MIÉRCOLES 29/01/2020

Un alemán se consagró en la Bienal de Escultura que reunió a 450.000 personas

Tobel fue galardonado en Chaco con el Gran Premio de Honor por su obra en piedra "Sonido del Universo". Así, concluyó la edición 30 del evento y se preparan para que en 2020 ya sean reconocidos por UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Un alemán se consagró en la Bienal de Escultura que reunió a 450.000 personas

Con una concurrencia de 450.000 visitantes concluyó anoche la edición número 30 de la Bienal de Escultura de Chaco que consagró al escultor alemán Tobel con el Gran Premio de Honor por su obra en piedra “Sonido del Universo” y abrió el camino hacia 2020 cuando los organizadores esperan que el evento ya sea reconocido por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad

La consigna de este año fue “Identidad en movimiento” a partir de la cual siete escultores, ganadores de bienales pasadas convocados especialmente para conmemorar las tres décadas del certamen, debían realizar una obra en acero y piedra en una semana, a cielo abierto y ante el público con el que interactúan, comparten mates y conversaciones.

Minutos antes de las 19 comenzó el acto de entrega de premios en el playón del Parque 2 de Febrero de Resistencia. El buen clima de la última jornada de la bienal atrajo a miles de personas que durante el día recorrieron el predio donde cerca del mediodía ya se podían ver terminadas las esculturas. El polaco Piotr Twardoski fue el último en concluir su obra al filo del tiempo límite antes de que los jurados comenzaran a deliberar.

Participaron también del certamen Raúl Oscar “El Pájaro” Gómez (Argentina), conocido en el país por realizar la escultura ubicada en la intersección de la avenida Bunge y el mar en Pinamar; León Saavedra Geuer (Bolivia); Fernando Pinto (Colombia); Thierry Ferreira (Francia) y Qian Sihua (China).

Detrás del alemán Tobel el jurado premió al polaco Twardoski y al boliviano Saavedra Geuer. En tanto, el premio del público y el de los niños se lo quedó “Pájaro” Gómez.

Una bienal que mira a la UNESCO

La Bienal de Escultura de Chaco nació en 1988 como un concurso que se realizaba en la plaza central de Resistencia. Con cada edición se amplío la participación tanto de público como artistas. En el medio, los organizadores se conformaron como Fundación Urunday y le dieron forma de bienal, a realizarse cada dos años. En 2006 se trasladó al Parque 2 de Febrero y comenzó su expansión masiva.

En la actualidad, ocupa 10 de las casi 19 hectáreas del parque que desemboca en el paseo costero que mira al Río Negro que atraviesa la ciudad. La de este año, sostiene la prensa chaqueña, fue la más impresionante en tamaño y expansión. A la par, se organizaron congresos de arte, seminarios, exposiciones de artesanías y escultores, la Academia Nacional de Bellas Artes sesionó en esta ciudad y se organizó una programación de artes escénicas y musicales en diferentes escenarios.

De cara a 2020, los organizadores esperan poder contar con el pleno reconocimiento de la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Según se adelantó en la cena de cierre podría definirse en julio de 2019.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping