Quién fue la galerista que escondió sus obras para impulsar artistas en los '60

Quién fue la galerista que escondió sus obras para impulsar artistas en los '60

La galería Calvaresi exhibe un puñado de lienzos que realizó Germaine Derbecq, quien fue directora de la mítica galería Lirolay y esposa del escultor Pablo Curatella Manes

Germaine Derbecq (1989 - 1973), fue crítica y gestora de artes. En la década del '60 estuvo al frente de la mítica galería Lirolay y fue la responsable de potenciar a artistas de la nueva generación que luego se consagrarían en lugares como el Instituto Di Tella.

Estuvo casada con el escultor Pablo Curatella Manes. También fue artista, pero recién cuando falleció sus obras, pocas pero potentes, vieron la luz. Ahora, la galería Calvaresi recupera su legado y pone en el mismo plano sus óleos y su producción escrita, fundamental para la difusión del campo artístico local.

Jorge Curatella es hijo de la pareja. Tiene más de 80 años. Cuando falleció su madre encontró, casi de casualidad en un armario, las obras que ella había realizado en París y que había traído consigo cuando se instaló en la Argentina. Estaban en mal estado. “Tuve que resucitarlas”, explica arado en el medio del primer piso donde las paredes pintadas de azul para la ocasión sostienen los trabajos de su madre.

Las obras que resucitaron fueron hechas en mediano y pequeño formato. Una sola puede condensar gestos del expresionismo, la metafísica y el cubismo, explica el curador de la muestra, Federico Baeza. En un primer momento se mostrarán trabajos de las décadas de 1920 y 1930 y en un segundo momento las de 1940 y 1950, cuando Derbecq se vuelca a la abstracción y la geometría.

Las pinturas dejan entrever figuras y situaciones, pero le escapan a la figuración pura. La sensualidad de las líneas remite a torsos femeninos, pero podrían no serlo. La paleta cálida y los trazos en negro que delimitan figuras crean escenas que abarcan todo el lienzo, pero no terminan de precisarse.

Si bien la exhibición busca rescatar a la Derbecq artista, no intenta separarla de su función como difusora. “Dedicó su vida a los artistas argentinos más que a su obra”, explica su hijo.

A la par del puñado de obras se pueden leer, impresos sobre las paredes, parte de textos curatoriales y críticos donde adelantó el talento de artistas como Alberto Greco, Kenneth Kemble, Luis Felipe Noé, Silvia Torras, Olga López, entre otros. La muestra '14 pintores de la Nueva Generación' en Lirolay en 1960 les abrió el camino a estos artistas que representaron la modernidad en las artes visuales argentinas. La responsable y visionaria: Germaine Derbecq.

Además de dirigir Lirolay, llevó adelante una relevante carrera como crítica y difusora de las artes plásticas argentinas y su pasaje a la modernidad. Creó revistas especializadas en arte (Artinf) a partir de percibir que el país carecía de publicaciones de este tipo y, desde los textos curatoriales para la galería esbozó nuevas teorías estéticas locales como consecuencia de haber apostado por un puñado de artistas que luego pasarían a la historia.

'Germaine Derbecq. Frenéticamente decidida a ir hacia delante' puede visitarse en galería Calvaresi, Defensa 1136, hasta el 5 de mayo.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping