Verano 2019: Mar del Plata será la nueva sede de la Feria Masticar itinerante

Verano 2019: Mar del Plata será la nueva sede de la Feria Masticar itinerante

La Feliz continúa siendo el destino turístico por excelencia de los argentinos. A principios de febrero celebrará su 145º aniversario. Ese mes, desembarcará la feria Masticar.

En su canción 'La bengala perdida', grabada en 1988 e inspirada en situaciones que recuerdan mucho a la actualidad, Luis Alberto Spinetta canta: "No hay una cuestión que no conduzca al mar/ tan solo allí, de noche puede uno descansar". Es precisamente ése el sentimiento de muchas de las personas que año tras año -quizá desde cuatro generaciones de su familia hacia atrás- eligen veranear en Mar del Plata, incluso en las mismas casas en las que disfrutaban sus vacaciones de niños junto a sus abuelos.

No hay una cuestión que no conduzca a esta ciudad. Hoy por hoy, a días de empezar la temporada 2019, sería impreciso y engañoso hablar de "un clásico que se renueva". La cabecera del partido de General Pueyrredón muestra este año mucho de clásico y poco de renovación. Así y todo, siempre está vigente, más que por sus propios esfuerzos por ofrecer algo distinto, por la insistencia con la que miles de familias y grupos de amigos la eligen por lo que es, por lo que siempre fue: un lugar al que volver. Una casa lejos de casa, eso es Mar del Plata.

Sin embargo, sin duda la gran novedad del verano que la Feria Masticar saldrá por primera vez de Buenos Aires y eligió Mar del Plata para su primera parada. El viernes 8, sábado 9 y domingo 10 de febrero de 2019 el predio de los Silos del Puerto local será escenario de una de las grandes citas de la gastronomía en Argentina, bajo el eslogan “Comer rico hace bien”, con el auspicio del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, a través de la Subsecretaría de Turismo, y el Ente Municipal de Turismo (Emtur).

Tal como sucedió en las primeras ocho ediciones de la Feria en el Mercado Dorrego de la Ciudad Buenos Aires, en la Masticar Mar y Sierra -tal su denominación- se espera la presencia de los más destacados chefs como Germán Martitegui, Donato de Santis, Narda Lepes, Maru Botana, Pablo Massey, Christophe Krywonis, Pamela Villar, Tomás Kalika, Iwao Komiyama, Osvaldo Gross, Juan Braceli, Lele Cristóbal y Ximena Sáenz, entre otros. O disfrutar de la cocina de La Cabrera, La Mar, Don Julio, Oviedo, Los Petersen, Crizia, Carne, Elena, Italpast, Basa, Compañía de Chocolates, Puratierra, Eat, Juan Pedro Rastellino, El pobre Luis, Café San Juan, I Latina, San Gennaro, Mil mares, Chan Chan, Austria y Alo’s. Una lista que, probablemente, sume a algunos de los más destacados chefs de Mar del Plata como Patricio Negro (Sarasanegro), Lisandro Ciarlotti (Lo de Tata), Hernán Domínguez (Brodo), Leonardo Jaciuk (NH Gran Hotel Provincial) o Hernán Viva (Pastas Don Francisco), como así también que algunos de los restaurantes de la ciudad cuenten con algún puesto de comida.

Levantándose imponente frente a la inmensidad verde azulada, el encanto de esta ciudad tan europea como argentina y tan popular como aristocrática es francamente innegable. La belleza de la costanera que recorre las playas Grande y Chica, Varese y la Bristol se disfruta tanto en auto como en bicicleta, en patines o en skate. Los días y noches de calor es el punto más visitado de la ciudad tanto por los turistas como por los locales. Es que, evidentemente, un paisaje así no aburre jamás a nadie. La gran novedad arquitectónica de esta zona es la nueva torre Maral Explanada, en Playa Chica, un complejo residencial de lujo que lleva la firma del arquitecto César Pelli. Con vistas increíbles hacia el mar, un diseño sustentable, y una arquitectura y paisajismo destacados, este nuevo edificio le cambió el semblante a la costa marplatense.

 

Las 10 cosas que tenés que hacer si vas a Mar del Plata

Verano tras verano, el principal balneario del país reaparece en escena: teatros, playas, gastronomía, muy buena infraestructura y una vitalidad que solo se ve en grandes capitales. Por eso, en este 2018 en el que espera recibir un interesante caudal de turistas, Mar del Plata exhibe todo su potencial.

Con respecto a las playas, las opciones más tranquilas, limpias y elegidas por los amantes de la naturaleza siguen estando al sur. Pasando el clásico Mirador Waikiki se concentran opciones para todos los perfiles de viajeros, tanto para quienes disfrutan de las costas amplias y silenciosas como para quienes prefieren los paradores del momento, con música y baile hasta bien entrada la noche. Entre todas las alternativas, Honu Beach continúa siendo un punto destacado tanto por sus pasillos anchos y su vista privilegiada como por su ambiente familiar marplatense, su gastronomía, su pileta de competición, su gimnasio con vista al mar y su centro de entrenamiento integral de surf a cargo de los prestigiosos deportistas Martín Passeri y Sofía Guatelli.

Cerca de allí, frente al faro, en esta temporada la cervecería Antares inaugurará un inmenso bar que se convertirá sin duda en el punto de encuentro más elegido para tomar algo después de la playa. Otra de las novedades de la zona es la renovación de Las Brusquitas, un balneario agreste situado a las puertas de Miramar al que vale la pena acercarse a disfrutar del sol, lejos de la ciudad.

Los sabores del océano

 

Históricamente, Mar del Plata también es famosa por sus restaurantes tradicionales, tanto por los pescados frescos como por las cocinas italianas y españolas que encontraron un lugar inmejorable en esta ciudad (con su agua deliciosa que mejora todas las preparaciones). Si bien los veraneantes tienen sus salones favoritos, como los frutos de mar que sirven en Rincón Basko y Viento en Popa, la pizzería Pedrito, la parrilla Perales o las pastas hechas a la vista de la Trattoria Napolitana Véspoli, hay algunos restaurantes que en los últimos años también marcaron la diferencia. El caso emblemático es el de Sarasanegro, el mejor restaurante de pescados del país comandado por Fernanda Sarasa y Patricio Negro. Cocina autoral, moderna pero respetuosa de las tradiciones, cocciones extremadamente cuidadas y productos locales de estación son las claves de este auténtico imperdible. Asimismo, en Lo de Tata, el chef Lisandro Ciarlotti recuperó el espíritu de la cantina y las recetas simples pero sumamente sabrosas, con el pez limón como caballito de batalla para ganarse un lugar importante en la gastronomía marplatense a solo siete años de su apertura. Otro de los restaurantes que da que hablar es L'Époque Bistro, en el hotel boutique de estilo francés Sainte Jeanne. La premisa aquí es realzar los productos locales de siempre incursionando con atrevidas combinaciones de sabores a través de técnicas de vanguardia; todo acompañado de una selección de vinos confeccionada por la joven sommelier Victoria Ortemberg. Entre las novedades, sin duda el máximo galardón se lo lleva el restaurante italiano Brodo, que ofrece sabrosa gastronomía mediterránea de gran nivel con una carta de vinos bien pensada y muy buen servicio.

Más allá del mar

 

Afortunadamente, Mar del Plata también cuenta con múltiples opciones de paseos para disfrutar los días nublados o simplemente tomarse un descanso de las playas. Además de las clásicas caminatas por el barrio Los Troncos y las calles comerciales Alem y Güemes, el Bosque Peralta Ramos es uno de los lugares más bellos de la ciudad, especialmente para ir a tomar el té en La Cabaña del Bosque y perderse entre sus caminos de árboles centenarios y plantas de moras. Otro de los paseos más elegidos para estar en contacto con la naturaleza es Sierra de los Padres, donde además de comprar plantas y productos frescos a excelentes precios es posible visitar la famosa casa de té L’Erbe, situada en el medio del campo.

Asimismo, más allá de sus clásicos teatros, Mar del Plata tiene otros encantos para quienes disfrutan del arte y el diseño. La Casa sobre el Arroyo o Casa del Puente de Amancio Williams continúa siendo la principal atracción para los estudiantes y aficionados a la arquitectura que se acercan día a día a conocer este museo a cielo abierto. También el Museo de Arte Contemporáneo de Mar del Plata (MAR) y sus muestras itinerantes son ineludibles en un recorrido cultural por la ciudad. Por último, el Club TRI -cuyo nombre hace alusión al importante evento de diseño gráfico Trimarchi- convoca a los más jóvenes con su propuesta de exposiciones artísticas, recitales y cursos de formación.