Messi fuera de Barcelona: cuánto pierde Messi, Barcelona y el club

El tiempo juega a favor del Barcelona: por qué Messi pierde valor de mercado

Messi está cada vez más lejos del Barcelona. Sin embargo, el club podría ganar económicamente si vende al crack argentino, cuya tasación es más baja que la de Mbappé, cotizado en 180 millones de euros.

Perder a Lionel Messi no tiene por qué ser una catástrofe para el Barcelona. De hecho puede ser una oportunidad, dice Alex Webb, un especialista de la agencia de Bloomberg.

El club catalán es, en términos de ingresos, la entidad deportiva más rica del mundo, incluso más que los famosos Dallas Cowboys de la NFL.

Pero el salario anual reportado de Messi de 71 millones de euros (u$s 84 millones) tiene un efecto distorsionador en la estructura de costos del Barça, ya que les permite a otros jugadores de menor nivel pedir salarios comparables, elevando los costos generales.

 

 

En 2019, Barcelona declaró una ganancia neta que representa solo 0,5% de sus 837 millones de euros en ventas. La posible salida de Messi debería permitirle restablecer las expectativas salariales y asignar su capital de manera más eficiente.

Justamente, de acuerdo a Webb, la escasa ganancia se debe, en parte a que el club es propiedad de sus 142.000 socios, lo que significa que reinvierte todas las entradas.

Y a medida que aumentan sus ingresos, también lo hacen los salarios de los jugadores. El aumento de 44% en los ingresos entre 2017 y 2019 estuvo acompañado por un aumento proporcional en los sueldos de los futbolistas.

 

 

El salario total del Barça ahora supera los 485 millones de euros al año, el más alto de todos los equipos de fútbol del mundo, pero el desempeño en la cancha no siguió ese mismo ritmo. Cuando el Liverpool ganó la Champions el año pasado, su salario era de solo 276 millones de euros, y tenía cinco jugadores más en el equipo.

Dado que la "generosidad" del Barcelona no fue recompensada con trofeos ni premios en dinero, el club se fue acercando a una no rentabilidad. Y si no fuera por algunas ventas, podría haber incluso llegado a ella.

 

 

Siempre según el experto de Bloomberg, la estructura de propiedad del Barcelona hace que el flujo de caja sea más importante de lo que podría ser para los equipos con accionistas. Este modelo basado en los socios también significa que puede pedir prestado mucho menos que sus grandes rivales en el continente.

Si bien el jugador tiene una cláusula de rescisión de 700 millones de euros en su contrato, está tratando de invocar una disposición que le permitiría irse gratis. Parece poco probable que el Barcelona permita esto, pero el valor presente neto de una salida puede hacer que incluso un acuerdo de menor precio valga la pena. Los ahorros en su contrato valdrían mucho en el dinero de hoy.

 

Por qué Messi pierde valor

 

 

La realidad es que el valor de mercado de Messi es muy inferior a lo que exigen los azulgranas. Según la web especializada Transfermarkt, la tasación a sus 33 años es de 112 millones de euros, muy por debajo del que ahora mismo es el jugador con mayor valor de mercado, Mbappé, que a sus 21 años está valorado en 180 millones.

Por delante de él, además del citado Mbappé, están Sterling y Neymar, valorados ambos en 128 millones de euros, Mané, Salah, Kane y De Bruyne (120 millones cada uno) y Jadon Sancho (117).

Cristiano Ronaldo, de 35 años, que hace dos temporadas se marchó del Real Madrid a la Juventus por 100 millones de euros, es el segundo en el ránking de jugadores veteranos (más de 32) con una cotización de 60 millones de euros, siempre según Transfermarkt. Lewandowski, que tiene un año menos que Messi vale 56 millones.

 

Adiós a un ícono turístico

 

 

La conmoción en Barcelona por la salida de Messi se suma también a la crisis que viene sufriendo el sector turístico de la ciudad, ya que a la falta de viajes de trabajo, a la de extranjeros, y captando mucho menos nacionales que el resto de España, el astro argentino era también un icono para todos los visitantes.

Messi era el residente barcelonés más conocido en todo el mundo y su imagen se ha utilizado en el sector turístico para ampliar la proyección de Barcelona. Su rostro ha venido apareciendo durante años por multitud de rincones del municipio, y para un gran número de turistas era un atractivo más en su visita a Barcelona. Hasta la alcaldesa Ada Colau, poco amiga del turismo, ha implorado por que Messi rectifique y se quede. "Sería una mala noticia" dijo la funcionaria.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar