Foto: gentileza Art News.
Foto: gentileza Art News.

El artista Maurizio Cattelan se roba Art Basel con una banana de u$s 120.000

El italiano es la sensación en la feria que acaba de inaugurar. Lejos de ser considerada una obra en clave de chiste, el artista trabajó un año para conseguir su cometido. 

Se lo conoce como una artista controversial, y lo volvió a conseguir. En la edición de Art Basel Miami que acaba de inaugurar el italiano Maurizio Cattelan presentó una obra que consiste en una banana pegada con cinta aisladora a la pared y por la que ya pagaron en la pre inauguración de la feria 120.000 dólares.

“Ya la vendimos”, sostenía Emmanuel Perrotin, al frente de la galería que lleva su nombre, entrevistado por el sitio Art Net. La obra, titulada ‘Comedian’, fue adquirida por una clienta francesa frecuente de Perrotin, pero que nunca había comprado una pieza del artista italiano.

El artista autorizó solo tres versiones de ‘Comedian’. Dos ya fueron adjudicadas y la tercera, por acuerdo del artista y el galerista, será solo vendida a un museo o entidad cultural. Ambos también acordaron que a esta última, dado el revuelo y la publicidad que cosechó la obra en las últimas horas, se venderá por u$s 150.000. Existe una cuarta versión,  una prueba de artista, que también esta a la venta.

Esto no es un chiste

En 2018 Cattelan estuvo en Buenos Aires como parte del proyecto Art Basel Cities. Montó en una plaza porteña la obra ‘Eternity’, un cementerio con lápidas realizadas por diferentes artistas locales dedicadas a personajes ficticios o reales vivos. Cuando se presentó la obra llamaba la atención que algunos personajes polémicos como figuras políticas de renombre que cosechan amores y odios no estuvieran entre los representados. La organización admitió a regañadientes que algunas propuestas habían sido descartadas por respeto.

Foto: gentileza Art News.

Aunque el italiano tiene fama de bromista en el mundo del arte, Perrotin rechazó rápidamente la idea de que la banana ‘Comedian’ sea un chiste. Cada aspecto del trabajo fue cuidadosamente pensado durante un año, desde la forma de la fruta, el ángulo en que se fijó con cinta adhesiva a la pared, y hasta su colocación en el stand de la galería, frontal y central, en una pared grande que podría exhibir fácilmente pintura mucho más grande, relató.

Los primeros bocetos indicaban que la banana debía ser confeccionado en bronce o resina, pero al  artista no lo convencían. “A donde fuese que viajaba, tenía esta banana en la pared. No podía descifrar cómo terminar la obra”, indicó Cattelan en diálogo con la periodista de Art Net en una conversación mantenida a través del celular del galerista. A medida que Art Basel se revolucionaba con su obra, Perrotin lo mantenía al tanto del minuto a minuto por mensajes de texto. “Al final, un día desperté y dije: ‘Se supone que la banana es una banana’”, recordó.

El artista no se refirió  al significado de la obra, pero admitió que se sintió parcialmente inspirado por la gran cantidad de pinturas que ha visto recientemente en las galerías. "No estoy en Miami, pero estoy seguro de que también está lleno de pinturas", dijo Cattelan. "¡Pensé que tal vez un plátano podría ser una buena contribución!", agregó.

Por qué una banana cuesta u$s 120.000

En su artículo la publicación Art Net desliza algunos aspectos de la obra que explicarían su precio. Por un lado, Cattelan es considerado uno de los artistas más interesantes y polémicos del arte contemporáneo. Es el responsable de obras donde se podía ver una estatua del papa Juan Pablo II aplastada por un meteorito o a un pequeño Adolf Hitler de rodillas rezando.

Por otra parte, sus piezas no suelen comercializarse en ferias de arte. En los últimos 15 años quienes han adquirido obras del artista lo han hecho en lo que se denomina mercado secundario. Una obra del italiano en una de las ferias de arte más importante del mundo fue una novedad entre coleccionistas siempre dispuestos a pagar cualquier precio por una pieza que ha recibido semejante publicidad.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar