La experiencia de ver ópera a la luz de las velas y en un templo

Lírica Lado B presenta 'Suor Angelica', de Giacomo Puccini en el templo escondido de Santa Felicitas. Una puesta en escena desafiante para el espectador y para una compañía de ópera off. 

La experiencia de ver ópera a la luz de las velas y en un templo

Representar una ópera que transcurre en un convento en un templo neogótico parece ser el escenario natural ideal. Pero la propuesta de la compañía Lírica Lado B va más allá: la puesta en escena se completa con una iluminación basada en velas, apenas acompañada por algunos reflectores, olor a incienso y la cercanía entre espectadores y cantantes que nos hace sentir que también somos parte de esa congregación de monjas italianas.

Bajo la dirección musical de Ezequiel Fautario y la dirección escénica de Ximena Belgrano Rawson Lírica Lado B estrenó el pasado viernes 'Suor Angelica' en el templo escondido del Museo Santa Felicitas en el barrio de Barracas.

“Suor Angelica” cuenta la historia de una monja encerrada por su familia en un convento de Siena, Italia, en el siglo XVII, luego de traer al mundo un hijo extramatrimonial. Angélica desea tener novedades de su familia noble y rica y, especialmente, del hijo que tuvo y que no llegó a conocer.

La obra, de 1918, pertenece al conocido Trittico de Giacomo Puccini que incluía las óperas "Il tabarro" y "Gianni Schicchi", cada una vinculada a una parte de la Divina Comedia de Dante Alighieri.

Daniela Tabernig le pone voz y cuerpo a suor Angelica en una representación sólida, sin altibajos, que reserva sus mayores dotes dramáticos para cuando la partitura así lo requiere. Alejandra Malvina es la tía Princesa quien le trae, con maldad, las malas noticias a la protagonista. Su irrupción en escena lleva al máximo lucimiento el diseño de vestuario de época de Alicia Gumá.

Al no montarse en un teatro al estilo italiana, el lugar destinado a la orquesta es detrás de los espectadores, mientras que los coros – el de adultos a cargo del Coro Regina Coeli y el de niños, de Lírica Lado B- se ubican por encima de los músicos, de cara al público. El efecto de pinzas que se crea sobre el auditorio –música por un lado, actuación y voces por el otro- convierte a la puesta en escena en íntima y desafiante para el espectador que lidia con ciertas incomodidades inevitables mientras queda cautivado por lo que sucede frente a él y en las naves laterales del templo.

Lírica Lado B demuestra con “Suor Angelica” que el circuito de ópera independiente puede estar a la altura de las grandes producciones, no solo en su veta musical, donde el talento sobra, sino en la posibilidad de ambicionar y conseguir con creces una puesta en escena diferente.

“Suor Angélica”, con producción de Luciana Bianchini, Natalia Beresky y Lucía Cloppet, se volverá a presentar el viernes 5 y domingo 7 de octubre en el Templo Escondido del Museo Santa Felicitas, Pinzón 1480. Las entradas se pueden conseguir en www.tickethoy.com o telefónicamente al 11-6115-8764 (de 15 a 19).

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping