Copa Libertadores: obligan a los equipos argentinos a jugar el 17 de septiembre en desventaja

Así lo dio a conocer ayer la Conmebol al publicar el nuevo fixture de la fase de grupos. De esta forma, llegarán en gran desventaja en relación a la mayoría de sus rivales, que ya entrenan y juegan

Copa Libertadores: obligan a los equipos argentinos a jugar el 17 de septiembre en desventaja

La Conmebol confirmó que los cinco equipos argentinos clasificados para la Copa Libertadores deberán retomar la competencia, todos, el próximo jueves 17 de septiembre, tras la reanudación oficial del certamen el martes 15, suspendido obligatoriamente por las cuarentenas declaradas en los países por pandemia de coronavirus.

Así se desprende del calendario anunciado ayer para la reanudación del principal certamen regional, donde se tuvo en cuenta, al menos a medias, los reclamos de Boca, River, Racing, Defensa y Justicia y Tigre, en virtud de la diferencia deportiva que lograron aquellos equipos que ya comenzaron a entrenar y jugar en otros países latinoamericanos. Los argentinos habían pedido volver a las canchas al menos el 21 de septiembre para no dar mayor ventaja.

Otro punto a tener en cuenta en una competencia donde las localías son importantes radica en que habrá países donde se permitirá la afluencia de público, mientras que en Argentina no se permitiría, al menos, hasta 2021, según releva la agencia NA.

Lo cierto es que el primer equipo nacional en hacer rodar la pelota en la Copa será Racing, el único club argentino que ganó los dos partidos que jugó, y que enfrentará a las 17 hs a Nacional de Montevideo, el otro líder del Grupo F con puntaje ideal.

La "Academia" luego enfrentará a Alianza Lima en Perú (23/9), visitará al conjunto uruguayo (30/9) y cerrará la fase ante el elenco venezolano Estudiantes de Mérida en Avellaneda (21/10).

De su lado, River, con tres puntos en el parejo Grupo D que tiene a todos sus equipos igualados pero con el "Millonario" con mejor diferencia de gol, visitará al San Pablo el jueves 17 desde las 19 horas.

El equipo de Marcelo Gallardo, quien logró dos Libertadores en sus cinco años de gestión, irá a Perú una semana más adelante para su duelo ante Binacional (22/9) en la altura, y después cerrará como local de San Pablo (30/9) y Liga de Quito (20/10).

Para Defensa y Justicia, que perdió los dos partidos que jugó en el Grupo G, la vuelta a la competencia será contra Delfín de Ecuador como visitante, también a las 19.

El "Halcón", con Hernán Crespo como entrenador, recibirá luego a Olimpia de Paraguay (23/9), visitará a Delfín (1/10) y jugará contra el Santos en Brasil (20/10), para recuperar el camino.

En tanto, para Boca, que obtuvo un triunfo y un empate en el Grupo H, el regreso está pautado a las 21 como visitante de Libertad de Paraguay, con el entrenador Ramón Díaz en el banco de suplentes.

Los dirigidos por Miguel Angel Russo, campeones de la última Superliga, viajarán después a Colombia para chocar ante Independiente Medellín (24/9), y esperará en la "Bombonera" por los cruces con Libertad (29/9) y Caracas de Venezuela (22/10), en busca de la segunda fase de su principal objetivo deportivo.

Por último, Tigre, que también perdió sus dos presentaciones en la Libertadores -a donde llegó como campeón de la Copa de la Superliga pasada, pese a que había descendido-, se reencontrará contra Guaraní en Asunción del Paraguay, por el grupo B, a las 23.

Los dirigidos por Néstor "Pipo" Gorosito, que están a la espera de lo que ocurrirá con el torneo de Primera Nacional, serán locales después ante Bolivar (22/9) y frente a Guaraní (1/10), y cerrará en tierras brasileñas contra Palmeiras (21/10).

FINA EN MARACANÁ Y RÉCORD DE PREMIOS

Aunque todas sus ediciones son especiales, en esta ocasión se puede decir que se trata de un torneo histórico. Es que además del parate por la pandemia y batir su récord en premios, la final será a partido único en el mítico estadio de Maracaná.

La Conmebol anunció que destinará u$s 168,3 millones entre los clubes participantes en la Copa Libertadores, lo que significa un muy buen aumento para los participantes.

Así, el nuevo campeón se quedará con u$s 15 millones, aunque sumando los ingresos desde esta primera fase de grupos, la cifra alcanzará los u$s 22,5 millones. El único problema para los equipos será la falta de público con lo que dejarán de generar en este sentido un muy buen ingreso. Flamengo, tras su triunfo frente a River en Perú en 2019 sumó u$s 12 millones.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar