Mondongo: “Tres”, una muestra sobre los sueños y el miedo

Una marioneta gigante, una performance tenebrosa y dibujos hechos a seis manos componen la exhibición del colectivo de artistas junto al escritor Sergio Bizzio en la galería Barro. Curiosidad, miedo y fantasía en un mundo onírico e incierto. 

Foto: gentileza galería Barro

Foto: gentileza galería Barro

Tres son los espacios en los que se desarrolla la muestra. Tres, los artistas que trabajaron para la exhibición. Tres podrían ser los sentimientos que experimenta el visitante. “Tres” se llama la muestra que se exhibe en la galería Barro y que recoge el trabajo más reciente del dúo de artistas Mondongo, compuesto por Juliana Laffitte y Manuel Mendanha, junto con el escritor Sergio Bizzio.

Curiosidad, miedo y fantasía son adjetivos que describen la exhibición planteada, justamente, en tres espacios o “madrigueras”. Al ingresar a la galería se entra a un mundo construido con pocos elementos, pero lo suficientemente simbólicos: desechos, clavos, monedas, papeles, ramas, telas crean un ambiente onírico, incierto, a medio camino entre la fantasía y el mundo terrenal.

El primer espacio se construyó en torno a la figura de una mujer gigante realizada con desechos – el colectivo Mondongo se caracteriza por sus trabajos con materiales atípicos como los cuadros hechos solo con caramelos, hilos, plastilina- que se balancea de lado a lado en una hamaca también realizada con restos. Una luz verde titila en la cabeza de esa marioneta con pose desgarbada, que al mecerse se dirige a otras dos obras: un billete de dólar realizado con clavos y el esqueleto de un animal trabajado con monedas. La mujer hecha de restos se mece hacia el dinero tal cual y hacia el dinero representado.

 

[MUESTRAS] "Tres" - Mondongo @artemondongo Performance - sábados a las 18hs

Una publicación compartida de BARRO Arte Contemporáneo (@barro_cc) el

Al abandonar la penumbra de la primer sala se ingresa a un espacio intermedio iluminado. En paredes tapizadas con distintas telas en color rojo cuelgan una selección de los 200 dibujos que los Mondongo hicieron junto a Bizzio. Laffite explicó el método durante una recorrida con la prensa: “Todos los dibujos están tocados por los tres. Una mesa y una hoja cada uno, y esa hoja iba pasando”. La única restricción fue la paleta de colores: cálida con preminencia de los rojos y ocres. El trabajo completo se editó completo en un libro.

“Trabajar con el otro es que el otro te desafíe y elevar la apuesta, por eso apareció lo de quemar la hojas o incorporar hilos a los dibujos”, repone Mendanha al hablar de los trabajos que se cuelgan como un storyboard desordenado. Son escenas indefinidas, oníricas, fantásticas, eróticas, violentas y metafísicas de cuerpos tocándose, partes del cuerpo, vegetación y paisajes.

Foto: gentileza galería Barro

Cuadro en movimiento

Un techo de ramas secas abre el camino a la última de las “madrigueras”. Al fondo de la exhibición, un túnel dorado de paredes rugosas con ventanas circulares que no deja ver su final por la curva en la que desemboca. Un conejo blanco reposa a mitad del camino.  

Mendanha definió esta tercera sala como un “cuadro en movimiento”. Tenuemente comienza a sonar una música monótona y electrónica. Una mujer aparece en el túnel con sus ropas desgastadas, cabellos largos blancos y una careta que impide que nos conectemos con sus expresiones. ¿Es la misma que se balanceaba en la primer sala? Con movimientos lentos se pasea por el espacio, juega con el conejo, se recuesta hasta que percibe a los visitantes que observamos del otro lado a ese sujeto enjaulado. Se acercará, intentará entrar en contacto, pero una reja se lo impedirá. A esta altura los sentimientos se debaten entre el terror y la misericordia.

“Tres” de Mondongo y Sergio Bizzio se exhibe en galería Barro, Caboto 531, de martes a viernes de 12 a 18 y los sábados de 15 a 19 hasta el 14 de octubre. La performance desarrolla cada sábado a las 18.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping