Maratón de arte: empezó Art Basel Cities (y tenés sólo una semana para visitarla)

Ya se pueden recorrer las muestras de los 18 artistas nacionales e internacionales que forman parte del programa. Clase Ejecutiva recorrió algunas de ellas y te cuenta qué podrás ver hasta el 12 de septiembre.

Maratón de arte: empezó Art Basel Cities (y tenés sólo una semana para visitarla)

Con los silos de la antigua Junta Nacional de Granos intervenidos por la artista estadounidense Barbara Kruger de fondo, el jefe de Gabinete Horacio Rodríguez Larreta inauguró la edición de Art Basel Cities Buenos Aires que, durante una semana, montará exhibiciones de 18 artistas nacionales e internacionales, ofrecerá un ciclo de charlas profesionales y conectará una delegación de 100 personas del mundo del arte con los actores locales en cinco barrios porteños.

La iniciativa se desprende de la feria de arte más importante del mundo que tuvo su primera edición en Basilea, Suiza, en 1970, y a partir del éxito y la consagración se replicó en Miami y Hong Kong. Art Basel Cities se lanzó en 2016, pero recién este año tendrá su primera edición, nada menos que en Buenos Aires.

La marca se asoció con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para dar rienda suelta al proyecto que busca fortalecer el posicionamiento del arte argentino a escala global. Cuenta además con la colaboración de la Fundación arteBA y Meridiano, la entidad que reúne a las galerías de arte.

“La Semana Art Basel Cities acerca a los vecinos a un programa de arte contemporáneo nacional e internacional de excelencia en sintonía con una de las grandes características de Buenos Aires, que es la fuerte presencia de actividades en el espacio público”, destacó Rodríguez Larreta, escoltado por el ministro de Cultura porteño, Enrique Avogadro, y la curadora italiana Cecilia Alemani, quien se desempeña al frente de los programas de arte que se pueden ver en la High Line de Nueva York.

A Alemani se le encargó diseñar el proyecto artístico alrededor del cual girará la semana. 'Rayuela' -nombrado a partir de la novela de Julio Cortázar, donde se propone una lectura sin un orden lineal-, consta de distintas obras de arte de 18 artistas locales e internacionales presentadas en La Boca, Puerto Madero, Recoleta, Costanera Sur y Palermo. Se muestran en espacios de arte, tanto públicos como privados, pero que estarán abiertos durante una semana; pueden ser proyectos realizados especialmente para Art Basel Cities, intervenciones sobre otro patrimonio u obras de arte que se vieron alguna vez.

Obra de Barbara Kruger sobre los silos de Puerto Madero.

Clase Ejecutiva participó de un breve recorrido por tres de estos espacios: la excervecería Munich (Av. de los Italianos 851), actual Museo de la Historieta; el Museo dDe la Cárcova (Av. España 1701) y el Faena Art (Aimé Painé 1169).

En el primero se exhibe 'La remera de Gaby', de la mexicana Pía Camil. La obra, un cortinado que delimita un espacio en la planta baja de lugar, fue realizado con remeras de distintas marcas cuyos logos, en algunos casos visibles, son confeccionadas en Centroamérica para ser usadas en distintos eventos en los Estados Unidos; luego vuelven a México como descarte para ser vendidas en mercados de segunda mano. La artista, cuyos trabajos se anclan en el arte textil y la cerámica, explora la cuestión acerca de los bienes que circulan en las fronteras. Al convertir bienes descartados en una obra de arte, Camil reflexiona sobre la dirección que asume la colonización económica.

 

'La remera de Gaby' , de Pía Camil

En el exterior de la excevecería Munich cuelgan las telas de la argentina Vivian Suter. La artista, que vive hace más de 30 años en Guatemala, modificó su forma de trabajar luego de que un huracán afectase su taller y transformase sus obras. Cuando llegó la calma, el clima mejoró y las obras secaron, se maravilló con la transformación que el fenómeno había producido en sus trabajos. A partir de ese momento comenzó a otorgar un papel fundamental a la naturaleza y la manera cómo opera en sus obras. Sus telas, realizadas en el marco natural donde vive, se exhiben en las galerías del espacio donde el viento las hace ondear y la naturaleza las alcanza.

En el Museo De la Cárcova, las obras de Santiago de Paoli, Mariela Scafati y las experimentaciones en materia de cine de la pionera nacional en la materia Narcisa Hirsch intervienen el patrimonio del espacio, que conserva los calcos de esculturas con los que Ernesto de la Cárcova llenó ese lugar, que alguna vez fue una caballeriza, para que los estudiantes de arte pudiesen aprender de ellas.

'Niebla', de Mariela Scafati

En el espacio de arte que encabeza Alan Faena en Puerto Madero, se presenta una instalación compuesta por esculturas que al activarlas -en arte se conoce a esta acción como poner en uso la obra de arte- se convierten en instrumentos musicales. Se trata de 'Melodies of certain damage (Opus 2)', de la israelí Naama Tsabar, que trabaja a partir del ícono de la guitarra eléctrica y su destrucción como acto siempre asociado a los hombres. La artista adquiere guitarras, las destruye, deliberadamente no registra esa acción, y luego, une con cuerdas de piano o guitarra las piezas. Reflexiona así acerca de lo que deviene luego de una destrucción, de la sanación en todos los planos de la vida. Tsabar tocará las esculturas-instrumentos (las activará en forma de performance) durante el fin de semana (ver programación al final de la nota).

 

Se exhibirán, a lo largo de la ciudad, obras de Eduardo Basualdo, Gabriel Chaile, Alex Da Corte, David Horvitz, Leandro Katz, Barbara Kruger, Luciana Lamothe, Ad Minoliti, Eduardo Navarro, Alexandra Pirici, Mika Rottenberg y Stan VanDerBeek.

 

Uno de los platos fuertes del proyecto será 'Eternity', la obra que el polémico y popular artista italiano Maurizio Cattelan estuvo preparando durante los últimos meses. Se trata de un cementerio dedicado a los vivos en un espacio público, para el cual convocó a artistas locales. Será en Plaza Sicilia (Av. Del Libertador entre Sarmiento y República de la India).