Escapadas 2020 a Perú: cómo es el oasis del desierto de Huacachina

Escapadas 2020 a Perú: cómo es el oasis del desierto de Huacachina

Las aguas verdes de la laguna de Huacachina y las luces de la pequeña villa que la rodea irrumpen entre las altas dunas, creando un paisaje único en el continente.

Hay paisajes que difícilmente se olvidan, y Huacachina es uno de ellos. La postal de la laguna vista desde las alturas de las dunas del desierto peruano, al atardecer y rodeada de las luces que comienzan a encenderse en la villa, conmueve hasta los huesos.

Situado a sólo 5 kilómetros de la ciudad de Ica, este destino es el único oasis natural del continente que combina naturaleza, aventura y los sabores premiados de la cocina peruana.

Perú es un país que lo tiene todo: selva, montañas, volcanes, playas, sitios arqueológicos y una gastronomía que lo llevó a las primeras planas del mundo. Entre esta diversidad de atractivos, hay uno que silenciosamente se está imponiendo entre los viajeros de todo el mundo: el desierto costero del Pacífico.

Allí, entre las dunas de Ica, aparece inesperadamente la laguna de Huacachina, cuyas aguas color verde intenso son producto del afloramiento de corrientes subterráneas. Alrededor de este oasis, palmeras, eucaliptos y huarangos (un tipo de algarrobo) sobre los que descansan distintas especies de aves completan un paisaje natural único en el continente americano.

Por el poder curativo que se le atribuye a sus aguas -ricas en sustancias sulfurosas y salinas-, en la década de 1960 Huacachina se convirtió en uno de los balnearios más importantes del Perú.

Durante esos años se construyeron casonas, hoteles y el malecón que rodea la laguna, y también se asfaltó el camino que une esta villa con la ciudad de Ica. Si bien el paso del tiempo se percibe en sus edificaciones, el balneario todavía mantiene el encanto de sus mejores épocas y dos hoteles emblemáticos de su edad de oro: el Mossone y el Salvatierra.

Hoy, Huacachina ofrece mucho más que la posibilidad de bañarse en sus aguas mágicas. Uno de los principales atractivos de este oasis es la posibilidad de adentrarse en el desierto para realizar deportes como el sandbord y hacer paseos por las dunas en buggies que combinan adrenalina y vistas únicas de la laguna.

Si bien en la villa hay alojamientos de todo tipo (desde hoteles de lujo hasta hostel low cost), también es posible dormir entre las dunas, en campings –o mejor dicho glampings- como el Desert Nights Ecocamp, que cuenta con todas las comodidades y una gran piscina entre las arenas del desierto de Ica.

Cerca de Huacachina, más precisamente a 134 kilómetros, es posible conocer otro de los puntos turísticos más emblemáticos del Perú: las líneas de Nazca. La experiencia de sobrevolar los geoglifos más grandes e impactantes del mundo y conocer su historia es otro de los principales atractivos de la zona.

La otra cara del Perú

Por su riqueza cultural e histórica y su cercanía con el Valle Sagrado de los Incas y la ciudad de Aguas Calientes, principal punto de acceso a las ruinas de Machu Picchu, Cusco es uno de los destinos turísticos más importantes del Perú.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar