Carnaval: bares de Río de Janeiro harán 'olimpíada etílica'

Carnaval: bares de Río de Janeiro harán 'olimpíada etílica'

Habrá competencias de dardos, metegol, carrera de bandejas y pulseadas en los mejores botecos cariocas.

La ciudad de Río de Janeiro se prepara para celebrar el Carnaval, el acontecimiento más importante en el calendario carioca de eventos, con diversas actividades destinadas a convocar a locales y turistas de todo el mundo.

El Carnaval, que este año durará 50 días, contará en paralelo con los Jogos de Botequim: el primer evento de Brasil que reunirá rutinas típicas de los bares cariocas en un formato de competencia. Según explicaron, se trata de una versión de los Juegos Olímpicos con 10 categorías como dardos, metegol, carrera de bandejas y pulseadas.

Durante cinco semanas, la ciudad convocará a los 'atletas' para que participen de distintas 'disciplinas'. Entre ellas, deberán acertar maníes en la boca del compañero de juego, lanzar pelotas de ping pong a vasos llenos de cerveza, jugar al metegol, pulseadas y búsquedas del tesoro.

La celebración, que comenzó el sábado 11, se realiza en 10 botecos (bares y bodegones tradicionales donde se reúnen los cariocas, varios de ellos declarados Patrimonio Inmaterial de la Ciudad) y se extenderá hasta el 9 de febrero, siempre durante los fines de semana.

Las reglas están establecidas y los premios incluyen medallas, camisetas, vasos alegóricos y consumiciones de diversas bebidas espirituosas. La idea, explicaron, es poner en valor la cultura de los botecos de todos los barrios de la ciudad y el espíritu lúdico y festivo de Río de Janeiro.

Jogos de Botequim es una iniciativa del Ente Municipal de Turismo, Riotur, el sindicato que agrupa a los bares y restaurantes de la ciudad, SindRio, y una decena de patrocinadores privados. El costo para participar en cada evento varía entre 60 y 165 reales por persona, y sólo se pueden anotar mayores de 18 años.

Sambar hasta marzo

Las 'olimpiadas etílicas cariocas' tendrán un cierre a pura fiesta el 15 de febrero en el Galpón Gamboa, ubicado en la zona portuaria de la ciudad, donde habrá música para bailar y palpitar el clima carnavalero. Este año, por primera vez, las autoridades cariocas decidieron duplicar la duración oficial del Carnaval: mientras en 2019 fue de 23 días, en 2020 serán 50 jornadas de pura fiesta.

En tanto, el número de comparsas agendadas también creció: ya son 543 registradas, en comparación con las 498 de 2019. Los llamados megablocos -que convocan a decenas de miles de personas- concentrarán en el centro de la ciudad, ya que han sido desplazados de las zonas de playa como Copacabana e Ipanema, por pedido de los vecinos de esos barrios.

La celebración oficial comenzó el domingo 12 de enero con un espectáculo musical en la playa de Copacabana, y finalizará el 1° de marzo. El momento cúlmine de los festejos se llevará a cabo entre el 21 y el 25 de febrero, con los desfiles de las escolas en el Sambódromo y más de 500 comparsas diseminadas por toda la ciudad.

Con esto, la intención del gobierno carioca es inducir a los turistas a permanecer en la ciudad por más tiempo, aumentando de 1700 a 1900 millones el número de visitantes para la fecha. Así, explicó el gobierno municipal de Río de Janeiro, se aprovechará la estructura armada para la fiesta de Reveillón del 31 de diciembre, que también se celebra en las arenas de Copacabana.

Para este año, a raíz de la expansión de los carnavales en otras ciudades de Brasil como San Pablo, Belo Horizonte y Recife, Río de Janeiro ha puesto el foco en tener "el mejor carnaval" en lugar de "el más grande", que fue siempre su lema y que lo hizo famoso ante el mundo entero.

El gobierno de Río de Janeiro prevé una ocupación hotelera cercana al 100% y que genere ingresos por un monto superior a los u$s 900 millones. La inversión total (pública y privada, en conjunto), informaron, ronda los u$s 25 millones y el 16% de ella se destina al desfile de las escolas en el Sambódomo.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar