El negocio argentino "de elite" que ya mueve $ 300 M y 30.000 empleados: el mundo secreto del polo

Con la Argentina como meca a escala global, la temporada de polo atrae cada vez más sponsors. Los números detrás del deporte más exclusivo.

En el aire flota cierta excitación. La intensidad viaja en montaña rusa. El paso de la quietud al vértigo es asfixiante. La respiración entrecortada de los caballos se enlaza con los golpes secos de los tacos contra la bocha. El polo en su máxima expresión. Se disputa la final del Abierto de Tortugas, la primera de las joyas engarzadas en la Triple Corona, la principal competición de este deporte que conjuga la tradición con una pujante industria que crece año a año.

La Argentina es La Meca del polo. En esta tierra nacen los mejores jugadores, los caballos ideales para la práctica de este deporte y una legión de trabajadores que cumplen las distintas funciones que hacen a una actividad que cuenta con más de 30.000 empleados directos y 100.000 indirectos.

"Podemos decir que somos los mejores del mundo y eso también se da en todos los oficios que hacen al polo. Es una industria exportadora y de calidad mundial. La gente que hace botas de polo en la Argentina las hace para todo el mundo, la que hace cascos, la que hace tacos, todo lo que es la talabartería, los herreros, los veterinarios todo lo que es la clonación de caballos de polo... Argentina es el exportador absoluto de caballos de polo y mano de obra, gente superespecializada como son los petiseros, los veterinarios, los cuidadores, los patrones", explica Lucas Adur, CEO de la Asociación Argentina de Polo (AAP), entidad que agrupa a los distintos protagonistas de este deporte.

Los polistas más destacados son fáciles de identificar. Poseen una calificación reservada a unos pocos elegidos: 10 goles de hándicap. Se trata del máximo valor en la escala que define la calidad de los jugadores. Existen apenas ocho hombres en el mundo que tienen ese nivel y todos son argentinos: Adolfo Cambiaso (hijo), Juan Martín Nero, Gonzalo Pieres (hijo), Facundo Pieres, Pablo Mac Donough, Hilario Ulloa, Nicolás Pieres y David Stirling.

Ellos estuvieron presentes en el Abierto de Tortugas (se realizó del 5 al 16 de octubre) y sus agendas incluyen también las otras dos grandes citas: el Abierto de Hurlingham (del 19 de octubre al 6 de noviembre) y el Abierto de Palermo (del 10 de noviembre al 11 de diciembre).

Si bien son las máximas estrellas, comparten ese sitial con los caballos que montan -pertenecen a una raza única en el mundo- y los petiseros, los hombres que se encargan de la preparación de los equinos para que lleguen diez puntos a cada presentación.

Los petiseros son el nexo entre el caballo y su jinete. Es común verlos poniendo a punto los animales -que en su gran mayoría son yeguas- al costado de la cancha. Los dejan listos para que el jugador cambie de monta en un acto tan rápido que simula la reposición de neumáticos en la Fórmula 1.

Un petisero tiene un sueldo cercano a los $ 50.000, pero sus ingresos trepan a los US$ 3000 cuando deja el país para cumplir funciones en Estados Unidos e Inglaterra, los otros dos grandes centros internacionales del polo. "Hoy, quizás, si vos querés ir a trabajar a Inglaterra, no podés. Un petisero entra porque es una mano de obra muy requerida. Es un motivo de orgullo que un petisero pueda entrar en otro país para mostrar su arte", acota el CEO de la AAP.

No es sencillo determinar las ganancias de un polista. Los contratos son privados y la Asociación no interviene en el asunto. "Tenés jugadores de alto hándicap que viajan por el mundo y juegan torneos importantes y pueden hacer su vida atrás del polo. Y hay jugadores que son de mediano/bajo hándicap que quizás ganan algo, pero también tienen que complementar con otras actividades", indica Adur.

"Por la Triple Corona no les pagamos a los jugadores. Nosotros cuando le pusimos nombre a la campaña Coronados de gloria fue porque el jugador realmente juega por la gloria. Si bien no tenemos que desconocer que mostrarse en este tipo de torneos les garantiza el trabajo del resto del año en todo el mundo. Está toda la lírica hermosa de ganar la Triple Corona, pero también está la conveniencia que les puede permitir hacer un negocio en el resto del mundo. La Asociación de Polo no da premios en efectivo", aclara el CEO.

El salto de los ingresos

Desde 2016, los ingresos en concepto de sponsors ligados al Polo crecieron un 601 por ciento, según cifras de la AAP. De los $ 36,21 millones de ese año se pasó a los $ 253,90 millones de 2020. Motorola, Star+, Omint, Río Uruguay Seguros, La Nación, CentraLab y Turismo Felgueres son los auspiciantes del Abierto de Tortugas, mientras que WE ARE SPORTS es el agente comercial exclusivo.

En Hurlingham los aportes publicitarios llegan de la mano de Río Uruguay Seguros, Motorola, Acudir, Turismo Felgueres, CentraLab, La Nación, Palladium, Agrotoken, Star+ y WE ARE SPORTS.

Mientras que los auspiciantes en Palermo son HSBC, Volkswagen, Imperial, Star+, Navarro Correas, Johnnie Walker, Case IH, Motorola, La Nación, Omint, US Polo Assn, Río Uruguay Seguros, La Martina, Turismo Felgueres, CentraLab, Termas de Río Hondo y WE ARE SPORTS, más el apoyo de La Merced y La Taquera.

El balance del año pasado registra ingresos totales por $ 286.509.919. Casi la mitad de esa suma corresponde al rubro sponsoreo en los torneos de la Triple Corona.

Las arcas de la AAP se nutren además de las cuotas de afiliación que pagan los clubes, la tasa de hándicap que se les impone a los jugadores que desean participar en los torneos oficiales, unidades de negocio como el Campo Argentino de Polo, el streaming internacional a través de la plataforma AAP Live Streaming, todos los ingresos vinculados con la Triple Corona y la venta de entradas y gastronomía en los distintos certámenes.

"Somos una entidad sin fines de lucro y lo que hacemos es generar un ecosistema saludable. Como asociación de clubes lo primero que hacemos es representar los intereses de esos clubes", advierte Adur. "Tenemos 14 canchas de polo que mantener y eso es un gasto tremendo todos los años. La Asociación de Polo queda neta, no hay rentabilidad. Apuntamos al desarrollo del polo", agrega. El mantenimiento de una cancha de polo implica una erogación de entre US$ 20.000/30.000 anuales.

De ciencia ficción

Cada polista desembarca en la cancha con una caballada propia que utilizará en los partidos. Adolfo Cambiaso, el mejor jugador de todos los tiempos, se presentó en Tortugas con 23 animales, de los cuales cinco eran clones de Cuartetera, su yegua favorita.

Este proceso digno de una película de ciencia ficción se inició en 2006, cuando Cambiaso guardó células de Aiken Cura, un caballo que debió ser sacrificado y que tuvo herederos directos nacidos en un laboratorio.

Poco después, el líder de La Dolfina se dio cuenta de que el tiempo pasaba y no iba a volver a tener un ejemplar como Cuartetera, el mejor caballo que haya recorrido una cancha.

Duplicar uno de estos animales entraña una inversión de entre US$ 80.000 y US$ 120.000, cifra que va disminuyendo en función de la cantidad de copias que se vayan a crear a partir de las células del original.

Aunque esta técnica comenzó a practicarse en los Estados Unidos, actualmete existen en la Argentina varios laboratorios que se dedican a la clonación de caballos de polo.

Conseguir descendientes genéticamente idénticos a los caballos más aptos garantiza la continuidad de determinadas características, pero la sangre no lo es todo.

La preparación de un caballo para la alta competencia demanda un período de entrenamiento de 7-8 años. Ese proceso prepara al animal para frenar, correr y girar según las exigencias del polo de elite. Ese trabajo, sumado al hecho de que sea un hijo de probeta de un equino ilustre, allana el camino hacia la obtención de una monta de primer nivel.

Por supuesto son productos muy demandados en el exterior y su precio de venta es de unos US$ 800.000, el valor por el que se comercializa cualquier buen caballo de polo de exportación.

Ensanchar la base de la pirámide

La Argentina cuenta con casi 300 clubes de polo. Específicamente son 298 los que pagan su cuota de afiliación y ese número tuvo un marcado incremento desde 2016, cuando eran 100 menos.

Si bien se repara en el hecho de que apenas ocho jugadores tienen 10 goles de hándicap, está claro que se trata de una actividad con un gran número de actores secundarios. La cantidad de jugadores con hándicap pago en la AAP llega a 4000.

"Al polo me gusta imaginármelo como una pirámide. A veces lo que uno ve es la punta de la pirámide, que son los jugadores que juegan la Triple Corona, los de diez goles, los profesionales, pero la base de jugadores que hay distribuidos por todo el país es inmensa", comenta Adur.

Para contribuir al progreso de esos jugadores se creó la Ruta del polo, un plan para potenciar las ligas del interior y que hace que en febrero lleguen los clubes más destacados a Buenos Aires para disputar las finales en el Campo Argentino de Polo, la Catedral de este deporte.

Adur desembarcó en esta disciplina desde el mundo corporativo. Primero con Eduardo Novillo Astrada y luego con Delfín Uranga como presidentes de la AAP, es parte de una dirigencia que impulsa un drástico cambio en la concepción del polo.

"Nosotros creemos en un polo mucho más inclusivo, un polo en el que haya muchas más condiciones, que sea más fácil para arrancar. Aspiramos a empezar a conectar mucho con la importancia de generar empleo y de generar el día después del jugador, el día después del petisero y el día después del pibe que quizás no pueda estar tan relacionado con el deporte que se ve en la cancha. Y por otro lado conectar en todo lo que es la construcción de un ecosistema que deje de ser tan artesanal en algún punto, con toda la mística y la magia que eso tiene y, sin perderlas, empiece a profesionalizarse", remata. 

Tags relacionados

Comentarios

  • OSP

    Olga Silvia Pena

    Hace 6 días

    Stirling es uruguayo.

    0
    0
    Responder
  • SF

    Santiago Ferro

    Hace 7 días

    David Stirling es uruguayo.

    0
    0
    Responder
  • MN

    Michel Navarro

    Hace 7 días

    No se confien con este negocio auspicioso...estos Kretinos ya se las van a ingeniar para sacarle algún impuestillo mas !! Tengan en cuenta que tienen sólo reservas hasta marzo 2022

    0
    0
    Responder