Cómo es la muestra de Houdini, el hombre que hizo de la magia un show

Fundación Telefónica exhibe "Houdini. Las leyes del asombro", una exhibición para conocer al mago más famoso de todos los tiempos, que aprovechó los adelantos tecnológicos de su época para convertirse en un fenómeno global.

Cómo es la muestra de Houdini, el hombre que hizo de la magia un show

"Houdini. Las leyes del Asombro" fue el nombre elegido por Fundación Telefónica para la exhibición dedicada Harry Houdini (Budapest 1874 - Detroit 1926), el mago más famoso de todos los tiempos, quien se destacó por su habilidad para aprovechar al máximo los adelantos tecnológicos de su época y convertirse en un  fenómeno global.

La muestra, curada por María Santoyo y Miguel A. Delgado, cuenta con un logrado montaje donde se narra vida y obra del mago a la par de los sucesos históricos, los avances tecnológicos y los descubrimientos de la época que serán fundamentales para su carrera.

Desde el Museo de la Ciudad se prestaron trucos de magia antiguos, como la máquina para fragmentar cuerpos, mientras que de la Colección Alex Nebur se exhiben elementos como mazos  de cartas, juegos de magia infantiles, varitas y galeras.

Houdini comenzó su carrera en ferias y años después fue el primero en transformar un espectáculo de magia en un espectáculo de masas. Fue un personaje moderno para su época: publicitaba sus espectáculos en París con una acción callejera, antecesora de los actuales flashmobs, y hasta aprovechó la fama de otro gran mago para hacerse conocido. ¿Cómo es esto? La gran carrera del mago Robert Houdin influyó para que el húngaro Erick Weise decidiera dejar atrás para siempre su nombre y se transformara en Harry Houdini, nombre que conoció el mundo entero a partir de sus hazañas.

De joven trabajó como cerrajero  lo que le permitió adquirir un conocimiento que fue luego llevado al extremo en sus trucos de escapes. También incurrió en el cine (actuaba en sus propias películas), la aviación, y hasta se tomaba el tiempo para cambiar constantemente sus trucos con el objetivo de que la competencia no los copiara.

La fuerza física fue un elemento importante para su carrera. Houdini fue contemporáneo a los primeros estudios sobre educación física que datan de 1910. Conocedor de su cuerpo, se autodislocaba para poder zafarse de las camisas de fuerza durante los espectáculos.  

En una época en la que aún se intentaba imponer la existencia de “poderes ocultos más allá de la razón”,  enfrentó ese paradigma y gritó que “la magia en realidad no existía, sino apenas trucos para engañar al ojo humano”.

Con el correr de los años introdujo a sus actos conceptos de la física, como la fuerza, la velocidad,  y la tensión. Fue precursor en el uso de las ilusiones ópticas para sus shows.  

“Houdini. Las Leyes del Asombro", a la que le antecedieron muestras dedicadas a Nikola Tesla y Julio Verne, es el cierre de la trilogía de exhibiciones con la que Fundación Telefónica abordó temas vinculados al nacimiento del nuevo mundo que representó el pasaje del siglo XIX al XX. 

Se puede visitar hasta el 2 de junio en Arenales 1540 con entrada libre y gratuita.