El Moderno va por todo: estrena presupuesto, programación y campaña en RRSS

El Moderno va por todo: estrena presupuesto, programación y campaña en RRSS

La institución de San Telmo lanzó calendario de muestras para "un público que enfrentará un año electoral en un contexto económico desafiante”

La directora del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires dio inicio días atrás a un evento que espera se vuelva una tradición: la presentación de la programación 2019. Por primera vez, el museo encara el año con una hoja de ruta concreta y estrena presupuesto propio luego de que a fines de 2018 dejase de depender de la Dirección General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico porteño, aunque se mantiene bajo la órbita del ministerio de Cultura de la Ciudad.

En el auditorio de la institución su directora, Victoria Noorthoorn, trazó los ejes de trabajo de este año y agradeció “la gran fuerza que no hemos tenido antes” al referirse al apoyo político del ministro de Cultura porteño, Enrique Avogadro.

En septiembre de 2018 se publicó en el Boletín Oficial local la creación de la Unidad de Proyectos Especiales Museo Arte Moderno de Buenos Aires que, a grandes rasgos, le permite al museo independizarse de su madre administrativa directa, contar con su propio presupuesto y así simplificar burocracias.

El 85 por ciento de los fondos del Moderno provienen de las arcas públicas, mientras que el 15 restante de privados a través de privados. Estiman que en 2019 la porción reunida por aportes de espónsores y mecenas será de $ 12.000.000, mientras que el presupuesto que destinó Cultura y que ahora podrá ser manejado por completo por el museo es de $ 63.161.919.

El dinero público es difícil de ejecutar y nuestros colaboradores se ponen impacientes. Por lo tanto el apoyo del dinero privado para cumplir con los pagos es fundamental”, explicó Noorthoorn ante el auditorio.

Victoria Noorthoorn junto a Enrique Avogadro.

Año electoral

El conjunto de exhibiciones que ofrecerá este año el museo se centra principalmente en retrospectivas de artistas argentinos. A su vez, entre sus principales metas figura llegar a nuevos públicos, acercar el museo a aquellos que nunca se han aventurado a la experiencia estética, a través de eventos especiales y una agresiva campaña en medios digitales que incluye una nueva página web y constante presencia en redes sociales.

“Pensamos un público que enfrentará un año electoral en un contexto económico desafiante”, afirmó la directora antes de darle la palabra al equipo de curadores del museo, integrado por Javier Villa, Carla Barbero y Laura Hakel.

El año comenzará el próximo 7 de marzo con la inauguración de la primera retrospectiva de Max Gómez Canle, representante de la pintura contemporánea argentina que trabaja sobre paisajes clásicos ensamblados con estilos y técnicas diversas que van desde las geometrías de mitad del siglo XX hasta imágenes digitales.

El 6 de abril abrirá al público 'Metafísica pampeana. Una historia de la imaginación en la Argentina'. Será una exposición de 120 obras desde el siglo XIX hasta el presente donde se busca indagar en “cómo pensamos las raíces del imaginario argentino”, explica Villa.

Obra de Florencia Bothlingk que formará parte de "Metafísica pampeana".

Entre los emergentes, el Moderno presentará proyectos de Clara Esborraz en abril y de Andrés Aizicovich en septiembre.

En mayo será el turno de Flavia Da Rin, quien tendrá tras 20 años de carrera su primera retrospectiva. La artista trabaja a partir de la manipulación y el retoque digital de fotografías para crear escenas complejas y cargadas de expresividad.

Con curaduría de Jimena Ferreiro, en septiembre el Moderno homenajea al recientemente fallecido Alfredo Londaibere (1955-2017), quien trabajó diversas técnicas para revisitar géneros tradicionales. “Londaibere busca entender y desentender la década del 90. La hace estallar y la lleva a otros mundos imaginarios”, explicó Villa.

En noviembre habrá una muestra dedicada a Ad Minoliti, una artista que investiga en torno a la geometría y la abstracción y lo cruza con la historia del arte, la arquitectura  el feminismo queer. Utiliza herramientas que cruzan los bordes disciplinarios y pone en tensión concepciones binarias.

Por último, también en noviembre, se celebrará al Sergio De Loof, un artista polifacético que transita la moda, la fotografía, el estilismo y la escenografía entre otras manifestaciones artísticas. Sus trabajos se elaboran a partir de materiales desprestigiados en una estética que define como 'trash rococó'.

Noorthoorn adelantó que, tras su paso por el New Museum of New York este año, 'La Menesunda', la obra-instalación-experiencia que Marta Minujín y Rubén Santantonín crearon en 1965 y que la artista –Santantonín falleció en 1969- recreó en el Moderno en 2015 podría instalarse de forma permanente en el museo. Sería recién entre marzo y abril de 2020.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping