De Cris Miró a Borges: la muestra de fotos que Macri pidió exhibir en la Rosada

Con curaduría de Renata Schussheim, ‘Íconos Argentinos’ retoma el archivo del fotoreportero Gianni Mestichelli, plagado de famosos y políticos vernáculos

De Cris Miró a Borges: la muestra de fotos que Macri pidió exhibir en la Rosada

El rumor que corría entre funcionarios y autoridades del Museo Casa Rosada era que el mismo Mauricio Macri había pedido que las fotografías de Gianni Mestichelli (Italia, 1945) se exhibiesen allí, en el espacio que antiguamente ocupó la Aduana Taylor. ‘Íconos Argentinos’, retratos de personajes emblemáticos del país, abrió así el año de un museo que buscará repensar su oferta de muestras en 2019.

Ordenadas en forma laberíntica, las fotografías cuelgan de la cúpula del museo. Son las imágenes que tomó a lo largo de su carrera como fotoperiodista independiente –Mestichelli se inició en la fotografía en 1961– , lo que le permitió conservar todo su archivo. Además, fue responsable de tomar las fotografías para marquesinas teatrales y tapas de disco de figuras como Astor Piazzolla y Norma Aleandro.

‘Íconos Argentinos’ –que cuenta con curaduría de la artista plástica Renata Schussheim–, se mostró hace dos años en el Centro Cultural Recoleta y luego en la feria Buenos Aires Photo. A Casa Rosada llega con un nuevo diseño adaptado al espacio y se le agregó la posibilidad de acceder a más información sobre los protagonistas de las fotografías a partir de escanear un código QR que se encuentra junto a la imagen.

A medida que se avanza, asoman retratos de Cris Miró, Atahualpa Yupanqui, Juan Alberto Badía, Alejandro Urdapilleta, Alfredo Alcón, Ernesto Sábato, Jorge Luis Borges, Ringo Bonavena, Alberto Olmedo, entre otros. En el plano político están allí Alicia M. de Justo, Arturo Jauretche y Ricardo Balbín.

Todos los personajes posaron para la cámara de Mestichelli con mayor o menor solemnidad. De alguna forma, transmiten una parte de su arte o espíritu. Así, a Badía se lo ve sentado sobre un tablero de control de cámaras; a Bonavena con gesto desafiante y a María Elena Walsh al frente de un micrófono.

“La foto más posada, la de Luis Sandrini, era una fotografía periodística, sólo que se hizo el gracioso. No vas a encontrar una foto así de Sandrini ni en broma. La tomamos en su casa de Mar del Plata: estaba en short y se quiso hacer el gracioso. Está en pantuflas, delantal, el pucho y el sombrerito playero”, cuenta Mestichelli .

Agrega que “nada es premeditado, porque lo premeditado no sale bien. Si uno se premedita en general va a salir dura la foto, muy preparada. Cuando uno deja que las cosas sucedan salen lo mejor posible”.

Otras, demandaron mucha experiencia. “La de Borges es una foto que en la época que la hice el rollo que usaba tuve que forzarlo muchísimo porque la luz que tiene es una lamparita que había en la Biblioteca Nacional, donde él trabajaba, y era una luz mortecina, pero salió bien”, recuerda.

Por último, confiesa que hubo una imagen en particular que lo impactó. “La foto de Bonavena la tenía tirada adentro de un cajón. Un día vino un amigo y empezamos a revolver un cajón. Cuando la vi pensé: “¡Está vivo!”.

‘Íconos Argentinos’ puede visitarse en el Museo Casa Rosada (Paseo Colón 100) entre los meses de marzo y mayo, de miércoles a domingos y feriados de 10 a 18. Entrada libre y gratuita.