Foto: gentileza ARSOmnibus
Foto: gentileza ARSOmnibus

Blanco en Calvaresi: una muestra de sillas para ver tres veces

El artista Edgardo Giménez curó la exhibición que nos acerca al legado de diseño industrial de Blanco, fallecido en 2017.

A través del diseño de mobiliario, especialmente las sillas, Ricardo Blanco (1940 – 2017) creó cultura. Su legado contribuyó a profesionalizar el diseño argentino, a la apertura de carreras universitarias especializadas. Diseño argentino para los argentinos y para el mundo, porque una de sus piezas, la “Twist II”, forma parte de la colección del Museo de Artes Decorativas de París.  

Para comenzar a acercarse a su obra la galería Calvaresi inauguró “Dar en el Blanco. El mueble de asiento por Ricardo Blanco”, un repaso por sus diseños de sillas y sillones icónicos con la curaduría e impronta del artista Edgardo Giménez.

“Ricardo tenía una gran afinidad con respecto a la manera cómo me expresaba, por lo tanto él le pidió al galerista que la próxima muestra, él no sabía que iba a fallecer, la curara Edgardo Giménez. Su deseo post mortem fue cumplido y lo hice con todo gusto porque era alguien que apreciaba mucho”, explica Giménez a Clase Ejecutiva.

La exhibición se montó en el primer piso de la galería de San Telmo. Giménez planteó, para un espacio reducido, un montaje basado en tarimas y un espejo que recubre por completo una de las paredes el cual agrega amplitud a la sala.

Edgardo Giménez - Foto: gentileza ARSOmnibus

Las tarimas que exhiben las sillas tienen forma de estrellas, circulares, o serpentean; algunas terminan en punta sin respetar ninguna figura geométrica. Aquí es donde emerge la impronta de Giménez. Algunas de esas figuras o fragmentos de ellas se pueden rastrear en sus obras.

La idea de tarima vuelve a aparecer cuando el artista habla de Blanco. Lo admira y se enorgullece de que lo haya escogido como curador. “Era una persona de verdad, no era Ricardo Blanco en el pedestal. Cuando se bajaba del pedestal seguía siendo Ricardo Blanco. Eso es lo importante: cuando alguien no es una pose, sino que es”, afirma.

Las tres muestras

Giménez dividió la exhibición en tres momentos. Durante diciembre se pudo ver la primera puesta con 11 obras, en tanto que en enero y febrero se mostrarán nuevas piezas. El montaje presentará algunos cambios, pero la esencia se mantendrá.

“No me gustaba poner tanta cosa, sino que cada una se luciera con el espacio que hay para poder apreciarla”, explica. En total se verán poco más de 30 obras de Blanco.

Silla Twist II. Una de ellas forma parte del Museo de Artes Decorativas de París.

Las piezas que se muestra son en su mayoría son sillas, creadas a partir de las cientos de ideas que el diseñador materializó en su vida. No hay una similar a la otra. Transitan distintos estilos, viran entre las reminiscencias orgánicas, francesas y psicodélicas. Nadie que ingrese allí se irá sin la idea de que alguna de esas piezas podría lucir bien en su casa porque, justamente, los diseños de Blanco son para habitar.

“Dar en el Blanco. El mueble de asiento por Ricardo Blanco” puede visitarse en galería Calvaresi, Defensa 1136, hasta fines de febrero.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping