En el Gobierno evalúan cobrar entrada por primera vez en el CCK

En el Gobierno evalúan cobrar entrada por primera vez en el CCK

Sería para la mega exhibición de Julio Le Parc, que se inaugurará a mitad de año. Podría funcionar en combo con una muestra del mismo artista que se llevará a cabo en el Museo de Bellas Artes en paralelo

La muestra de acuarelas del inglés William Turner que se puede ver hasta el 19 de febrero en el Museo Nacional de Bellas Artes marcó un precedente: el museo abandonó su tradición de gratuitidad y comenzó a cobrar una entrada para la exhibición temporaria, justificada en los altos costos que generó traer las obras desde la Tate Collection de Londres.

Ahora, el modelo de pago para visitar una exhibición temporal podría repetirse a mitad de año, cuando desembarque en el museo el referente del arte óptico argentino, Julio Le Parc, confirmaron los voceros del Ministerio de Cultura a Clase Ejecutiva.

El precio para recorrer la exhibición que hará foco en la producción de los primeros años del artista se definirá más cerca de la fecha de inauguración. En la actualidad, recorrer la muestra de Turner cuesta $100 con ingreso gratuito los martes.

Pero la mayor la novedad esta vez llegaría desde otra institución, el Centro Cultural Kirchner, que tendrá una muestra de Le Parc al mismo tiempo que el Bellas Artes y que, al igual que su hermano de la avenida Figueroa Alcorta, no descarta cobrar una entrada para visitarla.

La exhibición de trajes de novia de Jean Paul Gaultier que se pudo ver en 2018 en el CCK.

Fuentes cercanas al Titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, quien tiene bajo su órbita el CCK, confirmaron a Clase Ejecutiva que en los próximos días mantendrán reuniones con las autoridades del Bellas Artes para evaluar la implementación del cobro de una entrada que sirva para recorrer ambas muestras.

“Es una decisión en conjunto con el MNBA, que contemple la necesidad de ambas instituciones”, indicaron. La definición final llegaría la próxima semana.

La instalación de Manuel Ameztoy y Ernesto Arellano en el corazón del CCK.

Desde su apertura, en mayo de 2015, el CCK desarrolló una programación multidisciplinaria y gratuita basada en muestras de arte, talleres de arte para chicos, jornadas de danza, conferencias y conciertos de alto nivel, muchos sinfónicos, en la joya del lugar: La Ballena Azul.

El gigante que entre 1928 y 2003 albergó el Palacio de Correos y Telecomunicaciones preveía en su versión reinaugurada ser mucho más de lo que hoy ofrece. Las licitaciones para restaurantes y cafeterías previstas en su inicio para que funcionen dentro del lugar nunca encontraron oferentes, mientras que la magnífica cúpula quedó destinada a estudio de televisión y sus múltiples salones, a lo largo del 2018, fueron oficinas de la Unidad Técnica G20, el equipo destinado a la organización del evento.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar