abruptas montañas y numerosas cascadas.

Al llegar al final del brazo, se desciende a tierra para recorrer un sendero a través de un denso bosque, en el que alternan especies como el coihue, la caña y el arrayán. Tras una caminata guiada de 30 minutos, aparece la imponente Cascada del Arroyo Frey. La vuelta en el barco incluye un almuerzo con pastas y cerveza artesanal. Más info: reservas@brazotristeza.com. El precio de la excrusión ronda los $ 2000.

Las playas

Una playa no siempre es sinónimo de mar y arena. A veces puede venir en forma de rocas, con aguas de un intenso y cristalino color azul, y un clima seco y agradable.

El circuito para el verano arranca en Playa Bonita, en el kilómetro 8 de la Bustillo, que cuenta con toda la infraestructura necesaria para pasar el día. Un poco más adelante, en el kilómetro 12, se encuentra Bahía Serena: una playa con arena fina sobre una entrada del lago, con agua un poco más cálida que la anterior. Y ya en el kilómetro 29, la tranquila y paradisíaca Villa Tacul.

Verano en la Patagonia: 5 playas imperdibles de Bariloche

Casi 30º de temperatura, un cielo de intenso color azul sin nubes y un lago con agua tan calma y transparente que parece un espejo. Eso sí, fría. Muy fría, al menos para quienes no viven en la Patagonia y no están acostumbrados a sus aguas gélidas.

Un trekking con final foodie

La agencia Wilderness Patagonia ofrece desde 2015 varios paseos para descubrir todas las caras de Bariloche: desde la estepa hasta el bosque, pero en forma personalizada y con la sustentabilidad como eje. 

Una de las opciones de medio día -o día completo, según convenga- es el "Discover Bariloche + Trekking". Después de un pequeño paseo por el Circuito Chico de la ciudad, llega la hora de adentrarse en el bosque andino patagónico con un trekking de una hora aproximada de duración. 

Se trata de una caminata guiada, suave pero en subida, por un sendero conocido hasta llegar a un mirador oculto con una panorámica espectacular del Lago Nahuel Huapi. Para llegar a este punto secreto, nos desvían del sendero y en menos de cinco minutos nos guían a una mesa de lujo para degustar los mejores sabores patagónicos al aire libre.

Tras recargar energías, se inicia el descenso. El paseo puede terminar ahí o seguir con un almuerzo en una cervecería. Más información: info@wildernesspatagonia.com. El precio puede variar entre los u$s 70 y u$s 90.

La ruta cervecera

Por la calidad del agua y por el cultivo de lúpulos -ingrediente clave para la elaboración de esta bebida, junto a la malta y la levadura- en la zona de El Bolsón y el Alto Valle de Río Negro, Bariloche se convirtió en el polo patagónico de la cerveza artesanal argentina. 

Una buena forma de conocer las mejores cervecerías y el proceso de elaboración de esta bebida milenaria es a través de "Bariloche Beer Experience", que ofrece diferentes propuestas 

El tour, que dura unas 4 horas y media, empieza en la cervecería Wesley. Allí se pueden probar diferentes estilos recién elaborados y ver el detrás de escena de la fábrica para conocer cómo se elabora la cerveza. Sigue en la espectacular Cervecería Patagonia, en el kilómetro 24,7 de Circuito Chico, y termina en la Fábrica & Cervecería Gilbert, en el kilómetro 24.

Con un estilo totalmente diferente a las demás cervecerías de la ciudad (está construida sobre la entrada de un viejo establo de 1930), Gilbert es uno de los lugares favoritos de los cerveceros, los turistas y los locales. El tour termina allí con una degustación de cervezas y ahumados. El precio de la experiencia es de unos $ 3000.

Otra opción que ofrecen es una cena de tres pasos con maridaje de cervezas en la Cervecería Patagonia. Además, esto incluye una visita por la fábrica y una charla explicatoria sobre el mundo de la cerveza con tips útiles sobre los diferentes estilos y su elaboración a cargo de Agustín Stella, del equipo de Conocimiento Cervecero.

Bariloche estrena ruta de la cerveza artesanal con ingredientes patagónicos

Por la calidad del agua y por el cultivo de lúpulos -ingrediente clave para la elaboración de esta bebida- en la zona de El Bolsón y el Alto Valle de Río Negro, Bariloche se convirtió en el polo patagónico de la cerveza artesanal argentina .

Sabores patagónicos

La gastronomía es otro de las grandes atractivos de Bariloche, no importa la época del año que sea. Una de las novedades de la temporada las trae el Hotel Llao Llao: por un lado, abrió un sushi bar y cervecería en el Bar Lago Moreno y por el otro, una exclusiva cava con 120 etiquetas de la región.

Para este bar, Ariel Pérez, chef ejecutivo del resort, diseñó una carta con tapeos, sushi y platos calientes, íntegramente elaborada con ingredientes patagónicos. No faltan los rolls con trucha, ciervo y salmón fresco. Además, se puede probar la cerveza Llao Llao, lupulada pero con leve amargor, que la cervecería Weasley elaboró en forma exclusiva para el hotel. 

La cava, en tanto, se trata de un espacio privado donde los comensales pueden bajar a elegir un vino para acompañar la comida o reservar un lugar para sentarse a comer. Para este lugar Pérez pensó menú de 6 pasos, exclusivo para un máximo de ocho personas. A su vez, ofrecerá opciones de tapeo y una selección de platos de quesos regionales hecha por el chef y maestro quesero de Neuquén Mauricio Couly.

También se implementará un dispenser de vinos para beber por copa. Hay que probar la etiqueta Llao Llao, el Malbec 2015 que Bodega Norton ideó para el hotel.

Se puede comer en los restaurantes del hotel aún sin ser huésped. También para la tarde hay servicio de té. Conviene reservar antes. Más info: info@llaollao.com.ar.

Una escapada a El Bolsón

A 120 kilómetros de Bariloche, El Bolsón es una opción más para enamorarse de la Patagonia. Con una fuerte impronta artesanal, producto de muchas familias que se instalaron en el valle en la década del ’70, uno de sus principales atractivos es la feria que todos los martes, jueves y sábados se instala en la plaza Pagano de 10 a 18 horas. El viaje puede aprovecharse para conocer algunos de sus encantos o visitar otros puntos de la Comarca Andina.

A unos 18 kilómetros de allí, cerca de El Hoyo, se encuentra el laberinto más grande de Sudamérica. Ubicado en un predio de 5 hectáreas, rodeado de bosques nativos y una privilegiada vista de los cerros y la cordillera, Laberinto Patagonia es una experiencia divertida para disfrutar en familia o con amigos.

El Laberinto tiene 2500 metros de sendero para recorrer y el modo de encontrar la salida cambia a lo largo del día. En el medio hay 9 puertas que los dueños del lugar - Doris Romera y Claudio Levi- abren o cierran para modificar el recorrido y variar el nivel de dificultad. Para completar el paseo, tienen una casa de té donde ofrecen tortas, tartas, muffins, alfajores, sándwiches, jugos naturales, cervezas artesanales y mucho más.

Para quienes busquen hacer turismo rural, cerca de El Hoyo, a 25 kilómetros de El Bolsón se encuentra el complejo de cabañas Hacia el Sur. Entre sus opciones, ofrecen estadías, días de campo, retiros y hasta un programa de desintoxicación.

Este último, que se da junto a Lumina Espacio Holístico de El Bolsón, está destinado a experimentar en forma asistida y en un ambiente natural rodeado de montañas y valles, un proceso de purificación físico-emocional. Además de alojamiento, brinda jugos y sopas con verduras orgánicas frescas de la huerta, masajes, yoga, Tai Chi y mucho más. Más info: aluminehonik@elbolson.com

Los amantes del whisky, por su parte, no pueden perderse la visita a la fábrica La Alazana, en Lago Puelo, donde se destila el primer Single Malt Argentino

Al pie de los Andes patagónicos, Néstor y Lila Serenelli (ella es la primera mujer argentina en obtener un máster en Ciencia de la Elaboración y Destilación) crearon la fábrica en el año 2011 y en 2014 sacaron su primer whisky al mercado.

Elaboran partidas muy limitadas, que se venden sólo ahí (los precios arrancan en los $ 4700) y distribuyen el producto en algunos bares del país. En Buenos Aires, por ejemplo, se puede beber en las barras de Sede, Four Seasons, 878 y Verne. Para coordinar una visita se debe escribir por mail.

Por último, una visita a El Bolsón no está terminada sin pasar a probar los helados Jauja, que se elaboran bajo un estricto proceso artesanal con materias primas seleccionadas. Entre sus 300 sabores, si hay que elegir un gusto auténticamente patagónico: calafate con leche de oveja.

Roadtrip por el Circuito Chico: 4 paradas obligatorias en Bariloche

El Circuito Chico es un clásico de Bariloche. Ya sea la primera o la cuarta vez que se visite la ciudad rionegrina, se trata de un paseo de aproximadamente 60 kilómetros desde el centro que siempre vale la pena repetir pero sumando distintas actividades.

Datos útiles

Dónde dormir: a dos cuadras del Centro Cívico, el NH Bariloche Edelweiss es una excelente opción.  

Transporte: los colectivos se pueden pagar con SUBE. El costo del boleto único es de unos $ 30.

Combustible: es más barato que en Buenos Aires. El litro de nafta súper cuesta $ 45 (precios informados en la primera semana de diciembre), por lo que alquilar un auto resulta una alternativa conveniente. 

Precios: el ascenso al Cerro Campanario por aerosilla cuesta $ 450; una cena de alta gama ronda los $ 1800 por persona; en un restaurante céntrico, como La Fonda del Tío, una milanesa para compartir cuesta $ 500; una pinta de cerveza varía entre $ 120 y $ 140; una excursión por Circuito Chico $ 920 y a Puerto Blest $ 1900. 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping