Lollapalooza no se rinde: todavía está activo y se venden entradas

A pesar de los cientos de cancelaciones de espectáculos y festivales alrededor del mundo, el principal festival internacional de la Argentina fue reprogramado para noviembre y aún sigue en pie

Lollapalooza no se rinde: todavía está activo y se venden entradas

Argentina es una de las paradas obligadas para cualquier grupo de música internacional que salga de gira. En los últimos años, la globalización de la música gracias a internet y las plataformas de difusión, generó mucho interés en cientos de bandas y artistas que en otros tiempos hubieran pasado desapercibidos, con lo que la realización de festivales se convirtió en la mejor forma de sacarle provecho para todos: productores, músicos, marcas y audiencia.

Sin embargo, el parate provocado por la pandemia de coronovirus llevó a cancelar, suspender o posponer miles de espectáculos en todo el planeta, con el consiguiente perjuicio que esto conlleva en términos económicos sobre todo.

Lollapalooza, el festival más heterogéneo y multitudinario al que se puede asistir en la Argentina, fue uno de los eventos que se pospuso. Se iba a llevar a cabo a fines de marzo y se reprogramó para fines de noviembre con la confirmación de sus headliners Guns N' Roses, Travis Scott y The Strokes para tocar en las nuevas fechas.

Según pudo averiguar El Cronista de fuentes muy cercanas a la producción (nadie quiere hablar oficialmente en el sector), el festival por ahora sigue en pie aquí, en Chile y en Brasil, algo que no es ningún misterio, ya que incluso todavía se están vendiendo entradas, que en el caso de un abono para los tres días de duración tienen un costo de unos $ 10.000 incluyendo service charge.

De hecho, todos los shows reagendados que produce DF Entertainment todavía están activos. Entre estos se encuentran Harry Styles para octubre (entradas agotadas), Kiss el 21 de noviembre y Metallica el 4 de diciembre. En tanto que The Driver Era y Maroon 5 sí fueron reprogramados para el año que viene. Mientras que sobre Billie Eilish no se sabe nada teniendo en cuenta que la estrella suspendió una gira mundial.

Incluso buena parte de los espectáculos internacionales de otras productoras fueron reprogramados para fines de este año, no fueron suspendidos ni pospuestos para 2021. Todo esto quizás esperando que la pandemia afloje para fin de año, aunque a esta altura parece difícil...

La no cancelación aún de estos espectáculos implica un mensaje esperanzador si se quiere teniendo en cuenta la crisis sanitaria por la que traviesa el mundo, y las noticias que vienen de otras parte del mundo.

Por ejemplo, Lollapalooza Chicago (el original) fue suspendido para el año que viene, y Coachella tampoco se realizará este año y anunciaron fechas para abril de 2021. Coachella estaba programado para mediados de abril. Y en marzo se había anunciado que el evento iba a tener lugar en octubre.

PANORAMA NEGATIVO

Por su parte, el promotor Marc Geiger, cofundador del Lollapalooza, organización a la cual ya no pertenece, reveló en una entrevista reciente que no cree que este tipo de eventos regrese al menos hasta 2022.

Geiger ofreció su "predicción" en el Bob Lefsetz Podcast. Cuando se le preguntó su opinión sobre cuándo pueden volver los eventos a gran escala, Geiger dijo que los eventos "súper propagadores" como los deportes y los festivales no podrán ocurrir hasta que la pandemia esté más controlada. "En mi humilde opinión, será en el 2022", dijo.

"Va a pasar mucho tiempo antes de que, lo que yo llamo, la economía germofóbica sea lentamente eliminada y reemplazada por la economía de la claustrofobia, que es cuando la gente quiere salir a cenar y tener sus vidas, ir a festivales y espectáculos. Es mi instinto, eso va a tomar un tiempo porque a los eventos super-extensivos como los deportes, espectáculos, y festivales, no va a irles muy bien cuando el virus está tan presente" expresó.

Geiger también explicó que "los próximos seis meses pueden ser más dolorosos que los últimos seis meses, y tal vez los próximos seis meses después de eso sean aún más dolorosos", y añadió que si tiene razón sobre el plazo, habrá "una gran cantidad de derramamiento de sangre, bancarrotas, y no será bueno para la mayoría de la industria". Las razones de Geiger no son solo el virus per se, sino más significativamente las aseguradoras de los eventos en vivo debido a las consecuencias potenciales que podrían ocurrir de llevar a cabo espectáculos mientras el virus todavía está presente.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar